Parece que lo hemos aceptado por fin, cada vez son más y más los hombres de cierta edad que deciden dejar de luchar contra lo inevitable de su calvicie naciente y en lugar de ello deciden afeitarse la cabeza antes de comenzar a verse ridículos.

Cierto es que resulta mucho mejor comenzar a afeitarse la cabeza por iniciativa propia y asegurarse de hacerlo bien para tener un look agradable, que negar la realidad y esperar a quedarnos calvos con el tiempo, mientras mostramos una imagen desarreglada y hasta algo cómica cuando algunas partes de nuestro cuero cabelludo poco a poco se van quedando desnudas.

Tanto hombres como mujeres coinciden en que, cuando es bien manejado, los hombres con la cabeza afeitada parecen cobrar una imagen más ruda y varonil, especialmente si combinan su nueva cabeza rapada con algo de ejercicio y entrenamiento diario. Ya vemos que muchas nuevas estrellas de acción en el cine tienen este look tan llamativo y no se ve nada mal.

Así que si estás entre los 30 y los 40 años y comienzas a notar como el espesor de tu cabellera va mermando poco a poco, es probable que debas comenzar a considerar el tomar la yegua por las riendas y afeitarte la cabeza de una buena vez. Un consejo: tómate en serio la parte de ejercitarte.

Aquí te dejamos una breve guía con consejos muy útiles si estás pensando en afeitarte la cabeza por primera vez y te evites una buena cantidad de errores de novato.

Cómo afeitarse la cabeza

Un buen consejo sin duda es que, si nunca te has aventurado a afeitarte la cabeza por tu propia cuenta, es recomendable ir a tu barbero de confianza para que lo haga ya además te pueda dar un par de consejos para cuando te toque a ti hacerlo en casa.

Sin embargo, nosotros podemos hacer eso por ti ya que queremos darte algunos consejos que te van a resultar de mucha utilidad a la hora de afeitarse la cabeza, bien sea con máquina de afeitar o con hojilla.

Paso por paso para afeitarte la cabeza por primera vez:

Paso 1:

Lo primero que debes hacer es facilitar el trabajo que tendrá que realizar la maquinilla de afeitar y para eso puedes cortar tu cabello lo más corto posible. El cómo hacerlo dependerá de qué tan largo lo tengas en un principio.

Puedes comenzar usando unas tijeras para cortar o simplemente valerte de una buena máquina electrica para cortar pelo, es importante que lo cortes tanto como puedas, así que no tengas miedo de usar el peine numero “1”.

Para lograrlo, realice pases extendidos a lo largo de tu cuero cabelludo en dirección de la frente hacia la nuca. trata de pasar la máquina la menor cantidad de veces posible para evitar la irritación y enrojecimiento.

Paso 2:

Si quieres conseguir un afeitado suave y al ras, lo mejor que puedes hacer a continuación es ablandar y suavizar tu cuero cabelludo, de manera que la acción de la maquinilla de afeitar sea mucho más efectiva.

Para hacerlo te recomendamos tomar una buena ducha con agua caliente, esta va a ablandar tu piel y abrir tus poros (facilitando el afeitado posterior). Luego puedes hidratar la piel de la cabeza con alguna crema humectante, esto también ayuda mucho.

Paso 3:

Ha llegado el momento de aplicar el producto especial para afeitado, cualquier gel o espuma de afeitar convencional irá bien, siempre que sea un producto de buena calidad y preferiblemente esté mentolado, pues eso ayuda a dar un toque extra de frescura a tu piel.

Aplica la espuma de forma uniforme en todo el cuero cabelludo y espera unos minutos a que los poros de la piel se abran, así tendrás mejores resultados aún. Es importante que lo dejes actuar y no te lances de cabeza “literalmente” a afeitarte de una buena vez, ten algo de paciencia.

Paso 4:

Es hora de comenzar con la acción. toma la hojilla y debes comenzar a afeitar con mucha suavidad, es muy importante el asunto de la suavidad. es en este punto donde surge una duda muy común: ¿debo afeitarme la cabeza en dirección al crecimiento de los pelos o en contra?

La verdad es que ambas funcionan, incluso si te afeitas a contra pelo podrás obtener una mayor profundidad en el corte y dejar tu piel mucho más lisa después del afeitado, pero también es mucho más invasivo y es mucho más sencillo que resulte en cortes, irritación y picazón posterior.

Por eso la primera vez que te afeites la cabeza te recomendamos hacerlo en dirección al nacimiento del pelo.

De nuevo aplica el consejo de tener cuidado con cuántas veces pasas la afeitadora por cada zona de tu cabeza, por eso es tan importante que lo hagas de forma organizada y con cortes largos y precisos en cada zona. Trata de pasar la hojilla más de tres veces por cada zona, de lo contrario tu piel se va a irritar muchísimo y en un par de horas vas a estar sufriendo.

Paso 5:

Una vez que te aseguras de tener una afeitado al ras y toda tu cabeza completamente lisa y suave, entonces es hora de recuperar a recuperar a tu piel del agresivo proceso de afeitado.

Entra a la ducha y lava tu cabeza por un buen rato para desinflamar e hidratar tu piel recién expuesta, lo mejor es que lo hagas con agua fresca, casi fría, no lo hagas jamás con agua caliente porque esto va a potenciar el efecto de la irritación. Por último sal de la ducha y aplica un producto especial para después del afeitado, si tiene alcohol va a ser mucho mejor.

Seca tu cabeza con una toalla de manos limpia y suave. No la restriegues en tu cuerpo, seca dando pequeños golpecitos a la piel. Evita tomar sol inmediatamente después de afeitarte.