El cepillado de dientes para niños es un asunto que suele ser descuidado con facilidad porque muchas veces los niños no colaboran del todo en la rutina diaria de cepillado, lo que resulta en una limpieza pobre o insuficiente, que al corto plazo significa mal aliento pero más adelante puede acarrear la aparición de caries, infecciones bucales y otras enfermedades relacionadas con una mala higiene.

Es importante que los niños tengan una buena relación con su rutina de aseo personal, incluido el cepillado y es precisamente por es que los padres y especialistas continuamente buscan la forma de hacerlo más amigable y divertido para ellos: con productos innovadores, pastas de dientes con sabor a dulces e inclusive técnicas de cepillado que puedan pasar como un juego para niños.

Puede ser un trabajo titánico, pero el resultado de una buena salud bucal desde la infancia es palpable en la adultez, con una imagen personal mucho más agradable y una salud bucal que puede significar la diferencia en los años de vejez.

Lo que debes saber sobre el cepillado de dientes en niños

Al igual que los adultos, los pequeños de la casa deben cuidar la higiene de su boca, cepillado los dientes 2 o 3 veces al día durante un tiempo de al menos minuto y medio. La limpieza se debe hacer con especial cuidado después de haber consumido alimentos altos en azúcar y antes de ir a la cama.

A los niños debe hacérsele una rutina de cepillado dental desde que aparece su primer diente de leche, garantizando así una buena salud bucal de por vida. Más adelante, cuando tiene entre 3 o 4 años, ya podemos empezar a enseñarle a involucrarse personalmente en su propio cepillado de dientes, explicandole cómo se hace y mostrándole la técnica correcta de limpiar, siempre bajo la mirada atenta de un adulto para garantizar que lo haga de forma correcta.

La supervisión cercana se debe hacer hasta los 7 y 8 años de edad, inclusive más si se sospecha que el niño aún no domina a la perfección la técnica de cepillado de dientes. Recuerda que para que tu niño adopte el cepillado de dientes con cariño, debes convertirlo en una tarea divertida.

Tips para que tus niños se cepillen los dientes solos

  • Asegurate de comprarles el cepillo que más le guste, lo mejor es que tenga algún muñeco o personaje que le guste mucho.
  • Asegurate de que sea un cepillo de cerdas suaves, que no lo lastime
  • Lo mejor es modelar: cepillate los dientes con él, para que vea como debe hacerse correctamente. La rutina juntos afianzará el vínculo padre-hijo
  • Trata de desarrollar un juego que lo haga divertido. Una buena idea es hacer que trate de imitar todos tus movimientos con el cepillo para que tenga un cepillado completo. Otra buena técnica es inventar alguna canción o cuento que hable sobre cómo cepillarse los dientes.

Las mejores técnicas para el cepillado de dientes en niños

Según muchos expertos y profesionales del tema, la mejor técnica de cepillado para niños es la técnica de cepillado circular, porque incluye movimientos circulares simples y es perfecta para repasar cada pieza dental, despegando y despejando la placa dental acumulada.
¿Cómo se hace?

  • El cepillado debe hacerse con la mandíbula cerrada, juntando los dientes inferiores y superiores en la punta para crear una superficie plana que limpiar.
  • Se debe comenzar realizando movimientos circulares lentos y suaves sobre cada dos piezas dentales. Se recomiendan 20 pasadas circulares cada dos dientes.
  • LA limpieza se hace de forma ordenada, comenzando con un lado de la dentadura, pasando por el medio y luego terminando con el lado opuesto que se comenzó.
  • Una vez terminada toda la cara externa, se procede a cepillar de la misma manera sobre la cara interior de los dientes, con movimientos circulares en dientes y encías.
  • Luego se pasa la cara superior de las muelas, donde se acumulan muchos residuos de comidas y azúcar.
  • Por último, se debe limpiar con mucho cuidado la lengua del niño, con pasadas rectas de adelante hacia atrás.
  • Se puede completar la técnica de cepillado con buches de enjuague bucal especial para niños. Es importante no usar el mismo que los adultos porque este tiene un sabor mentolado muy fuerte que puede resultar desagradable para los niños.

¿Los niños deben usar cepillos eléctricos?

¡Claro que si! de hecho, en el mercado se pueden encontrar cientos de modelos increíbles de cepillos eléctricos para niños, diseñados especialmente para resultar más cómodos y eficaces en su bocas más pequeñas.

Igualmente, muchos fabricantes se han dedicado a incluir características que los hagan divertidos y vistosos, con el objetivo de llamar la atención de los niños e involucrarnos más en su propio proceso de higiene bucal.

Sin embargo, es muy importante tener cuidado con este punto en especial, ya que al ofrecerles un cepillo de dientes eléctrico desde niño, es posible que nos descuidemos un poco al no enseñarle la forma o técnica correcta de cepillar los dientes, esperando que el cepillo eléctrico haga magia.

Es igualmente importante hacer un acompañamiento constante a los niños, explicándoles una y otra vez con paciencia cómo se deben cepillar los dientes correctamente y también cuál es la forma correcta de cuidar y mantener un cepillo de dientes aseado y en buen estado.

Tips para elegir un cepillo de dientes eléctrico para niños

  • Elige un modelo que sea recargable, no un cepillo que use pilas desechables porque estos disminuyen la potencia cuando la batería se agota
  • Elige un cepillo con diseño divertido y llamativo para él.
  • Asegurate de que ofrezca cabezales con cerdas blandas y medias para cuando vaya creciendo.
  • Algunos cepillos para niños tienen una guía de cepillado y temporizador incorporado para que no descuiden la técnica adecuada de cepillado.