Este es un tema que ha generado bastante discusión, tanto en el campo de la medicina dental como para los usuarios en general. La masificación del uso de los cepillos de dientes eléctricos ha comenzado a desplazar en buena medida a los tradicionales cepillos manuales, pero ¿es mejor usar cepillo eléctrico o manual?

Esa misma pregunta se la han hecho miles de nuestros lectores, ante la duda de si es conveniente o no invertir dinero en un cepillo eléctrico. Lo mejor de todo es buscar la respuesta de manera objetiva, analizando las diferentes ventajas y desventajas que ofrece cada uno de ellos por separado.

En algún punto coinciden todos los especialistas: tanto cepillos manuales como cepillos eléctricos pueden ofrecer una limpieza dental completa siempre y cuando usemos la técnica adecuada de cepillado durante el tiempo mínimo requerido, sin embargo, esto no siempre ocurre; bien sea por descuido, falta de tiempo o de información, son muchas las personas que no se cepilla los dientes de forma adecuada.

En este aspecto, el cepillo eléctrico parece ofrecer alguna ventaja ya que el cabezal giratorio ayuda a lograr mejores resultados, aun cuando el cepillado no se haga de la mejor manera.

La diferencia entre un cepillo de dientes eléctrico o manual salta rápidamente a la vista: El cepillo eléctrico cuenta con un pequeño motor interno que hacer girar un cabezal motorizado, lo que ofrece una ayuda adicional para eliminar mayor cantidad de placa y suciedad de los dientes y las encías.

¿Qué es mejor, cepillo eléctrico o manual? es muy sencillo, veamos cada uno por separado

Ventajas del cepillo de dientes eléctrico

  • La rotación y vibración del cabezal ayudan a eliminar más placa dental y sarro en menor tiempo y sin hacer casi ningún esfuerzo
  • Gracias a que no requieren que se ejerza ninguna presión fuerte sobre la pieza dental, son menos agresivos para los dientes y ayudan a conservar intacto el esmalte dental.
  • Se ha demostrado que las personas que se cepillan con cepillos eléctricos, suelen dedicar al menos 30% más tiempo al cepillado que quienes usan cepillos manuales.
  • En el caso de los niños, usar un cepillo eléctrico con un diseño llamativo hace que la rutina del cepillado sea más interesante y divertida.
  • Comprar solo el recambio de cabezal puede significar un ahorro a largo plazo ya que son muy económicos.
  • El temporizador te indica con certeza cuando has logrado un cepillado de dientes completo
  • Según algunos estudios y encuestas, el cepillo eléctrico resulta más cómodo y eficaz para personas que usan ortodoncia.

Desventajas del cepillo eléctrico

  • Debes cuidar de tener la batería siempre cargada, si lo olvidas y el cepillo se descarga, no vas a poder usarlo. En estos casos se recomienda tener un cepillo manual de emergencia
  • Requieren de una buena inversión inicial que no resulta accesible para muchos
  • Si lo pierdes o se daña, tienes que volver a gastar mucho dinero en otro nuevo.
  • Debes tener cuidado de no mojar el mango con el motor.
  • Si viajas, debes llevar contigo un adaptador de corriente.

Ventajas del cepillo manual

  • Son muy económicos y con tan solo 1 o 2 Euros puedes comprarlos
  • Son fáciles de conseguir; en cualquier tienda, mercado o farmacia puedes conseguir distintos modelos
  • Si lo pierdes, solo vas a la tienda por uno nuevo
  • En casos de heridas bucales o enfermedades, un cepillo manual permite mayor control si se requiere de un cepillado especialmente cuidadoso.
  • No usan batería, por lo que no tendrás que estar pendiente de mantenerlo cargado.

Desventajas del cepillo manual

  • Si llega a contaminarse debes desecharlo y probablemente no tengas otro nuevo en casa en ese momento, mientras que en los cepillos eléctricos, la compra incluye varios cabezales de repuesto.
  • Se ha comprobado con diferentes estudios especializados que el cepillado manual es menos efectivo para remover la placa bacteriana y el sarro. Se necesita mayor tiempo y mejor dominio del cepillado para conseguir el mismo resultado que con un cepillo eléctrico
  • El proceso de cepillado puede tardar más.
  • Los niños se sienten menos atraídos o les da flojera cepillarse los dientes durante dos minutos con un cepillo aburrido

El veredicto final: cepillo eléctrico vs manual

Cierto es que esta es una discusión que se ha mantenido durante varios años y también que hay especialistas en el tema que defienden una u otra alternativa; no existe, hasta el momento un veredicto determinante que le otorga supremacía a una opción sobre otra.

Sin embargo, a medida que la tecnología sigue avanzando, los fabricantes de cepillos eléctricos los van mejorando, añadiendo prestaciones que los hacen cada vez más fáciles de usar, más efectivos y claro, más económicos.

Mientras en el pasado -hace 15 o 20 años- comprar un cepillo de dientes eléctrico era un gusto reservado para personas con una posición económica privilegiada, el desarrollo y la masificación de las ventas han logrado que los precios de estos artículos de higiene personas se desplomen hasta hacerse muy asequibles para prácticamente cualquiera.

Hay fuertes argumentos a favor y en contra, pero el solo hecho de ofrecer una limpieza dental más efectiva y profunda en menor tiempo es el más importante de todos ellos. Tal vez sea por eso que los cepillos eléctricos cada vez son más aceptados y recomendados por odontólogos en todo el mundo.

En este particular nos quedan pocas dudas: un estudio realizado en el año 2014 fue nos muestra que, después de tan solo 3 meses de uso, los usuarios de cepillos manuales mostraron una reducción de la placa dental en solo 11%, mientras que quienes se cepillaron con cepillos eléctricos la habían reducido hasta en 21%.

El cepillo eléctrico también fue el ganador en la contienda por la eliminación de bacterias como la gingivitis: mostrando un 11% de reducción de bacterias, frente a un 6% del cepillo manual

Definitivamente el cepillo de dientes eléctrico es el ganador de esta contienda, mostrando un mejor rendimiento en menos tiempo y con casi ningún esfuerzo.