¿Sabes cómo funcionan los hornos microondas?

Los hornos microondas se convirtieron en un elemento indispensable en cualquier cocina doméstica de todo el mundo después de estos últimos 20 años. Estos equipos son muy prácticos y versátiles, además de convertirse en una herramienta completamente segura de calentar y preparar todo tipo de alimentos sin tener absolutamente nada de conocimientos de cocina.

A pesar de que la patente y el primer equipo de horno a base de microondas salió al mercado durante el año 1946, no fue hasta finales de los años 80 que esta tecnología pudo ser desarrollada a un punto que la hiciera comercialmente amigable.

El primer horno microondas de 1946 era una monstruosidad de 1.60 metros de altura y pesaba cerca de 80 kg, por lo que nunca iba a poder ser comercializado como un artículo electrodoméstico. No fue hasta 1975 que la venta de hornos de microondas se masificó en Estados Unidos, Canadá y algunos países de Asia, en algunos lugares superando inclusive la venta de estufas a gas.

Antes de terminar la década de los 80, 1 de cada 4 hogares de los Estados Unidos tenían un horno microondas, es a pesar de que seguía siendo un artículo medianamente costoso, hoy en día, en cambio, se pueden conseguir por precios muy accesibles, inclusive los modelos de gama más alta.

¿Sabes exactamente qué es un horno microondas?

Un horno microondas o simplemente “microondas”, como se les conoce comúnmente, no es más que un pequeño horno eléctrico, con la diferencia de que estos emplean una serie de ondas electromagnéticas generadas en su interior para poder calentar o cocinar los alimentos en muy poco tiempo.

¿Cómo funciona un microondas?

Un microondas es un equipo de cocina que parece cocinar los alimentos casi como por arte de magia ¿verdad? es capaz de calentar al instante; calentar y cocinar alimentos muy rápido, sin necesidad de usar una estufa.

Los hornos microondas, o más bien, la tecnología de microondas funciona mediante la radiación electromagnética.

¿Qué son las microondas?

Los hornos de microondas están equipados en su interior con un magnetrón, que calienta un filamento altas temperaturas para emitir electrones, que luego son distribuidos en todo el interior de la cavidad. A este efecto se le conoce como microondas

Las vibraciones emitidas por el magnetrón excitan las partículas de agua presentes en los alimentos, obligandolas a vibrar con mucha rapidez y cocinando los alimentos desde el interior, sin una fuente de calor aparente.

Debido a que todos los alimentos deben contener algún porcentaje de partículas de agua, es posible cocinar y calentar cualquier tipo de comida usando un horno microondas: agua, pollo, carnes rojas, vegetales, arroz, pastas, huevos, etc.

En definitiva, la tecnología de los hornos microondas se aprovecha de la física. produce, manipula y distribuye pequeñas ondas electromagnéticas controladas y las utiliza para cocinar los alimentos al hacer vibrar las partículas de agua en su interior.

Partes de un microondas

Una vez que se comprende bien cómo funciona un horno microondas, todos los conceptos se hacen muy sencillos. De hecho la construcción interna de un microondas no es complicada: está compuesta de 3 piezas principales:

Magnetrón: Es una cavidad que calienta un filamento ubicado en el interior del microondas. Estos se encargan de generar y distribuir las ondas de electrones (o microondas) a través de toda la caja de resonancia magnética.

Caja de resonancia: es literalmente el espacio interior del microondas (donde metemos la comida). Esta caja se encarga de que generar una onda estacionaria para que las microondas rebotan una y otra vez contra las paredes y actúen más rápido. La caja está equipada con un plato giratorio para que la comida se cocine de forma pareja dentro del microondas.

Panel de control: Es una pieza electrónica, equipada con botones y mandos que nos permiten controlar las diferentes funciones del horno microondas (potencia, tiempo, tipo de alimentos, comenzar, parar, etc)

Ventajas de cocinar usando un microondas

Cocina mucho más rápido:

La tecnología de microondas permite cocinar los alimentos usando la fricción de las partículas de agua internas, es decir, las cocina desde adentro. Por este motivo, los microondas son capaces de cocinar casi todo tipo de alimentos en apenas una fracción del tiempo que lo que tardarías con un horno o una estufa.

Evita quemaduras:

Los hornos de microondas no requieren de una fuente de calor directa como ocurre con los hornos normales, por ese motivo eliminas por completo el riesgo de sufrir quemaduras mientras cocinas o calentar los alimentos.

Ensucia menos:

Cocinar en un microondas es mucho más limpio que una estufa. Solo debes ingresar un recipiente en el compartimiento, cerrar la puerta y configurar el tiempo y listo.

Ahorra dinero:

El microondas es una tecnología de alta eficiencia energética, lo que quiere decir que, para calentar cierta cantidad de alimentos, requiere una cantidad de energía eléctrica mucho menor que una estufa eléctrica. También es una buena alternativa si tienes estufas a gas y tienes problemas con el servicio o esté simplemente es muy caro.

Perfecto para niños:

Tener un microondas siempre en casa es una gran opción si quieres que tus hijos pequeños comiencen a preparar algunos alimentos sencillos pero sin el miedo de que se vayan a quemar o hacer un desastre.

Por ejemplo: un niño de 8 años puede hacer huevos revueltos sin problemas usando solamente una taza y el microondas; están listos en menos de un minuto y no se necesita ningún conocimiento de cocina.

Desventajas de un microondas:

  • No puedes cocinar por largos periodos de tiempo
  • No puedes introducir ningún material metálico dentro
  • La calidad de la cocción es inferior, por lo que algunos alimentos hechos a microondas tienen un gusto y texturas extrañas (muy común en las carnes)
  • El espacio interior suele ser bastante limitado si quieres cocinar porciones grandes.
Botón volver arriba
Cerrar