Cada vez son más las personas que deciden pasarse al uso de un cepillo de dientes eléctrico en lugar de un cepillo convencional porque está comprobado que, al usarlo adecuadamente, proporcionan una limpieza mucho más profunda y eficaz de nuestra cavidad bucal, además, a la larga pueden resultar en un ahorro ya que los cabezales intercambiables son más duraderos y económicos que un cepillo de dientes.

Sin embargo, si queremos sacar el mayor provecho de nuestra inversión hecha, debemos leer para aprender cómo usar un cepillo eléctrico adecuadamente y así obtener una mejor salud bucal.

En este artículo corto te dejamos un mini tutorial con útiles consejos sobre cómo cepillarse los dientes con un cepillo eléctrico. Adelante.

7 consejos imperdibles para aprender cómo lavarse los dientes con un cepillo eléctrico

Suficiente pasta dental

Utiliza una cantidad adecuada de pasta de dientes, que sea suficiente para cubrir completamente todas las piezas dentales pero sin exagerar. Es importante también usar un buen dentífrico, los más recomendables son los que incluyen un poco de fluoruro.

Riega la pasta dental en toda tu boca

Antes de accionar el encendido del cabezal, asegurate de haber esparcido la pasta de dientes abundantemente a lo largo de todas las piezas dentales, todas deben quedar bien cubiertas para que la limpieza tenga un buen efecto.

Dedica suficiente tiempo a cada pieza

Al cepillarte con un cepillo eléctrico, el aparato hará el trabajo por ti, así que no es necesario que hagas fuerza pero si debes dedicar un buen tiempo a cada diente para limpiarlo a fondo. Presiona el ligeramente el cabezal contra cada pieza y muevelo con suavidad mientras actúa durante al menos 5 o 6 segundos

Limpieza organizada

Haz 4 secciones imaginarias de tu boca (superior / inferior y derecha / izquierda) para que puedas llevar un mejor control mental de las zonas por los que ya has pasado el cabezal del cepillo, de esta manera no se te quedará ninguna pieza sin limpiar.

No olvides la cara interior

El cepillo eléctrico es mucho más efectivo que los convencionales para eliminar la suciedad de los lugares difíciles de alcanzar, como la parte interior de los dientes. dedícale a esta zona especial atención en tu rutina.

Elige el cabezal indicado

Cada modelo de cepillo eléctrico ofrece varios tipos de cabezales para adaptarse mejor a cada usuario. los hay de cabeza grande y pequeña, también puedes elegir la resistencia de las cerdas dependiendo de qué tan sensibles sean tus encías.

No hagas mucha presión

Al usar un cepillo eléctrico, la vibración hace el trabajo por tí, por lo que no es muy recomendable presionar. Excederse en la presión contra el diente puede causar daño a las encías o retirar exceso de esmalte dental. Algunos de los modelos de cepillos eléctricos más robustos incluyen un práctico sensor de presión.

¡No olvides!

Aún con un cepillo eléctrico, debes lavarte los dientes 3 veces al día durante al menos un minuto y medio.