¿Cómo usar un sacaleches?

Usar el sacaleches es muy importante y no se limita únicamente a tener una reserva de leche materna para las oportunidades en las que no estés disponible para darle el pecho directamente a tu bebé, bien sea porque ya te has reincorporado a las labores de la oficina o simplemente porque estás muy cansada y es el turno del papá de alimentar al pequeño, esto también es conveniente porque así ellos tienen la oportunidad de estrechar su vínculo afectivo de la misma forma que lo haces tú.

Para hacerlo correctamente, tienes que aprender cómo usar un sacaleche, especialmente si has decidido que vas a comprar un modelo manual y no uno eléctrico.

A continuación, te dejamos una lista de útiles consejos que te van a servir de mucho cuando comiences la cruzada de la lactancia materna, que no es nada fácil, pero si sigues nuestras recomendaciones, seguro que pronto le vas a tomar el hilo y podrás organizarte junto a tu familia.

¿No sabes cómo usar sacaleches eléctrico? aquí te contamos cómo
Bien sea que quieras aprender cuándo utilizar el sacaleches o cómo sacar la leche materna manualmente, este artículo está pensado especialmente para tí.

Ventajas de usar el sacaleches

  • Es un ayudante indispensable cuando te toca reincorporarse al trabajo pero no quieres interrumpir la lactancia materna
  • Si te da pena o temor dar pecho directamente en un sitio publico, puedes extraer la leche en casa y llevarla fresca contigo para alimentar a tu bebé con un biberón.
  • Es indispensable si tu bebé es prematuro o por alguna razón no logra agarrarse bien al pezón, sacar la leche y darsela de la botella es una solución
  • Al tener un sacaleches y tu buena reserva de leche materna en casa consigues más ayuda de tu pareja, tus padres o quien esté para apoyarte
  • Si produces mucha más leche de la que tu bebé toma, entonces vas a comenzar a sufrir fuertes dolores por la inflamación de los pechos, aprender cómo extraer la leche materna te aliviará el dolor.

¿Cómo usar un sacaleches manual?

La higiene es lo primero

Es importante que antes de empezar el proceso de extracción, bien sea usando un modelo manual o eléctrico, o de manipular la leche de cualquier forma te asegures de lavarte muy bien las manos, usando abundante jabón y gel antibacterial para evitar cualquier tipo de contaminación, recuerda que la leche materna es muy delicada y también lo es la salud de tu bebé.

Pendiente de extraer en el momento adecuado

Tu cuerpo no va a producir la misma leche a todas horas de todos los días. Tu cuerpo está programado para ajustarse a la rutina de alimentación de tu bebé, así que este entre más leche tome, más producirá tu cuerpo.

Por este motivo muchas madres coinciden en que el mejor momento para aprender cómo usar un sacaleches manual es justamente después de que tu bebé toma el pecho, pues aprovechas para hacer una extracción abundante.

Aunque la verdad es que no todos los cuerpos funcionan de la misma manera, así que un buen consejo es que hagas pruebas para la extracción manual de leche a diferentes horas (durante el día y durante la noche) para que puedas dar con el momento en que tu producción es más abundante.

Ponte cómoda

Al aprender cómo sacar leche con sacaleche manual vas a aprender una lección importante: la comodidad es vital porque para conseguir una buena extracción debes estar relajada.

Así que, antes de empezar lo mejor es que prepares todo lo que vas a necesitar durante al menos media hora; lleva contigo agua o alguna bebida, algo de comer, siéntate en un sillón o utiliza varias almohadas en la cama para medio sentarte, ten el teléfono a la mano por si surge algo y luego comienza.

Adoptar la posición adecuada es necesario para que tu cuerpo genere la cantidad necesaria de oxitocina, la hormona encargada de disparar el reflejo de eyectar la leche al estimular el seno.

La mejor posición es estar sentada, semi inclinada sobre un lugar cómodo, para ello usa un buen sofá con almohadas o cojines, asegurate que tus hombros y brazos tengan un lugar para apoyarse y que no se vayan a cansar por si la sesión se alarga.

Respira

Te mencionamos arriba lo importante que es estar relajada para conseguir una buena extracción de leche en cada sesión, bueno, eso es tan importante como aprender como sacarse la leche manualmente.

Tienes a tu disposición muchas alternativas para relajarte: lo primero es hacer la extracción en un sitio que te agrade, que este limpio, con buen aroma y temperatura agradable, esto facilitará mucho las cosas.

Puedes realizar ejercicios de respiración rítmica para ayudar a relajar tu cuerpo, puedes poner música tranquila; las pistas de música zen para la concentración son muy recomendables.

Algunas mamás van más allá y le piden a sus parejas que les hagan algún masaje en la espalda, el cuello o los pies mientras usan el sacaleche.

Amamanta

En el proceso de aprender como utilizar sacaleches, muchas mamás se dan cuenta que la extracción es más efectiva si aplican el sacaleches en un seno mientras con el otro le dan de mamar directamente al bebé. Esto ocurre porque el contacto y la calidez del bebé estimulan la carga hormonal que libera la leche materna.

Masaje mamario

Si sientes que te cuesta un poco conseguir una buena producción de leche en determinado momento, prueba elevar la temperatura de los senos un poco, para ello es útil un masaje mamario con la palma de las manos con movimientos suaves y repetitivos. Otra opción útil es que los calientes usando compresas tibias durante unos 15 minutos, luego prueba volver a extraer la leche.

Dolor…

El dolor al extraer leche no es normal, si sientes alguno debes consultar a tu médico de inmediato.

Botón volver arriba
Cerrar