Los tratamientos de depilación láser cada vez se hacen más y más populares en todo el mundo, no hay un centro estético que no ofrezca este servicio y, con el paso de los años, cada vez más hombres y mujeres deciden remover su vello corporal de forma definitiva.

Hay quienes no están a favor de este tratamiento pero, ¿de no ser tan eficaz y conveniente, tantas personas en el mundo se lo estarían haciendo? La depilación láser efectos secundarios ha sido un tema muy controvertido por la diferencia de opinión.

Por supuesto que no se trata de quitarse los vellos como por arte de magia, así que, como en el caso de cualquier tratamiento médico, la depilación láser tiene su pequeño margen de error y claro que muestra algunos efectos secundarios; después de todo estás aplicando rayos láser en la piel.

Para entender mejor lo que puedes sentir durante el tratamiento y los efectos secundarios que se pueden presentar una vez concluido, es necesario entender cómo funciona la depilación láser.

Los fotoemisores despiden un rayo luminoso muy intenso en altas frecuencias. Este rayo focalizado en una pequeña zona del cuerpo, penetra a través de la piel hasta el folículo piloso, siendo absorbido por la melanina presente en los vellos (cuanto más oscuros mejor); las quemaduras generadas debilitan el crecimiento del vello en la piel, es por eso que se necesitan varias sesiones para lograr resultados de forma permanente.

Depilación láser efectos secundarios

En general, la depilación láser es un tratamiento médico muy seguro y los efectos secundarios que puede presentar son menores y pasan a las pocas horas, siempre y cuando el procedimiento sea realizado por un profesional especialista bajo las condiciones ideales de ambiente y con equipos en buen estado, por eso es tan importante hacerlo en un centro estético profesional.

Después de exponer la piel a mini quemaduras para eliminar el vello, esta comienza a reaccionar y presenta algunos síntomas, todos son muy normales, no son peligrosos y desaparecen al poco tiempo, especialmente si sigues los consejos que te daremos más adelante.

Enrojecimiento e irritación

Esto es igual posiblemente con cada tratamiento depilatorio al que te sometas, inclusive con cera caliente o fría. Después de exponer la piel al trauma, el enrojecimiento de la piel y algo de escozor es algo muy normal y se presenta en la gran mayoría de los casos, no debes alarmarte si te ocurre.

Las zonas expuestas al láser se tornan de un color rosa y se irritan, puede que sientas una sensación de picazón e inclusive algo de dolor leve. Esto ocurre con más frecuencia luego del depilado en zonas de piel sensible como las axilas, que sufren constante roce.

Esto puede pasar hasta 48 horas después del tratamiento, que es el periodo de cicatrización normal. Si llegas a sufrir mucha irritación en la piel, puedes probar:

  • Evita exponerte demasiado al sol, especialmente en días de verano.
  • Utiliza una crema hidratante que te refresque, puedes ponerla antes en el refrigerador.
  • Evita el contacto con las zonas de piel irritadas
  • Utiliza ropa holgada y fresca

Aparición de costras

La aparición de costras no es ni cerca tan común como la simple irritación, pero también es un efecto secundario que se presenta en muchos casos, aproximadamente 1 de cada de pacientes sometidos a depilación láser de alta potencia pueden ver cómo se forman pequeñas costras en las zonas de piel tratadas con los fotoemisores.

Si bien la aparición de costras es desagradable y no son muy amigables estéticamente, no es para nada un motivo de preocupación. Las costras generalmente no son grandes y a veces ni se notan a la distancia. Con no arrancarlas y tener los cuidados mínimos necesarios, estás desaparecerán a los pocos días y no tienen por qué dejar ninguna marca permanente en la piel.

En caso de que sufras la aparición de costras puedes tomar los siguientes cuidados:

  • No te las vayas a arrancar con la uña para que no dejen marca
  • Evita usar ropa ajustada que roce con esa zona de la piel
  • Ve a la farmacia y busca una crema cicatrizante con antibiótico

Quemaduras depilación láser

Entre la depilación láser riesgos, las quemaduras están en primer lugar. Sin embargo, las quemaduras son extremadamente raras y se producen únicamente por un descuido o mala praxis del especialista que aplique el tratamiento, de allí la importancia de buscar un centro estético con experiencia.

Esto ocurre mayormente cuando se hacen disparos superpuestos con el láser, varias veces en la misma zona, saturando la resistencia de la piel a los rayos. El tratamiento por lo general es sencillo y la quemadura se trata como una insolación normal. Si te ocurre, lo mejor es consultar con tu doctor o dermatólogo.

Cambios en el color de piel

De nuevo producto de la falta de experiencia. Si el técnico usa una configuración errada en el láser, el uso excesivo de este puede comenzar a provocar pequeños cambios en la pigmentación de la piel de la zona tratada.

La buena noticia es que nuestro cuerpo reacciona y estos efectos no suelen ser permanentes. Si llegas a sufrir de este efecto, puedes quedarte tranquilo porque seguramente a los pocos meses tu piel volverá a su tono normal.

Depilación láser y embarazo

De las dudas que surgen en torno a depilación láser contraindicaciones, la del embarazo es la más común de todas. Muchas mujeres sufren la aparición de vellos indeseados en muchas partes de su cuerpo como producto del cóctel hormonal de la gestación y deciden que el depilado láser es una gran alternativa para salir de este problema, pero ¡cuidado!

La OMS desaconseja el sometimiento a cualquier tipo de tratamiento médico o cirugía que no sea indispensable durante los meses de embarazo, especialmente algunos tan invasivos como el depilado láser.

La mayoría de los expertos en el tema no recomiendan que las mujeres se sometan a este tratamiento por no poder determinar los efectos que tendrá en el feto la exposición a las ondas de luz. La depilación láser inclusive está contraindicada en los meses posteriores, mientras se continúe con la lactancia materna.