Mejores Máquinas de café 2020

Afrontémoslo: para muchos de nosotros, un buen café mañanero es fundamental para que el día sea un éxito. Y, aunque tomarlo en una buena cafetería es algo especial, también se puede obtener mucho placer disfrutando en casa nuestra bebida favorita, repleta de sabor. Tal vez tengas la sensación de que una máquina de café no es un dispositivo demasiado sofisticado. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, especialmente ni no te contentas con un simple café, sino que quieres un buen café. Solo los mejores modelos pueden acercarse a lo que recibirías de las manos de un camarero experimentado.

 
Imagen
Nombre
Calificación
Revisar precio

Antes de escribir este artículo hemos analizado más de 130 máquinas de café. Las hemos comparado basándonos en un amplio abanico de funciones: calidad de la bebida (con y sin leche), facilidad de uso, diseño y proceso de limpieza. Tuvimos en cuenta el consejo de expertos en café, los resultados de pruebas independientes y las reseñas de los usuarios. Si quieres aprender más acerca de los secretos de un gran café, te animamos a que eches un vistazo a nuestra guía que explica en mayor profundidad las diferencias entre los diversos métodos de preparación del café y las características esenciales de una máquina de café de calidad superior. Cuando ya sepas cómo elegir el mejor modelo, cómo ajustarlo a tu gusto y cómo mantenerlo, en pocos minutos tendrás a tu disposición el café perfecto sin moverte de casa. Y ese es un acontecimiento que te cambiará la vida.

1. Melitta Barista TS Smart – La mejor en las pruebas

Aunque en realidad nada puede igualar a un espresso preparado por un camarero experimentado en una máquina manual, esta Melitta se queda muy cerca. Sorprendentemente cerca. Esta máquina de café, totalmente automática del grano a la taza, presume de contar con 21 tipos diferentes de café preconfigurados, y opciones casi infinitas de personalización que se pueden guardar en hasta ocho perfiles de usuario diferentes. También presenta un diseño en negro y plata duradero y con gran estilo, que agrada a la vista tanto como sus resultados agradan al paladar.

La Melitta Barista TS Smart tiene dos depósitos de grano, cada uno de ellos con capacidad para 135 gramos. Esto significa que no habrá más discusiones sobre qué variedad de grano comprar, ya que puedes preparar dos espresso diferentes en unos minutos. Solo hay un molinillo cónico de acero inoxidable, pero cuenta con un diseño innovador: al finalizar cada ciclo de molienda, oirás un sonido agudo. La máquina cierra la reserva y se asegura de que no queden restos, por si el siguiente café proviene del otro compartimento. En la mayoría de las máquinas de café con tolva doble no queda más remedio que aguantarse con una bebida de sabores mezclados cada vez que quieres cambiar de grano. Por si dos compartimentos no fueran suficientes, también hay una ranura para añadir café molido, que puede resultar muy útil cuando tienes un invitado que, por ejemplo, solo beba descafeinado. Tan solo recuerda limpiar el compartimento extra al acabar, para evitar así que se forme un residuo de café que podría enmohecerse.

La Barista TS Smart ofrece 5 ajustes de molienda. El ajuste por defecto cuando compras la máquina es el más grueso. La mayoría de los expertos recomiendan ajustarlo en el extremo opuesto, especialmente si deseas acercarte lo máximo posible al sabor del espresso perfecto. La cantidad de líquido se puede regular desde 25 a 220 mililitros. Un verdadero espresso debería ser de unos 25 ml y, una vez ajustada al volumen mínimo, la Melitta elaboró unos espresso impresionantes en las pruebas. Aunque el resultado fue un poco más suave que un espresso elaborado con portafiltro, tenía un sabor agradable y rico que retuvo los aromas más delicados del grano y una fina crema. La bebida se preparó rápidamente, se sirvió a 63 ºC de temperatura y el molinillo de acero inoxidable funcionó de una forma sorprendentemente silenciosa y sin vibración.

El reto de espumar la leche también lo resolvió notablemente bien. La mayoría de las cafeteras automáticas tienen problemas a la hora de crear espuma, pero en esto la Melitta obtuvo un resultado excelente. La microespuma era delicada y cremosa, con un sabor agradable. Algunos expertos la encontraron tal vez demasiado firme en comparación con la leche espumada manualmente, pero en general los resultados fueron impresionantes. La Barista TS Smart sabe en qué orden se deben servir el café y la leche en las bebidas, así que los cappuccino y los latte salen como deben. También concedemos a la Melitta puntos extra porque el contenedor de leche se puede colocar a la derecha o a la izquierda de la máquina, lo cual proporciona mayor flexibilidad para optimizar el espacio de la cocina. La altura de la boquilla es ajustable hasta 14 centímetros: podrás colocar incluso los vasos y tazas más altos bajo la boquilla.

No tienes por qué ceñirte a las 21 recetas que proporciona Melitta. Te recomendamos que experimentes un poco y encuentres los ajustes perfectos para ti que podrás guardar en tu perfil, y la máquina los recordará incluso aunque la desenchufes. La configuración del molinillo debe modificarse manualmente, pero todo lo demás puede ajustarse deslizando las barras digitales del panel o a través de la app Melitta Connect. Puedes afinar cuánta cantidad deseas de café molido, agua y leche, la temperatura de la bebida, seleccionar el compartimento de grano, cuánta cantidad de café espresso deseas, en qué orden deberían verterse los ingredientes, etc. Los paneles y barras deslizadoras táctiles de la máquina a veces no responden bien, y lograr mediante su uso que todos los ajustes de la configuración sean los correctos puede ser ligeramente engorroso. Así que es mejor decantarse por la app. Es la mejor solución digital actual para máquinas de café, y se pueden personalizar todas las bebidas con asombrosa facilidad. Melitta Connect es compatible con iOS y Android, pero usa Bluetooth para conectarse, así que no podrás pedir las bebidas desde el dormitorio.

La limpieza es lo más simple que puede conseguirse en una máquina de café que lo hace todo del grano a la taza. La Barista TS Smart enjuaga el sistema automáticamente, limpia con vapor la unidad de la leche y avisa al usuario cuando es necesario descalcificar, vaciar la bandeja de goteo o llenar el depósito de agua. Además, guía al usuario con instrucciones sobre cómo realizar estas tareas. La unidad de preparación de café es desmontable y se puede lavar bajo el grifo. La máquina no te recuerda que la limpies. Sin embargo, para evitar que queden restos de café que podrían enmohecerse y estropear la bebida, recomendamos limpiar la unidad de preparación al menos una vez a la semana. Algunos usuarios encuentran complicado vaciar la larga y poco profunda bandeja de goteo, pero, con un poco de práctica, se puede dominar perfectamente su desmontaje.

En general, resulta difícil encontrar inconvenientes a la Barista TS Smart. Es cara, por supuesto. Sin embargo, teniendo en cuenta la calidad de sus bebidas, la facilidad y el nivel de personalización que ofrece, el mantenimiento sin complicaciones y la amigable app, el precio está más que justificado. Las buenas cafeteras automáticas no son baratas y hay multitud de modelos que cuestan más y ofrecen menos. El inconveniente más importante es el tamaño de la Barista: es esbelta, pero tiene un fondo de casi 47 cm. Encajarla en cocinas no muy grandes puede suponer un reto. Aun así, si tienes el espacio y el dinero, la Melitta Barista TS Smart impresionará gratamente a tu familia e invitados con bebidas que rozan la perfección, y no te agobiará demasiado con tediosas tareas de limpieza.

Pros

  • Gran calidad de café espresso y espumado de la leche
  • Dos compartimentos para granos
  • Amplia selección de recetas
  • App excelente para personalización de bebidas
  • Silenciosa
  • Fácil de limpiar

Contras

  • Cara
  • Grande
  • Algunos usuarios se quejan de problemas de conectividad con la app

Especificaciones

  • Molinillo (tipo/material): Cónico/acero inoxidable
  • Capacidad del depósito de granos: 2 x 135 g
  • Sistema de espumado de la leche: Depósito externo
  • Capacidad del depósito de agua: 1,8 l
  • Filtro de agua: Sí
  • Presión máx. de bombeo: 15 bares
  • Tolva para café molido: Sí
  • Dos bebidas simultáneas: Sí
  • Dimensiones: 46,7 x 25,9 x 37,2 cm
  • Peso: 10,4 kg

REVISAR PRECIO EN AMAZON.ES

2. Siemens EQ.9+ connect s500 – La mejor totalmente automática

Dado que imitar el espresso perfecto tanto como sea posible es el factor principal para evaluar las cafeteras totalmente automáticas, hemos de admitir que la Siemens de la serie EQ.9 cuenta con una ligera ventaja sobe la Melitta Barista en este aspecto. La EQ.9 está equipada con un molinillo de muela de disco cerámico que permite una molienda más fina y precisa, y puede extraer más matices de sabor de los granos de café. Además, el molinillo de esta Siemens es el más silencioso de todos los disponibles actualmente. Si quieres prepararte un café en medio de la noche sin despertar a nadie, esta es tu máquina.

La Siemens EQ.9 está diseñada para mantener cuidadosamente la temperatura de preparación durante todo el proceso, algo crucial para la calidad del espresso. El café se sirve a la temperatura óptima de 64 ºC. El volumen por defecto de cada espresso es un poco grande (40 ml) pero puedes ajustarlo a un valor que esté entre 20 y 250 ml. Se trata de un intervalo de ajuste excelente, válido para todas las variaciones de bebidas de café. El modelo Connect s500 viene con 15 recetas que se pueden personalizar, y guarda hasta 10 perfiles de usuario. Esto convierte a la EQ.9 en una máquina de café excelente para la oficina.

En cuanto a la calidad de las bebidas, la EQ.9 pasó todas las pruebas de forma brillante. Después de ajustar la intensidad del café al valor más alto, la molienda a su grosor más fino y seleccionar 25 ml de volumen, esta máquina preparó un espresso cercano a la perfección, con mucho cuerpo, un sabor rico en matices y una crema de café de color castaño claro. El sistema de espumado de la leche también funcionó impecablemente: produjo una microespuma homogénea y densa. Este modelo cuenta con un espumador bien integrado que ahorra espacio. Sin embargo, los usuarios también pueden conectar el tubo flexible de la leche a un contenedor externo (que puede ser un vaso o un cartón de leche), lo cual favorece la limpieza. Nos encantó que Siemens nos permitiera elegir. Finalmente, al igual que la Melitta, es una cafetera dual: se pueden preparar dos bebidas a la vez, para que no haya discusiones sobre quién se tomará el primer cappuccino.

El nivel de personalización que ofrece la EQ.9 es sobresaliente, con extras muy agradables como la posibilidad de precalentar la taza. Puedes ajustar la intensidad del café, el grosor de la molienda, el tiempo de remojo, la temperatura, el volumen, la proporción café-leche, etc. No hay un tipo de café que la EQ.9 no pueda preparar. Su diseño iguala a sus funciones y puede presumir de una carcasa de acero inoxidable con aspecto muy profesional, una pantalla grande de color y botones fáciles de usar. La garantía de 15.000 bebidas también dice mucho de la durabilidad de esta máquina.

Al igual que la Melitta Barista TS Smart, la Siemens EQ.9+ Connect s500 tiene su propia app. Cuando se configura la máquina, tendrás que conectarla a tu red doméstica y podrás empezar a pedir bebidas. Aunque la app Siemens HomeConnect ofrece algunas características útiles (por ejemplo, puedes descargar nuevas recetas de café de todo el mundo), no es tan fácil de usar y ofrece menos funciones que la de Melitta. De hecho, algunos usuarios encuentran más cómodo usar los controles de la propia máquina.

La limpieza de la EQ.9 es sencilla. Ofrece los típicos programas de limpieza automática del sistema de preparación y el tubo flexible para leche, y guía cuidadosamente al usuario cuando llega el momento de la descalcificación o de vaciar bandeja. La unidad de preparación se puede extraer y lavar fácilmente en el exterior.

Esta máquina no deja muchas opciones a la queja, aparte de su elevado precio. Bueno, y también que es grande y pesada. Aun así, tenemos que admitir que su desempeño supera a la Melitta Barista gracias a la calidad de su espresso y al molinillo silencioso. Sin embargo, tuvimos en cuenta la impresionante diferencia de precio entre ambas y el hecho de que la app de Siemens está muy por detrás de la de Melitta. Por eso, creemos que esta última ofrece una proporción ligeramente superior entre sabor, funcionalidad y precio. Sin embargo, los amantes más exquisitos del café descubrirán en la EQ.9 una inversión valiosa.

Pros

  • Excelente calidad de café espresso y espumado de la leche
  • Sistema de leche integrado
  • Amplia selección de recetas
  • App para personalización de bebidas y nuevas recetas
  • Muy silenciosa
  • Fácil de limpiar

Contras

  • Muy cara
  • Funciones bastante limitadas de la app

Especificaciones

  • Molinillo (tipo/material): Disco/cerámico
  • Capacidad del depósito de granos: 290 g
  • Sistema de espumado de la leche: Integrado (posibilidad de envase externo)
  • Capacidad del depósito de agua: 2,3 l
  • Filtro de agua: Sí
  • Presión máx. de bombeo: 19 bares
  • Tolva para café molido: Sí
  • Dos bebidas simultáneas: Sí
  • Dimensiones: 46,99 x 31,59 x 39,19 cm
  • Peso: 11,67 kg

REVISAR PRECIO EN AMAZON.ES

3. Delonghi ECAM 22.110.B Magnifica S – La mejor calidad-precio

Ya que hablamos de la relación entre sabor, funcionalidad y precio, algunas personas no necesitan decenas de recetas preconfiguradas, una pantalla a color, una máquina que pueda charlar con su smartphone ni otros extras. Se sentirían tan a gusto con un modelo de cafetera barato y bien diseñado, que ofrezca la suficiente personalización como para crear sus bebidas preferidas. La Delonghi Magnifica S es ese modelo: contiene todo lo esencial y no plantea que pagues por cosas que ni siquiera necesitas.

Esta máquina tiene un molinillo de muela cónica de acero inoxidable y, para ser de este tipo, es sorprendentemente silenciosa. Por supuesto, la Magnifica S no se acerca ni remotamente a la enormemente silenciosa Siemens EQ.9, pero el nivel de ruido es satisfactorio. Es más, el molinillo cuenta con hasta 13 configuraciones de molido, desde grueso a muy fino. Sin embargo, unos pocos usuarios se quejan de que la máquina sufre cuando se utilizan los dos más finos. Estos dos niveles tienen tendencia a atascar el molinillo. Aun así, es impresionante que cuente con 11 configuraciones de molienda adecuados, teniendo en cuenta la gama de precios de este modelo.

Aunque no tiene pantalla ni apps, el panel de la Magnifica, con sus seis botones y un pomo giratorio, permite realizar la selección de bebida y la personalización de forma sencilla. Se puede ajustar la altura de la boquilla de salida para poder colocar desde los vasos altos de los latte a las tazas para espresso. La máquina tiene botones específicos para café corto de agua sencillo y doble (tipo espresso) y botones para café largo sencillo y doble (tipo americano). El pomo permite ajustar la intensidad del café a la perfección. La configuración por defecto para el espresso es de 40 ml, demasiado aguado para merecer ese nombre. Afortunadamente, el usuario puede crear un café más corto o más largo de agua, según sus preferencias personales. Con la configuración del molinillo, la cantidad de café y la de agua ajustadas, la Magnifica prepara un espresso fantástico que puede competir bien con los cafés elaborados por modelos más caros.

En cuanto al espumado de la leche, esto lo tendrás que hacer por tu cuenta. Dispone de un tubo vaporizador, aunque probablemente necesitarás algo de práctica para conseguir la espuma que te gusta. Sin embargo, en cuanto aprendas a vaporizar la leche, seguro que avergonzarás a la mayoría de los espumadores automáticos. ¿Has visto algún espumador automático en una cafetería especializada? Claro que no, y el motivo es obvio.

Limpiar la Magnifica S es sencillo: la máquina pone en marcha su propio programa automático de limpieza. Aun así, tendrás que vaciar las bandejas, lavar la unidad de preparación extraíble y descalcificar, la misma rutina que en los modelos más automatizados. Todas las piezas se lavan muy rápido, pero no son a prueba de lavavajillas. En cuanto al tubo vaporizador, limpiarlo es incluso más rápido y sencillo que los sistemas automáticos de espumado, pero es posible que necesites acostumbrarte. Necesitarás un paño limpio, grueso y resistente. Humedécelo, enróllalo alrededor del tubo y suelta vapor durante unos segundos. Esto hará que salga cualquier resto de leche que pueda quedar. Ten cuidado de no quemarte.

En resumen, la Delonghi ECAM 22.110.B Magnifica S es una cafetera compacta y fiable que ofrece una increíble relación calidad-precio. Si estás dispuesto a sacrificar unos cuantos extras no esenciales y a aprender a vaporizar la leche manualmente, este modelo no te dejará la cartera temblando y te proporcionará un gran café.

Pros

  • Buena calidad de espresso
  • Muy asequible
  • Todas las opciones de personalización esenciales
  • Compacta
  • Fácil de limpiar

Contras

  • La leche debe espumarse manualmente
  • No tiene pantalla
  • Los ajustes para el grado de molienda más fino no siempre funcionan

Especificaciones

  • Molinillo (tipo/material): Cónico/acero inoxidable
  • Capacidad del depósito de granos: 250 g
  • Sistema de espumado de la leche: Manual
  • Capacidad del depósito de agua: 1,8 l
  • Filtro de agua: Sí
  • Presión máx. de bombeo: 15 bares
  • Tolva para café molido: Sí
  • Dos bebidas simultáneas: Sí
  • Dimensiones: 43 x 23,8 x 35,1 cm
  • Peso: 9 kg

REVISAR PRECIO EN AMAZON.ES

4. Melitta Ci Touch – La mejor para cappuccino

Conseguir un espresso excelente importa, pero seamos sinceros: si, además del café solo, no eres demasiado aficionado a las bebidas con leche, no hay necesidad de invertir en una máquina completamente automática. Si únicamente vas a preparar café solo, puede ser suficiente con otras opciones más baratas. Sin embargo, incluso los modelos de la gama más alta tienen dificultades para crear una microespuma tan cremosa, suave y densa como la que preparan en las cafeterías. En esto la Melitta Ci Touch destaca por encima de todas las demás… ¡y también prepara un espresso de calidad satisfactoria!

La Melitta Ci Touch tiene un molinillo con muela cónica de acero inoxidable. La finura de la molienda se puede ajustar a cinco grosores diferentes y el nivel de ruido es soportable: aunque no es el modelo más silencioso, tampoco es el más ruidoso. Este modelo es bastante impresionante, además de robusto y resistente. El sistema de espumado de la leche no está integrado. Por eso, tendrás que contar con un lugar bastante espacioso para colocar la máquina y el contenedor de leche. El tamaño está justificado porque la Ci Touch cuenta con dos depósitos para granos y puede hacer dos bebidas simultáneamente. También hay una tolva para café molido. Sin embargo, el molinillo no funciona hasta que está vacío, a diferencia de nuestra primera opción, la Melitta Barista TS Smart. Esto significa que tendrás que preparar una bebida «desperdiciada» con una mezcla de ambos tipos de grano cada vez que quieras cambiar.

Los controles de la Ci Touch son simples pero muy fáciles de usar. Se puede ajustar la altura de la boquilla de salida. Hay cuatro botones para bebidas, una pantalla LCD en color y un interruptor giratorio para los ajustes. Desde aquí puedes seleccionar cómo deseas de fuerte el café, la temperatura de preparación, los ajustes de molido y las cantidades de agua, leche y espuma. Se pueden guardar hasta cuatro ajustes de usuario diferentes en la memoria de la máquina.

En las pruebas, la Melitta Ci Touch produjo un estupendo espresso con una crema aromática excelente. Los amantes del espresso querrán cambiar la configuración de fábrica de 50 ml a 20 ml, que es lo mínimo que admite. Sin embargo, el punto fuerte de la Ci Touch es el sistema de espumado de la leche. Probablemente su diseño con depósito de leche de buen tamaño no sea el más estiloso, pero la espuma posee una calidad que iguala el trabajo de un camarero experimentado. La leche se espuma para conseguir una microespuma sedosa, suave y homogénea. Además, esta máquina no solo es capaz de espumar, sino que también combina los ingredientes correctamente. Sus cappuccino tenían una crema de café fantástica por los bordes, y los latte tenían el café justo en el medio, entre la leche y la espuma. Cuando se probó la Ci Touch con leche de avena y de almendras, los resultados fueron incluso superiores a los de bebidas similares en cafeterías.

La limpieza de esta Melitta es muy parecida a la de otras cafeteras totalmente automáticas. La máquina enjuaga la unidad de preparación y aclara el tubo flexible de la leche con vapor. Algunos usuarios se quejan de que la bandeja de goteo es demasiado pequeña y debe vaciarse con demasiada frecuencia. Sin embargo, desde el punto de vista higiénico, es mejor limpiar las bandejas más a menudo. La unidad de preparación puede extraerse con facilidad y lavarse bajo el grifo, y se debería descalcificar al menos una vez al año (probablemente sea mejor descalcificar con más frecuencia si vives en una zona con agua dura). Además, Melitta recomienda limpiar el sistema de la leche semanalmente con su líquido de limpieza especial, pero puedes usar un producto similar de otro fabricante, por supuesto.

Aparte de su imponente y robusto diseño, hay poco que no te vaya a gustar en la Melitta Ci Touch. Si tienes espacio para ella y sientes debilidad por la leche espumada, esta es la máquina de café de tus sueños.

Pros

  • Buena calidad de espresso
  • Excelente espumado de la leche
  • Todas las opciones de personalización esenciales
  • Fácil de limpiar

Contras

  • Cara
  • Ocupa mucho espacio
  • Un diseño bastante simple con contenedor de leche de plástico

Especificaciones

  • Molinillo (tipo/material): Cónico/acero inoxidable
  • Capacidad del depósito de granos: 2 x 135 g
  • Sistema de espumado de la leche: Depósito externo
  • Capacidad del depósito de agua: 1,8 l
  • Filtro de agua: Sí
  • Presión máx. de bombeo: 15 bares
  • Tolva para café molido: Sí
  • Dos bebidas simultáneas: Sí
  • Dimensiones: 47,3 x 25,5 x 35,2 cm
  • Peso: 9 kg

REVISAR PRECIO EN AMAZON.ES

5. Philips EP5335/10 5000 – La más compacta

Una cafetera totalmente automática es un dispositivo bastante imponente. Después de todo, integra el molinillo, la unidad de preparación y el espumador de leche en un solo aparato. Sin embargo, para muchos de nosotros cada centímetro de nuestra cocina importa. Por suerte, está la Philips EP5335, un modelo sorprendentemente esbelto que no por ello compromete la calidad del resultado.

La EP5335 posee un diseño esbelto pero robusto de acero inoxidable, lo que le confiere un aspecto clásico. El modelo presenta un molinillo con muela cerámica relativamente silenciosa que se puede ajustar a cinco grosores. Sin embargo, solo se puede cambiar un grosor cada vez, y únicamente mientras está funcionando el molinillo. Esto significa que tendrás dos o tres cafés elaborados con moliendas mezcladas cada vez que cambias. Este es el único inconveniente de los ajustes, pues todo lo demás es fácil y adecuado. En el panel hay seis botones y una pantalla LCD. Los usuarios pueden elegir entre cinco niveles de café y tres temperaturas de preparación, además de poder afinar la cantidad de agua y leche. Uno de los puntos fuertes de la EP5335 es que el volumen de bebida se puede ajustar hasta un mínimo de 20 ml, perfecto para los amantes del café corto de agua. En las pruebas, esta cafetera logró un espresso fantástico, lleno de sabor y que incluso formó crema en la superficie. Al igual que sucede con otras máquinas de café espresso, deberías ajustar la molienda al grado más fino y la cantidad de café al valor más alto para obtener el sabor más equilibrado.

La innovación más importante que ha introducido Philips es su espumador de leche LatteGo, una gran noticia para todos los amantes del cappuccino que odien limpiar la máquina de café. LatteGo consta únicamente de dos piezas y no tiene tubo flexible para la leche, siempre difícil de limpiar. Es increíblemente fácil y rápido de limpiar bajo el chorro de agua. Además, el depósito se puede sacar y guardar en la nevera. La primera desventaja de este sistema es su reducida capacidad, solo 260 ml. No podrás preparar muchas bebidas con leche de una sola vez. Además, puede que el sistema LatteGo sea el más fácil de limpiar, pero no produce la mejor espuma. Las bebidas con leche de la EP5335 estaban bien para una máquina de café de gama media. Pero los expertos convienen en que este modelo no te ofrece la misma microespuma divina y aterciopelada que consiguen las máquinas más caras. En las pruebas, algunas burbujas de aire eran demasiado grandes, lo que producía una estructura de espuma un poco más ligera que la espuma óptima, y además el dispositivo era más ruidoso que otros espumadores integrados.

En cuanto al mantenimiento, la EP5335 espera de ti el mismo nivel de compromiso que otras máquinas todo en uno. Esto significa que será necesario enjuagar regularmente la unidad de preparación extraíble y el depósito de agua, y tendrás que limpiar las bandejas. Algunos usuarios cuentan que este modelo filtra mucha agua y la bandeja de goteo debe vaciarse con más frecuencia de la deseable. Sin embargo, es necesario descalcificar menos a menudo que con otros modelos. Siempre que instales el filtro AquaClean y lo cambies con regularidad, la EP5335 puede preparar hasta 5.000 tazas antes de necesitar una descalcificación.

Teniendo todo esto en cuenta, nos parece que la Philips EP5335 es una máquina totalmente automática con una buena relación calidad-precio. No es tan impresionante como los modelos de gama alta, pero cuenta con todas las funciones esenciales para preparar un gran café y combina un diseño que ahorra espacio con un fácil mantenimiento y un precio asequible.

Pros

  • Buena calidad de espresso
  • Asequible
  • Todas las opciones de personalización esenciales
  • Compacta
  • Espumador de leche fácil de limpiar

Contras

  • Bastante ruidosa
  • Produce una espuma de leche mediocre
  • Contenedor de leche pequeño

Especificaciones

  • Molinillo (tipo/material): Disco/cerámico
  • Capacidad del depósito de granos: 250 g
  • Sistema de espumado de la leche: Integrado
  • Capacidad del depósito de agua: 1,8 l
  • Filtro de agua: Sí
  • Presión máx. de bombeo: 15 bares
  • Tolva para café molido: Sí
  • Dos bebidas simultáneas: No
  • Dimensiones: 43 x 22,1 x 34 cm
  • Peso: 7,2 kg

REVISAR PRECIO EN AMAZON.ES

Guía de compra

El mundo del café está lleno de hermosos matices que, una vez aprendidos, abren el camino a nuevos niveles de sabor y aroma. Sin embargo, llegar a ese punto no es fácil: desde seleccionar los granos adecuados hasta dominar perfectamente el proceso de preparación, ya que cualquier error minúsculo afectaría al resultado. Hemos creado esta guía para explicar las diferencias entre las diferentes máquinas de café, cómo funcionan y cómo mantenerlas adecuadamente. Sin embargo, para entender cómo preparar un buen café, debemos ser capaces de reconocerlo. Así que vamos a empezar con la bebida que con frecuencia se piensa que es el rey de todos los cafés: el espresso.

Preparación del espresso perfecto.

¿Sabías que hay una norma ISO para el espresso? Esta modalidad de café se prepara forzando el paso de agua casi hirviendo a través de café finamente molido y comprimido. El resultado perfecto es un café de unos 25 ml que ofrece un aroma intenso y un sabor rico y lleno de matices. Una característica única de un espresso elaborado correctamente es su crema: esa capa cremosa y rica de fina espuma de tonalidad avellana que se forma sobre el café. Para elaborar el espresso y la crema del café correctamente influyen todas y cada una de las fases del proceso de preparación: la cantidad y la temperatura del agua, la presión utilizada, la cantidad de café y la finura de su molienda, la calidad y el tueste del grano, etc. No es de extrañar que el mejor espresso se pueda preparar manualmente después de años de perfeccionar cuidadosamente este arte. Sin embargo, la mayoría de nosotros carecemos de la paciencia, la experiencia y el talento para preparar a mano un espresso perfecto. Y ahí es donde entran las cafeteras con diferentes grados de automatización, dependiendo de tus necesidades.

Preparación del divino brebaje: tipos de máquinas de café

Las máquinas de café manuales para espresso son las más asequibles y se enorgullecen de su potencial para elaborarlos, ya que el consumidor puede controlar todos y cada uno de los pasos del proceso. Sin embargo, tendrás que aprender a moler y cargar el café en el portafiltros, y a continuación ajustar la palanca con la fuerza adecuada. Tendrás que comprar un molinillo independiente y un dispositivo vaporizador para la leche. Además, también hay que tener en cuenta que limpiar una máquina manual es bastante engorroso.

Todo esto suena demasiado complicado para prepararte el cafelito de la mañana, pero si aspiras a desarrollar tus habilidades como camarero, probablemente las máquinas de espresso semiautomáticas te atraerán más. Estas máquinas utilizan una bomba para aplicar la presión correcta para extraer el café, y el camarero solo debe concentrarse en la molienda y en prensar el portafiltros correctamente. Los modelos semiautomáticos se parecen a los que se ven en las cafeterías, solo que son más pequeños. Muchas de estas máquinas de café vienen con un tubo vaporizador integrado para espumar la leche; sin embargo, para alcanzar el resultado perfecto con el vaporizador también se necesita algo de práctica. Aquí puedes aprender más acerca de las cafeteras de espresso semiautomáticas más vendidas.

Por último, existe una solución para los adictos al café menos diligentes: las cafeteras para espresso totalmente automáticas. A veces también se las llama cafeteras todo en uno o cafeteras del grano a la taza. El nombre lo dice todo, ya que la máquina lo hace todo sola: moler los granos, apretarlos en el portafiltros, aplicar presión y agua caliente y vaporizar la leche. La verdad es que es impresionante y deja muchas posibilidades a que algo salga mal a lo largo del proceso. Por lo tanto, las mejores máquinas de espresso totalmente automáticas siempre serán caras. A decir verdad, ni siquiera los modelos más caros sustituyen totalmente a un camarero experimentado en la preparación de café. Sin embargo, los modelos de gama alta se acercan hasta un nivel sorprendente y más que adecuado. Tanto que, para la mayoría de los amantes del café, la diferencia fácilmente puede pasar desapercibida. Las todo en uno también ofrecen complejas opciones de personalización y son capaces de preparar las recetas de café más populares. Combina estas ventajas con un proceso de limpieza sencillo, el ahorro que puedes conseguir evitando visitas a tu cafetería favorita y la enorme comodidad de tener a mano un café casi perfecto en cualquier momento, y comprenderás fácilmente por qué estas máquinas justifican sus impresionantes precios.

Un grupo diferente del resto son las máquinas de café integradas. En cuanto a sus funciones, estas son muy similares a las de las máquinas totalmente automáticas, pero se pueden integrar en los muebles de la cocina para ahorrar espacio. Las máquinas de café integradas ofrecen una estética fantástica, pero son caras de comprar y reparar, por lo que resultan más adecuadas para los amantes del café más experimentados.

Si no te gusta mucho el café espresso, otra opción son las cafeteras de filtro. Estas máquinas funcionan haciendo gotear el agua lentamente a través de los granos de café molidos, obteniendo una gran cantidad de café más ligero y suave. Es una forma muy cómoda de servir café para grupos grandes o para aquellos que prefieren el café largo de agua.

Finalmente, para los que les gusta la comodidad y tienen pocas ganas de limpiar, las máquinas de cápsulas son la solución perfecta. Son extremadamente sencillas de usar: simplemente introduces la cápsula, aprietas el botón y el dispositivo prepara el café. Como el café ya viene prensado en la cápsula, no hace falta limpiar los restos. Sin embargo, estarás limitado por la menor variedad. Aunque algunas cápsulas producen un café satisfactorio, para los amantes del café que han descubierto la alegría de buscar granos de variedades especiales pertenecientes a pequeñas empresas de tueste, el café de cápsula será toda una decepción. Además, la mayoría de los fabricantes envasan su café en cápsulas de plástico muy difíciles de reciclar que generan una cantidad enorme de desechos. Nespresso es una agradable excepción, ya que fabrica sus cápsulas con aluminio reciclable 100%. Si quieres saber más sobre los modelos de Nespresso, sigue leyendo aquí.

El secreto está en los detalles: examinamos el interior de una cafetera automática

Dado que las cafeteras completamente automáticas son las más complejas, vamos a analizarlas en más profundidad. Cuentan con varios componentes esenciales que no solo influyen en el sabor del café, sino también en la facilidad de uso de la máquina.

Molinillo

Hay un buen motivo por el cual empezamos todas nuestras reseñas de máquinas de café espresso por aquí: ni siquiera los granos más selectos y de mejor calidad servirán de mucho si la calidad de la molienda es mala. Los verdaderos maestros del espresso usan molinillos externos independientes, pero las cafeteras automáticas vienen con molinillos integrados. Eso es porque los integrados no obtienen un resultado tan bueno como los primeros. Sin embargo, la calidad de la molienda en las máquinas que preparan el café del grano a la taza no deja de mejorar.

Lo primero que deberías saber de los molinillos es que los hay con muelas de acero inoxidable y de cerámica. Se suele afirmar que los molinillos cerámicos son más silenciosos, duran más y generan menos calor. Por otro lado, los molinillos de acero también son muy robustos y bastante más baratos. Además, también es fundamental la forma de la muela. De nuevo, se pueden distinguir dos tipos: muelas cónicas y muelas planas en forma de disco. Una muela cónica produce lo que se llama molienda bimodal: algunas partículas son ligeramente más grandes que otras. Las muelas en forma de disco producen partículas perfectamente uniformes, incluso cuando la molienda es muy fina. Los expertos en café espresso explican que la molienda bimodal fácilmente puede hacer que se sobreextraiga el café de las partículas más finas mientras el agua simplemente se filtra entre las más gruesas. Esta sobreextracción parcial puede trasladar algunas notas amargas a tu bebida. La molienda unimodal permite una extracción más uniforme y un sabor más dulce y rico en matices. Al menos en teoría, porque también influye cómo maneje la molienda tu máquina de café. Muchas cafeteras todo en uno automáticas tienen dificultades para conseguir moliendas muy finas, por lo que esa característica se vuelve inútil. Además, las muelas cónicas son más asequibles y más populares en los modelos para el consumidor particular. Si disfrutas principalmente con bebidas a base de cafés largos y con leche, probablemente no notarás mucha diferencia en el sabor y puedes decantarte con toda tranquilidad por una máquina con molinillo de muelas cónicas de buena calidad.

Unidad de preparación

La siguiente pieza crucial de tu máquina de café es la unidad de preparación. Cuando los granos ya están molidos, la unidad de preparación los presionará formando un disco, aplicará presión y hará pasar agua caliente a través del disco de café para producir la bebida de café. Algunos fabricantes producen modelos con unidades de preparación no extraíbles, publicitando que sus sistemas de limpieza automática son tan buenos que no se necesita lavarlas manualmente. No creemos que exista nada en este mundo que no se beneficie de una limpieza manual concienzuda de vez en cuando. No te arriesgues a que aparezcan residuos mohosos en tu unidad de preparación y opta por un modelo con la unidad de preparación extraíble. Lavarla con regularidad te garantizará un café de mayor calidad y una vida útil más larga para tu máquina.

Bomba

Tal y como se mencionó anteriormente, la presión es crucial para extraer un buen espresso. Por esta razón, los fabricantes tienen tendencia a presumir de los impresionantes valores de su bomba, engañando a los usuarios para que crean que un número más alto es mejor. ¡Error! En una cafetera manual, el espresso perfecto se extrae con tan solo 9 bares de presión. Entonces, ¿por qué las máquinas automáticas tienen más? Pues porque no funcionan del mismo modo que las manuales. La calidad de la molienda y cómo se presione también afecta al resultado. La máquina puede alardear de una bomba de 19 bares y ser incapaz de extraer el café de su molienda más fina. Por todo ello, confía más en los expertos y en las opiniones de los usuarios que en el número de bares que aparezca en la caja.

Sistema de espumado

Cierto, ya hemos hablado suficiente de la preparación de café espresso, pasemos a esos deliciosos cafés latte y cappuccino. En general tendrás que elegir entre tres sistemas diferentes, y cada uno de ellos tiene sus pros y sus contras.

Tubo vaporizador – se trata de la solución más sencilla y barata, pero exige cierta habilidad manual. En teoría, con él se puede conseguir la microespuma más suave y fina. ¡Además, podrás practicar el arte del latte! Las máquinas de café espresso con tubo vaporizador son bastante fáciles de limpiar; sin embargo, el proceso de limpieza también debe aprenderse. Por eso, espumar la leche manualmente no es algo que le guste a todo el mundo. A veces son necesarias una buena dosis de resistencia a la frustración y bastante práctica para poder celebrar el éxito.

Espumador externo – Estos modelos tienen un depósito independiente para la leche y un tubo flexible que lo conecta a la propia máquina. Este tipo de disposiciones ocupa más espacio, pero la buena noticia es que el depósito de leche se puede guardar en la nevera y la limpieza es más sencilla. Muchos modelos también permiten usar el envase de leche directamente. Esto es muy cómodo si se comparte la máquina con varias personas a las que les gusten diferentes tipos de leche.

Espumador interno – Las máquinas de espresso con espumador interno o integrado funcionan de forma parecida a las de espumador externo. Sin embargo, parecen más bonitas y ocupan menos espacio. Aunque, si el diseño no está bien pensado, limpiarlos puede ser bastante molesto. Además, la mayoría de los espumadores automáticos (tanto internos como externos), producen una microespuma bastante mediocre. Solo los mejores consiguen una espuma como debe ser. Este es el motivo por el cual hemos comparado cuidadosamente los resultados de las pruebas y las hemos incluido en nuestras reseñas de máquinas de café.

Aunque tradicionalmente para hacer un cappuccino se usa leche de vaca con al menos un 3,5% de materia grasa, también se puede conseguir una microespuma decente con la leche semidesnatada. En cuanto a las alternativas vegetales, tendrás que experimentar un poco, pero no es difícil encontrar buenas opciones. Las leches de soja y de frutos secos normalmente funcionan muy bien, mientras que es público y notorio que es casi imposible formar espuma con la leche de arroz.

Compartimento de granos

De la misma forma que algunas veces las personas desean distintos tipos de leche con el café, los gustos respecto a los granos de café también pueden variar. Si un grupo grande de personas comparten una máquina de café, es buena idea disponer de dos compartimentos para granos. Puedes usar uno de los compartimentos para granos descafeinados. O simplemente tener listas dos especialidades de tostado distintas. Sin embargo, la mayoría de los modelos con dos compartimentos cuentan con un solo molinillo. A no ser que el molinillo esté diseñado para funcionar hasta que se vacíe completamente (como en el caso de nuestra primera elección, la Melitta Barista TS Smart), recuerda que debes preparar al menos una bebida cuando cambias de compartimento, para evitar el sabor producido por una mezcla extraña de granos. Existen en el mercado unas cuantas máquinas de café espresso caseras con dos molinillos independientes, pero son muy caras.

Depósito de agua

Un depósito de agua más grande significa que habrá que rellenarlo con menos frecuencia, pero también ocupa más espacio. Además, tendrás que vaciar y lavar el depósito de agua regularmente, independientemente de su tamaño. Por eso, un depósito más grande de lo que necesita tu hogar solo significa desperdiciar agua.

Otro aspecto que se debe tener en cuenta es la dureza del agua. Actualmente la mayoría de los modelos vienen con una tira de análisis y la posibilidad de instalar un filtro de agua. Si vives en una zona con agua dura, un filtro mejorará el sabor de tu café y logrará que tengas que descalcificar con menos frecuencia. Sin embargo, si el agua es blanda o ya tienes un filtro independiente, no hay necesidad de usar un filtro adicional en tu máquina.

Controles

Una máquina automática de café puede contar con multitud de opciones de ajuste, pero eso dará igual si los controles son difíciles de usar, ya que probablemente te rendirás antes de conseguir tu bebida perfecta. Aunque disponer de pantalla puede resultar de utilidad, un conjunto de botones bien pensado puede funcionar igual de bien… y ahorrarte dinero. Y lo mismo se puede decir de las apps. La mayoría de los modelos más caros cuentan con apps, pero solo unas pocas añaden algo de verdadero valor a las funciones de la máquina. Si las apps son lo tuyo, la Melitta Barista TS Smart es, de largo, mucho mejor que sus competidores en este aspecto.

Ajustes

Ahora que ya sabes lo que define a una buena máquina de café automática, vamos a aprender cómo sacarle el máximo partido. No merece la pena pagar por un modelo muy caro y sofisticado si no estás dispuesto a dedicar algo de tiempo a explorar sus funciones. Aunque el uso de la mayoría de las cafeteras automáticas es intuitivo, conocer algunos principios básicos te ayudará a conseguir el café que de verdad complazca a todos los sentidos.

Molienda

Como explicamos en el capítulo anterior, solo deberías comprar una máquina que tenga molinillo ajustable. Para algunos granos es mejor la molienda más fina, mientras que otros requieren un nivel más grueso de molienda. De todos modos, aquí tienes la receta para alcanzar la perfección.

El grado de molienda normalmente tiene números y, cuanto menor sea el número, más fina será la molienda, y viceversa. Deberías empezar siempre por la más fina. Muchos modelos vienen configurados de fábrica justo con lo contrario y algunos solo pueden ajustar un grado de molienda cada vez. Normalmente, una molienda más fina permite extraer sabores más ricos y matizados del espresso, mientras que los cafés preparados más lentamente se benefician de una molienda más gruesa. Sin embargo, se necesita más presión para extraer adecuadamente el sabor de un café molido fino, y no todas las máquinas pueden hacerlo. Si el agua se filtra a través del café molido demasiado despacio, tu café adquirirá un sabor más amargo y desagradable. En este caso, sube un grado la molienda y prueba de nuevo. Por otro lado, si tu café parece flojo, falto de sabor y aguado, es posible que la molienda sea demasiado gruesa y debas probar un número más pequeño.

Cantidad de café

En general, cuanto más café se utilice, más fuerte será la bebida. Sin embargo, como la cantidad de café también influye en lo apretado que está, esto puede afectar considerablemente a la velocidad de extracción. Por lo tanto, tendrás que encontrar la proporción óptima entre la molienda y la cantidad utilizada de café. Recomendamos empezar por la molienda más fina y la cantidad mayor de café que admita tu máquina. Si el café sale un poco turbio y el sabor es demasiado amargo, prueba con una cantidad menor. Presta atención a los cambios en el sabor. Cuando hayas encontrado tu combinación favorita, guárdala. La próxima vez la tendrás a tu disposición simplemente pulsando un botón.

Cantidad de agua y leche

Ajustar el agua (y la leche, si lo pide la receta) tiene mucho que ver con las preferencias personales. Puedes probar con la configuración de fábrica para tus bebidas favoritas, pero te recomendamos que antes de nada mires a ver si están bien. Muchas máquinas tienen una bebida guardada que se llama «espresso» con un volumen de 30, 40 e incluso 50 ml (en lugar de los 25 ml que te servirían en una buena cafetería) Por eso, tal vez disfrutes con el resultado de estos ajustes, pero no sabrá como un espresso. Enreda con los ajustes para replicar tus recetas clásicas favoritas o crea recetas propias. Recuerda que, tras todos estos experimentos, podrías sentir la excitación de un exceso de cafeína, así que tómatelo con calma.

Temperatura

La receta oficial del espresso requiere que el agua alcance una temperatura algo superior a los 90 ºC. A temperaturas bajas el agua no extraerá todo el aroma de los granos y, a temperaturas más altas (cercanas a los 100 ºC o superiores), los granos se quemarán y se producirá un sabor amargo. Sin embargo, solo las máquinas de café de la gama más alta son capaces de controlar la temperatura con precisión y permiten ajustarla. Como puedes ver en este experimento, en la parte baja del intervalo aceptable de temperaturas el café tiene más acidez, mientras que en el extremo contrario, con temperaturas más altas, el café adquirirá más dulzura y amargor. Por eso, ajustar la temperatura del agua, aunque sean solo unos pocos grados, puede ayudarte a conseguir los sabores más placenteros de los granos de tu elección.

¡La temperatura de la leche también importa! Con espumadores integrados, en realidad tus opciones para ajustarla son bastante limitadas. Si prefieres el café con leche caliente, es mejor comprar una máquina que tenga tubo vaporizador y calentar la leche antes de espumarla. Solo recuerda que demasiado no es necesariamente bueno: si calientas la leche por encima de 65 ºC, esta adquirirá un sabor desagradable debido a su desnaturalización, hasta el punto de que puede estropear tu bebida. Se considera que 55 ºC es la temperatura ideal de la leche para un cappuccino.

Finalmente, no olvidemos la temperatura a la que se sirve el café. Para el espresso será unos 67 ºC. Dado que, si la taza está fría, esta puede rebajar la temperatura de la bebida más de lo deseable, un extra muy apreciado es la bandeja calientatazas, especialmente al comparar modelos de gama alta.

Conclusión

Elegir una máquina de café es un arte casi tan intricado como prepararlo. Aunque hay unas cuantas normas sobre la calidad del café, tu estilo de vida y tus gustos no son menos importantes. Por eso hemos seleccionado cuidadosamente modelos para todas las necesidades. Tanto si buscas la máxima comodidad como si prefieres la mejor relación calidad-precio, el espresso más aromático o el cappuccino más cremoso, en este artículo deberías encontrar la respuesta a tu búsqueda. Y, si prefieres una máquina que sea buena en todos estos aspectos además de increíblemente fácil de usar y limpiar, la Melitta Barista TS Smart te impresionará de verdad, al igual que ha dejado encantados a cientos de usuarios y a los más exigentes expertos en café.

HAGA CLIC PARA CALIFICAR ESTE POST!
[Total: 0 Promedio: 0]
Botón volver arriba
Cerrar