Las mejores secadoras del 2020

Las mejores secadoras del 2020: no más arrugas en la ropa 

En los meses soleados, colgar la ropa al sol es todo lo que hace falta para tenerla seca y lista para vestir; pero en los días más cortos, lluviosos y fríos, esta deja de ser una opción. De igual forma, puedes simplemente no contar con el espacio necesario, el tiempo o las ganas para tender tus prendas al aire libre. En todos estos casos, contar con una secadora es ideal para controlar todo el montón de ropa recién lavada.

Aunque, por lo general, cualquier secadora puede eliminar la humedad, algunos modelos tardan mucho tiempo en hacerlo, desperdician energía e incluso pueden quemar y dañar las prendas delicadas. También las hay sorprendentemente económicas, silenciosas y adecuadas para trabajar con lana y seda. Para ayudarte a escoger, hemos elaborado esta guía de compra. Desde la capacidad de prendas, el diseño y la eficiencia energética, hasta los controles para características adicionales y funciones inteligentes, hemos cubierto lo necesario para encontrar el modelo perfecto para tus necesidades y presupuesto. También comparamos más de 30 de los mejores modelos y seleccionamos nuestros cinco favoritos. Continúa leyendo para descubrir qué modelos superan al resto y lo que los hace destacar.

 
Imagen
Nombre
Calificación
Revisar precio
3 di 5
REVISAR PRECIO en amazon.es
5 di 5
REVISAR PRECIO en amazon.es

1. Samsung DV90M6200CW/EF: la mejor en las pruebas

Samsung DV90M6200CW_EF

Amada por los expertos y por los consumidores del día a día, la Samsung DV90M6200CW/EF es una secadora de alta gama que sobresale gracias a su rápido desempeño, alta capacidad y eficiencia energética. También cuenta con un diseño moderno y sofisticado, al igual que con unas cuantas funciones útiles e inteligentes.

Dado que la DV90M6200CW/EF es una secadora sin ventilación que cuenta con una bomba de calor, reutiliza de forma continua el aire caliente producido, ahorrando energía de manera considerable y teniendo un mínimo impacto en tus facturas. Para sus 9 kg de capacidad, el consumo anual estimado es de solo 194 kWh, cumpliendo con los altos requisitos de la Clase A+++. Mientras que los modelos más económicos tienden a ser relativamente lentos, la Samsung puede secar 1 kg de ropa en aproximadamente 35 minutos. La duración del ciclo a carga completa con prendas de algodón es de solo 188 minutos. La capacidad de condensación tipo B no es excepcional, pero sigue siendo muy buena. Con este modelo puedes esperar que se libere mínima humedad en el cuarto de lavado, evitando así el moho y otros problemas relacionados. La potencia acústica máxima es de 65 dB, es decir, un poco elevada para personas sensibles al ruido. Sin embargo, el nivel de ruido durante las pruebas fue algo más bajo, y para los examinadores independientes resultó bastante aceptable.

El panel de control de la DV90M6200CW/EF es sofisticado, ergonómico y podría decirse que intuitivo. La perilla giratoria permite escoger entre los diferentes ciclos, y una pequeña luz azul ilumina el modo seleccionado. A un lado se encuentra una pantalla LED complementaria que muestra información respecto del tiempo de espera y otras configuraciones. El contenedor de agua cuenta con un indicador visual a través del cual es fácil observar cuándo se debe vaciar.

La DV90M6200CW/EF también posee una aplicación móvil que permite diagnosticar problemas de manera remota gracias a la característica de «revisión inteligente». Solo debes escanear el código de error arrojado en la pantalla, de esta forma, la aplicación identificará el problema e informará de los pasos necesarios para solucionarlo. Desafortunadamente, esta característica está disponible solo para móviles Samsung y Apple.

Con respecto a sus funciones, no se pasa por alto casi nada. La DV90M6200CW/EF cuenta en total con 14 ciclos de secado, incluyendo una gama de programas cronometrados y automáticos. Incluye opciones para secado de lana, ropa de cama, prendas delicadas y ropa deportiva y de exteriores. El programa único de «Lavado a Aire» emplea aire caliente para desodorizar y refrescar prendas que han estado almacenadas durante mucho tiempo. Muchos consumidores aprecian que Samsung haya incluido cesta de secado. Esta puede usarse para manipular de forma delicada lana, zapatos, juguetes y otros artículos delicados que, de lo contrario, podrían arruinarse en el centrifugado. El nivel de secado deseado puede ajustarse en tres niveles, dependiendo de si deseas planchar las prendas o colgarlas directamente en el armario. La señal de audio al culminar el ciclo no es estridente, pero también se puede silenciar. El ciclo de inicio puede retrasarse hasta 24 horas. Si no puedes vaciar la secadora de inmediato al culminar el ciclo, la Samsung evita que las arrugas se fijen dejando caer suavemente las prendas en intervalos regulares hasta durante 2 horas. Si lo necesitas, puedes bloquear el panel de control, por lo que es segura para hogares con niños pequeños.

Gracias a su amplia escotilla y luz interna, la DV90M6200CW/EF es fácil de usar. Si no deseas vaciar con regularidad el contenedor de agua, lo puedes conectar directamente al drenaje. El filtro 2 en 1, de diseño propio, es fácil de limpiar, y debe hacerse después de cada ciclo para garantizar que el secado tenga un máximo rendimiento. Adicionalmente, los sensores de temperatura y humedad deben limpiarse habitualmente.

Teniendo en cuenta el costo de este modelo, la desventaja más significativa de la Samsung DV90M6200CW/EF es que carece de autolimpieza del termocambiador. No obstante, en comparación con otras bombas de calor sin esta característica, el termocambiador de la Samsung parece indispensable y requiere que se limpie al menos una vez al mes. El refrigerante utilizado en este aparato es R134a, y tiene una mayor potencia de calentamiento que el alternativo R290. Esto puede hacer que la DV90M6200CW/EF sea menos atractiva para los compradores a los que les preocupe el medio ambiente. Finalmente, el tambor no cuenta con función reversa de centrifugado, por lo que prendas más grandes, como las sabanas, podrían enredarse. Sin embargo, la eficiencia del secado en los diferentes ciclos ha sido muy bien calificada en las pruebas, y la retroalimentación por parte de los compradores es positiva en general. Si no te importa limpiar el termocambiador de manera regular, este modelo no solo tiene un diseño atractivo, sino también emplea la tecnología más avanzada para ofrecer resultados excelentes y cuidar de tus prendas delicadas.

Ventajas

  • Alta eficiencia energética
  • Amplia capacidad
  • Ciclos de secado relativamente cortos
  • Adecuada para una amplia variedad de prendas
  • Incluye cesta de secado para artículos delicados
  • Cuenta con luz interior
  • La aplicación móvil permite diagnosticar de manera remota

Desventajas

  • Bastante costosa
  • El termocambiador requiere de limpieza manual
  • Aplicación móvil limitada a dispositivos Samsung y Apple

Especificaciones

  • Tipo de secado: Ventilación, bomba de calor
  • Capacidad: 9 kg
  • Clasificación de eficiencia energética: A+++
  • Consumo anual de energía: 194 kWh
  • Nivel de ruido: 65 dB
  • Habilidad de condensación: B
  • Control de sensores:
  • Inicio retardado: Sí (hasta 24 h)
  • Control por aplicación móvil:
  • Iluminación interna:
  • Seguro para niños:
  • Dimensiones: 85 x 60 x 65 cm
  • Peso: 49,5 kg
REVISAR PRECIO EN AMAZON.ES

 

2. Bosch WTW85463 Serie 6: mayor eficiencia energética

Bosch WTW85463 Serie 6

Con el modelo WTW85463, Bosch parecer haber encontrado el balance perfecto entre alta velocidad en los ciclos de secado, excelente eficiencia energética y uso sencillo. Gracias a su capacidad de 7 kg, este modelo es ideal para uso individual o para parejas y requiere un mantenimiento mínimo.

La WTW85463 es una secadora de bomba de calor que emplea el refrigerante ecológico R290. Su eficiencia energética está clasificada como A+++, y tiene un consumo anual estimado de 159 kWh. La WTW85463 puede secar 1 kg de ropa en menos de 20 minutos, y la duración del ciclo para prendas de algodón a carga máxima es de apenas 135 minutos, detalle que la hace la secadora más rápida del mercado. Al igual que nuestra primera opción (la Samsung DV90M6200CW/EF) la generación de condensación es tipo B, lo que significa que emite una mínima cantidad de humedad durante el proceso de secado. Finalmente, la WTW85463 también destaca por su diseño antivibración, lo que produce un funcionamiento más estable y silenciosa. El nivel máximo de ruido es de 64 dB.

La WTW85463 cuenta con una amplia perilla giratoria y una brillante pantalla LED complementada con controles táctiles, lo que facilita el uso de esta secadora. El tambor tiene una estructura no agresiva con las telas, lo que garantiza un secado cuidadoso, incluso de las prendas más delicadas. Este modelo no cuenta con aplicación móvil; sin embargo, el panel de control está bien estructurado y es fácil de entender.

El amplio rango de funciones de la Bosch cubre casi todas las necesidades. Además de los modos estándar de tiempo cronometrado y automático, hay una gran variedad de programas especializados, incluyendo lana, prendas mixtas, secado rápido, prendas delicadas y ropa deportiva. La temperatura se mide y controla durante todo el ciclo, evitando el sobrecalentamiento y la contracción. Al igual que con la Samsung DV90M6200CW/EF, es posible seleccionar el nivel de secado entre 3 modos, y la función de inicio retardado puede configurarse hasta 24 horas por adelantado. Aquellos que tienen niños en casa estarán encantados al saber que este aparato cuenta con bloqueo específico para ellos. Una vez que el ciclo ha concluido, la secadora emite una alarma auditiva que se puede ajustar y silenciar. Si no tienes tiempo de vaciar la secadora de manera inmediata al culminar el ciclo, es posible utilizar la función antiarrugas. El tambor seguirá moviendo la ropa en intervalos regulares durante 2 horas máximo.

Aunque nos impresiona la variedad de funciones que ofrece la WTW85463, sus bajos requisitos de mantenimiento son incluso más notorios. Este modelo cuenta con un termocambiador autolimpiable que extiende la vida útil del producto, manteniendo un bajo consumo y asegurando un secado eficiente. Si estas ventajas no te llaman la atención, el hecho de tener que limpiar de forma manual el termocambiador seguro que te haría cambiar de opinión. Las pocas tareas de mantenimiento de la WTW85463 solo incluyen limpiar el filtro de pelusas y vaciar el colector de agua después de cada uso, al igual que limpiar los sensores regularmente. El único inconveniente de este modelo es su incapacidad para conectarse a un drenaje permanente.

A juzgar por las críticas estelares, la gran mayoría de consumidores están encantados con la WTW85463. Cabe destacar que algunas personas han experimentado que el recolector de agua se llena hasta el tope y requiere de mucho cuidado para su vaciado. Dado que esta secadora no es económica, también nos decepciona saber que la WTW85463 no cuenta con luz en su interior. En habitaciones poco iluminadas, esta característica resulta útil para encontrar hasta el último calcetín. Adicionalmente, el tambor no cuenta con función reversa, por lo que, para secar prendas de lana, zapatos y juguetes, debes adquirir una cesta de secado por separado. Es importante resaltar que, para la mayoría de las prendas, la Bosch WTW85463 funciona a la perfección, con una operación rápida, económica y sencilla.

Ventajas

  • Alta eficiencia energética
  • Ciclos de secado cortos
  • Adecuada para una amplia variedad de prendas
  • Termocambiador autolimpiable que facilita el mantenimiento

Desventajas

  • Costosa
  • Capacidad reducida
  • Sin iluminación interna
  • La cesta para secar lana debe adquirirse por separado
  • No se puede adaptar una manguera para drenaje

Especificaciones

  • Tipo de secado: Ventilación, bomba de calor
  • Capacidad: 7 kg
  • Clasificación de eficiencia energética: A+++
  • Consumo anual de energía: 159 kWh
  • Nivel de ruído: 64 dB
  • Habilidad de condensación: B
  • Control de sensores:
  • Inicio retardado: Sí (hasta 24 h)
  • Control por aplicación móvil: No
  • Iluminación interna: No
  • Seguro para niños:
  • Dimensiones: 84,2 x 59,8 x 59,9 cm
  • Peso: 50,6 kg
REVISAR PRECIO EN AMAZON.ES

 

3. BEKO DB 7111 PA0: el mejor precio

BEKO DB 7111 PA0

Si solo necesitas una secadora confiable y económica para uso ocasional, la BEKO DB 7111 PA0 es la tuya. Puesto que usa tecnología de condensación, es más económica que los modelos de bomba de calor previamente reseñados. Ahora bien, pese a ello aporta todas las funciones esenciales que puedes esperar de una secadora; además, es fácil de usar, cuidadosa y su precio es atractivo.

Con 7 kg de capacidad, la BEKO DB 7111 PA0 no es un modelo muy espacioso y se adapta mejor a los hogares pequeños. Su consumo anual tipo B es cercano a los 504,2 kWh, y al igual que los modelos reseñados anteriormente, su capacidad de condensación es también tipo B. El nivel de ruido es similar a los modelos más costosos, la potencia máxima auditiva del BEKO es de 65 dB. Debido a su reducida capacidad y a su tecnología de condensación, los ciclos de secado son más cortos y se emplean temperaturas más elevadas. El ciclo de prendas de algodón a carga máxima dura solo 121 minutos.

Este modelo no cuenta con una aplicación móvil ni con otras características inteligentes; sin embargo, no es algo que esperemos dentro de este rango de precio. Para algunos consumidores, el diseño de la BEKO parece un tanto simple, pero la verdad es que es muy fácil de usar. El ciclo de secado puede seleccionarse fácilmente a través de la perilla giratoria. Las luces indicadoras son fáciles de interpretar e informan sobre el programa, las especificaciones seleccionadas y la necesidad de mantenimiento.

Esta secadora puede competir con modelos más costosos. Desde prendas de algodón hasta sintéticas, ropa deportiva e incluso ropa de bebé, la DB 7111 PA0 puede cuidar de tus piezas favoritas. Se puede ajustar el nivel de secado y cuenta con una variedad de opciones incluyendo un temporizador de 9 horas, función antiarrugas, seguro para niños, programas cronometrados y alarma. Los sensores de humedad evitan que los artículos se resequen; eso sí, no incluye programas específicos para prendas de tejidos delicados como lana y seda.

Es interesante que la BEKO DB 7111 PA0 cuente con iluminación interna, lo que facilita encontrar calcetines y prendas pequeñas escondidas en el interior. Es posible adaptarle manguera de drenaje, y el filtro de pelusas cuenta con una ubicación práctica para su acceso y limpieza. Tal como en el caso de la Samsung DV90M6200CW/EF, la tarea más tediosa para el mantenimiento de la BEKO es la limpieza del termocambiador. Se recomienda hacerla después de cada 30 ciclos.

En líneas generales, los consumidores del día a día y los expertos comparten la misma opinión: la BEKO ofrece características bastante sólidas para su precio. Si no necesitas controlarlo mediante aplicación móvil, ni ciclos específicos para lana y no te molesta tener que limpiar el termocambiador, esta secadora cuidará de tus prendas y costará menos que la competencia. En cambio, si necesitas una secadora que no solamente sea asequible a la hora de comprarla, sino que también sea económica a largo plazo, revisa nuestra reseña a continuación de la AEG T8DBG842.

Ventajas

  • Bastante asequible
  • Ciclos de secado cortos
  • Adecuada para una variedad de prendas
  • Cuenta con iluminación interna

Desventajas

  • Capacidad reducida
  • Poca eficiencia energética
  • El termocambiador requiere limpieza manual
  • No cuenta con ciclos para secado de tejidos delicados

Especificaciones

  • Tipo de secado: Ventilación, condensación
  • Capacidad: 7 kg
  • Clasificación de eficiencia energética: B
  • Consumo anual de energía: 504,2 kWh
  • Nivel de ruído: 65 dB
  • Habilidad de condensación: B
  • Control de sensores:
  • Inicio retardado: Sí (hasta 9 h)
  • Control por aplicación móvil: No
  • Iluminación interna:
  • Seguro para niños:
  • Dimensiones: 84,6 x 56,8 x 59,7 cm
  • Peso: 32,5 kg
REVISAR PRECIO EN AMAZON.ES

 

4. Hoover GDXH10A2DCEX-84: la mejor para familias numerosas

Hoover GDXH10A2DCEX-84

Si tienesuna familia numerosa, seguramente lidiar con la colada es más desafiante de lo habitual. La Hoover GDXH10A2DCEX-84 no solo cuenta con una excelente capacidad de 10 kg, sino que también es económica y presume una amplia variedad de ciclos que se adaptan a todas las prendas que tu familia pueda necesitar.

Al igual que nuestra primera elección (la Samsung DV90M6200CW/EF), la Hoover es una secadora de bomba de calor. Con un consumo anual de solo 282 kWh (cumpliendo con los requerimientos de la clasificación A++), este modelo puede no ser el más ahorrador del mercado. Sin embargo, considerando su capacidad, el consumo sigue siendo bajo. Desafortunadamente, en su carga máxima, los ciclos de secado se vuelven relativamente largos: el programa para prendas de algodón dura hasta 305 minutos. El nivel de ruido máximo de 66 dB lo convierte en el modelo más ruidoso de nuestra selección; sin embargo, destaca su capacidad de condensación tipo A , algo apreciado por aquellos a los que les preocupa la humedad en el lavadero.

El diseño de la Hoover llama la atención a primera vista. Los detalles cromados y la tecnología NFC da una impresión sofisticada, y la perilla giratoria facilita mucho la selección entre los 15 programas diferentes. Incluso si no sabes nada acerca de secar ropa, la mágica aplicación móvil de la Hoover está siempre lista para darte un buen consejo. La aplicación también permite descargar ciclos adicionales y controlar el desempeño, y aporta estadísticas de uso. Desafortunadamente, una gran variedad de funciones solo está disponible para móviles Android con conectividad NFC. Para otros dispositivos, la aplicación móvil es enteramente informativa y, en nuestra opinión, no aporta nada.

Además de sus características inteligentes, algo limitadas, debemos decir que la Hoover sigue teniendo un buen desempeño en las tareas básicas. Cuenta con programas especiales para diferentes tipos de ropa, incluyendo mezclilla, camisas, plumones, sintéticos y ropa deportiva, temporizador de 24 horas, función antiarrugas y seguro para niños. Gracias a su amplia escotilla, puedes secar fácilmente ropa de cama e incluso almohadas. Apreciamos que el ciclo para lana de la Hoover esté certificado por Woolmark, lo que garantiza que será delicada y resistente a la contracción de las prendas de lana. También cuenta con una función antialérgica que elimina ácaros, caspa, polen o cualquier residuo de detergentes, y un ciclo por separado para eliminación rápida de arrugas y olores no deseados. Además, los sensores avanzados de temperatura y humedad permiten trabajar con cargas mixtas sin que haya que preocuparse por que algunas prendas se resequen. Cuando las prendas pequeñas están listas, el aparato le advierte al consumidor que las extraiga y que continue con el secado de piezas más grandes y pesadas. Finalmente, es posible escoger entre cuatro niveles diferentes de secado, dependiendo de si deseas planchar las prendas o guardarlas directamente.

Con respecto al mantenimiento, la GDXH10A2DCEX-84 no cuenta con autolimpieza del termocambiador; sin embargo, el cuidado en general es bastante sencillo. A pesar de que no es posible adaptar una manguera de drenaje, nos gusta que el colector de agua esté ubicado en la puerta, ya que así es más sencillo extraerlo y vaciarlo. El filtro de pelusas también es fácil de alcanzar y limpiar.

Además de la larga duración de sus ciclos y su problemática aplicación, la desventaja más considerable de la GDXH10A2DCEX-84 es su precio. Incluso considerando su bajo consumo, sigue siendo un modelo bastante costoso. Por este precio, sería lógico esperar la autolimpieza del termocambiador y algo tan básico como iluminación interna, pero faltan ambas cosas. Adicionalmente, la GDXH10A2DCEX-84 emplea refrigerante R134a. Aun así, si necesitas una secadora espaciosa y versátil, este modelo debe tenerse en cuenta, y los consumidores aprecian su amplia variedad de funciones.

Ventajas

  • Amplia capacidad
  • Eficiencia energética
  • Adecuada para una gran variedad de tejidos, incluyendo lana
  • Control por aplicación a través de móviles Android con conectividad NFC

Desventajas

  • Bastante costosa
  • El termocambiador requiere limpieza manual
  • Ciclos largos de secado de prendas de algodón en comparación con otros modelos
  • Funciones de la aplicación móvil limitadas e inútiles para una amplia variedad de dispositivos
  • No cuenta con iluminación interna
  • Operación ruidosa

Especificaciones

  • Tipo de secado: Ventilación, bomba de calor
  • Capacidad: 10 kg
  • Clasificación de eficiencia energética: A++
  • Consumo anual de energía: 282 kWh
  • Nivel de ruído: 66 dB
  • Habilidad de condensación: A
  • Control de sensores:
  • Inicio retardado: Sí (hasta 24 h)
  • Control por aplicación móvil:
  • Iluminación interna: No
  • Seguro para niños:
  • Dimensions: 85 x 58,5 x 59,6 cm
  • Peso:42,5 kg
REVISAR PRECIO EN AMAZON.ES

 

5. AEG T8DBG842: la mejor para prendas delicadas

AEG T8DBG842

La AEG T8DBG842 cuenta con una variedad de ciclos especialmente diseñados para aquellas prendas que la mayoría de las secadoras podrían estropear. Adicionalmente, es económica y sus 8 k g de capacidad se adaptan perfectamente a pequeñas y grandes familias.

El consumo de energía anual de este modelo es cercano a los 235 kWh, lo cual corresponde a una clasificación A++. La capacidad de condensación es tipo B, al igual que la mayoría de las secadoras de bomba de calor. Los tiempos de sus ciclos de secado no son extraordinarios, pero siguen siendo eficientes. Con carga máxima de prendas de algodón, el ciclo tarda 154 minutos. El nivel de ruido de 66 dB es similar a la previamente reseñada Hoover GDXH10A2DCEX-84.

Con respecto a su diseño, la T8DBG842 no destaca, pero sí que es funcional y fácil de usar. Al igual que la mayoría de los modelos, cuenta con una perilla giratoria para escoger entre los diferentes programas, al igual que con una pantalla LED. Este modelo no cuenta con una aplicación móvil ni con controles de voz, pero su excelente variedad de ciclos lo compensan.

La T8DBG842 incluye 5 programas diferentes para prendas de algodón, 3 programas para sintéticas, al igual que con ciclos específicos para seda, tejidos resistentes al agua, lana, plumones y almohadas. Adicionalmente, la función para seda es certificada por Woolmark como segura para piezas etiquetadas para ser lavadas a mano. El sistema AbsoluteCare® controla de manera precisa los movimientos del tambor y la temperatura para cada ciclo, y los consumidores confirman que sus prendas mantienen su forma y textura incluso después de ciclos de secado habituales. El tambor rota en ambas direcciones, evitando que la ropa se enrede y acortando la duración de los ciclos. El temporizador permite retardar el inicio hasta 20 horas, y la función antiarrugas mantiene al tambor en movimiento hasta que tengas tiempo de vaciarlo. El nivel de secado puede ajustarse de 4 maneras, dependiendo de si deseas planchar las prendas al terminar o guardarlas. La AEG también cuenta con seguro para niños y una alarma auditiva para el final de cada ciclo que se puede desactivar.

La T8DBG842 incluye una manguera para drenaje que puede conectarse para reemplazar el colector de agua; sin embargo, también es posible vaciar el tanque de agua después de cada ciclo. Según los usuarios, el filtro de pelusas y los sensores son fáciles de alcanzar y limpiar. Aún cuando este modelo no cuenta con un termocambiador autolimpiable, el mantenimiento parece sencillo. Se recomienda revisar el termocambiador cada 6 meses.

Al igual que la mayoría de las marcas, la AEG emplea el refrigerante R134a (esperamos que más compañías sigan el ejemplo de Bosch). En un mundo perfecto, este modelo también incluiría iluminación interna. Además de eso, la T8DBG842 es muy fácil de usar. Este modelo ha recibido una gran cantidad de reseñas muy positivas gracias a su delicado funcionamiento y a sus controladas temperaturas de secado. Algunos consumidores reportan problemas con el compresor después de varios años de uso, pero no es un problema común. Si buscas una secadora a la que confiar tus prendas más delicadas, la AEG es la mejor opción.

Ventajas

  • Asequible
  • Buena capacidad
  • Eficiencia energética
  • Adecuada para una amplia variedad de tejidos, incluyendo lana y seda

Desventajas

  • Operación relativamente ruidosa
  • No cuenta con iluminación interna
  • El termocambiador requiere limpieza manual
  • Algunos consumidores reportan fallos con años de uso

Especificaciones

  • Tipo de secado: Ventilación, bomba de calor
  • Capacidad: 8 kg
  • Clasificación de eficiencia energética: A++
  • Consumo anual de energía: 235 kWh
  • Nivel de ruído: 66 dB
  • Habilidad de condensación: B
  • Control de sensores:
  • Inicio retardado: Sí (hasta 20 h)
  • Control por aplicación móvil: No
  • Iluminación interna: No
  • Seguro para niños:
  • Dimensions: 85 x 59,6 x 63,8 cm
  • Peso: 49 kg
REVISAR PRECIO EN AMAZON.ES

 

Guía de compra de secadoras

Aunque las secadoras son electrodomésticos muchos más simples que las lavadoras, hay unos cuantos criterios a considerar antes de hacerse con una. Nos referimos a la frecuencia con la que vas a usar la secadora, el tipo de prendas que secarás en ella, el espacio disponible, las conexiones, la ventilación de tu lavadero, tu presupuesto, el coste energético y la huella ambiental. Todo esto puede parecer desalentador, pero no te preocupes: al terminar este artículo estarás listo para escoger la secadora que mejor se adapte de todasa tus necesidades.

Tipos de secadoras

Lo primero es lo primero: hay varios tipos distintos de secadoras en el mercado. Las mejores durarán entre 8 y 12 años o hasta más, por lo que es importante escoger bien. Mientras que con la mayoría de los dispositivos electrónicos puedes seleccionar el tipo según tus preferencias personales, con las secadoras es necesario conocer la que realmente se adapta a tu zona de lavado, ella es el que manda para empezar. Si has tenido una secadora antes, probablemente querrás omitir esta sección y obtener un modelo similar (más nuevo y mejorado). Pero si vas a adquirir uno por primera vez, los párrafos que vienen a continuación te brindarán información crucial.

secadoras-de-ropa

Secadoras a gas versus eléctricas

A menos que estés dispuesto a remodelar, lo primero que debes verificar son las opciones de conexión con las que cuentas en tu zona de lavado. La mayoría de los hogares europeos cuentan solo con conexión eléctrica; pero, en algunos casos, es posible contar con la opción de conectar una secadora a gas. Si bien estas últimas se están volviendo cada vez más inusuales, y tanto su coste inicial como su instalación tienden a ser altos y difíciles. Sin embargo, el uso puede resultar más económico que el de los modelos eléctricos.

Si cuentas con una toma de gas en la zona de lavado, vale la pena comparar las tarifas del gas y de la electricidad en tu región, así como el consumo estimado de los modelos preseleccionados de ambos tipos. Para algunos, una secadora a gas también podría ser más inofensiva con el medio ambiente, por ejemplo, si se utiliza la electricidad procedente de centrales de carbón. Aunque si tienes acceso a energías renovables, un modelo eléctrico será la mejor opción.

Secadoras con ventilación versus sin ventilación

Las secadoras a gas suelen tener ventilación; los modelos eléctricos, por su parte, pueden contar con ella o no. ¿Cuál es la diferencia? Las secadoras ventiladas siempre necesitan un respirador, por ejemplo, un agujero en la pared o una ventana abierta para liberar el calor y la humedad que producen. Si ubicas este modelo en una habitación sin ventilación, rápidamente se convertiría en una sauna. Si bien la instalación de una secadora ventilada puede ser más complicada, también tiene ventajas. En primer lugar, suelen ser más baratas y pueden secar la ropa más rápido. También son más pequeñas, más livianas y algunos modelos incluso pueden colgarse de la pared. Las desventajas son que no pueden reutilizar el calor producido y su funcionamiento es bastante costoso. Dado que utilizan temperaturas más altas, también existe el riesgo de que estropeen prendas delicadas, especialmente aquellos modelos más económicos. Sin embargo, debido al coste de adquisición considerablemente más elevado de las secadoras sin ventilación, un modelo con ventilación es a menudo la opción más económica para aquellos que usan poco la secadora.

Si tu zona de lavado no cuenta con la ventilación adecuada, ni siquiera consideres comprar un modelo ventilado. Por fortuna, existen bastantes opciones sin ventilación y la infinidad de opciones de instalación no es su única ventaja. Estos aparatos reutilizan el calor producido, por lo que consumen menos electricidad. También operan a temperaturas más bajas y son más delicados con tu ropa, salvo que los ciclos de secado tiendan a ser más largos.

Los dos tipos más comunes de modelos sin ventilación son las secadoras por condensación y las de bomba de calor. Las secadoras por condensación emplean un termocambiador de calor que toma la humedad del aire liberado y luego la recoge en un colector de agua o la drena. Los modelos de bomba de calor son más complicados, utilizan una tecnología de compresor similar a un refrigerador para recircular el aire y eliminar la humedad. Las secadoras con bomba de calor son ciertamente más costosas y tardan más en secar la ropa. También son bastante eficientes desde el punto de vista energético, emiten menos vapor y son más delicadas con las telas, ya que pueden funcionar a temperaturas muy bajas. Si piensas usar la secadora muy habitualmente, te recomendamos adquirir un modelo con bomba de calor. No solo ahorrarás dinero, sino que también será más ecológico. Si lo que deseas es usarla en ocasiones, es posible que el precio elevado de la bomba de calor no se amortice durante el ciclo de vida del electrodoméstico y la secadora por condensación podría ser una opción más económica.

Secadoras todo en uno

Finalmente, podrías estar considerando un aparato combinado que funcione como lavadora y secadora. Si bien el concepto parece tentador, desafortunadamente, por ahora seguirás obteniendo un mejor rendimiento en dos dispositivos por separado. Los modelos 2 en 1 son conocidos por estropearse más rápido. Además, los ciclos de secado son más largos y su variedad de funciones más limitada. Finalmente, no es posible introducir la siguiente porción de ropa mientras la secadora todavía se está ocupando de la primera, lo que hace que esta combinación requiera de bastante tiempo. Si tienes un espacio limitado, las 2 en 1 podrían ser una solución aceptable. Pero si puedes adquirir una lavadora y una secadora por separado, los resultados serán mucho mejores.

Consideraciones esenciales

Una vez que conoces el tipo de secadora que se adapta mejor a tu zona de lavado, es hora de analizar otros aspectos clave. En esta sección explicaremos cómo calcular la capacidad necesaria, las funciones que no debes olvidar y otros aspectos relevantes.

Espacio

Antes de comprar una secadora, es fundamental que midas el área donde la vas a instalar. Es conveniente dejar unos centímetros adicionales a ambos lados y detrás para que el aire circule mejor. Las dimensiones estándar de una secadora son 85 x 60 x 60 cm, pero los modelos de los diferentes fabricantes pueden variar en sus dimensiones. Es posible que también desees invertir en un pedestal que eleve el dispositivo a una altura más accesible. Adicionalmente, debes medir los pasillos, puertas y escaleras para asegurarte de que la secadora pueda llegar a la zona de lavado sin destrozos de propios y extraños, y tener en cuenta el espacio adicional que necesitará para su apertura.

La mayoría de modelos actuales son secadoras de carga frontal. Algunas veces, la puerta se puede invertir para abrir de izquierda o derecha, según las preferencias del usuario. Esto es muy útil si piensas colocar la secadora junto a la lavadora, ya que permite transferir la ropa sin que las puertas representen un problema. Algunos modelos de secadoras tienen puertas laterales (o abatibles), que pueden contener la ropa mientras descargas el aparato. Solo necesitarás de cierta flexibilidad adicional para poder alcanzar los elementos en la parte posterior del tambor. Si no cuentas con espacio delantero adicional en tu zona de lavado, busca una secadora de carga superior con controles de protección traseros.

También puedes considerar apilar la secadora en la parte superior de la lavadora. En este caso, recomendamos que consultes con el fabricante cuáles son los modelos compatibles. Es esencial que ambos aparatos sean exactamente del mismo tamaño y que adquieras un kit de apilamiento que los mantenga unidos de forma segura.

Capacidad

Una vez calculadas las dimensiones exteriores de la secadora, querrás hacer lo mismo con respecto a su interior. La cifra de capacidad en las especificaciones se refiere al peso de la ropa seca que puede contener (debido a la absorción de agua, la ropa se vuelve mucho más pesada una vez lavada). Pero este número puede no ser útil si nunca antes has tenido una secadora. Dado que la ropa se expande a medida que se seca, una forma de calcular la capacidad necesaria es verificar cuántos kilogramos caben en tu lavadora actual y aumentar esa cifra en un 30 o, preferiblemente, en un 50%. La sobrecarga constante del tambor ejercerá una presión adicional sobre la secadora, extenderá los tiempos de ciclo y acortará su vida útil. ¿Te estás preguntando cómo es posible apilar una secadora a una lavadora si la primera necesita una mayor capacidad? Dado que las secadoras no centrifugan tan rápido como las lavadoras, los fabricantes pueden asignar más espacio para un tambor más grande dentro de un cuerpo del mismo tamaño.

Otra forma de calcular la capacidad de una secadora es tener en cuenta el número de personas que la usarán. Las secadoras más pequeñas de 6 a 7 kg se adaptarán a 1 a 2 personas, y tal vez, a una familia con un niño pequeño. Las secadoras de 8-9 kg le vendrán fenomenal a las familias de tamaño medio, de 3 a 4 personas. Las familias numerosas deben buscar una secadora espaciosa de 10 kg; la mayoría de los fabricantes no ofrecen modelos con capacidades superiores a 10 kg.

Tambor

Probablemente la parte más importante de la secadora sea el tambor. Todos los modelos previamente recomendados cuentan con tambores de acero inoxidable en lugar de estar revestidos de cerámica o de plástico. Los primeros no se pueden rayar o dañar con cremalleras, botones o remaches; de esta forma, la superficie interna permanece como nueva al cabo de mucho tiempo de uso, y tus prendas no se engancharán incluso después de años.

Algunos modelos tienen función de centrifugado inverso; esto significa que el tambor gira en ambas direcciones durante el ciclo, evitando así que los artículos se enreden y asegurando un secado más uniforme. Si tu lavadero es algo oscuro o tiene poca luz, también puedes considerar un modelo con iluminación interior incorporada que te facilite encontrar artículos pequeños como calcetines. Si bien estas dos características no son esenciales para el secado, podrían facilitar la descarga de la ropa en ciertas circunstancias.

Eficiencia energética

Si planeas usar tu secadora muy habitualmente, es fundamental que te hagas con un modelo económico. En la Unión Europea, todas las secadoras tienen una etiqueta energética. La eficiencia energética se clasifica de A +++ a D, y las calificaciones más altas significan un dispositivo con mayor eficiencia energética. También se calcula el consumo anual ponderado. Ojo, que el consumo real puede diferir. La cifra de la etiqueta se basa en 160 ciclos de secado para el programa de prendas de algodón y permite comparar entre diferentes modelos.

a++

Al adquirir una secadora, ten en cuenta que una clasificación de eficiencia energética más alta generalmente se traduce en ciclos de secado más largos; por lo tanto, necesitas encontrar un equilibrio entre ambos. La etiqueta energética enumera el tiempo del ciclo estimado de un programa de prendas de algodón estándar a carga máxima. Esto se debe a que el algodón es una de las fibras que más agua absorbe y necesita más tiempo en secarse. Si no encuentras problemas con las cifras indicadas para el algodón, lidiar con cargas mixtas y sintéticas te será muy sencillo.

Aunque no está directamente relacionado con la eficiencia energética, en los modelos sin ventilación la etiqueta energética también contiene información sobre la eficiencia de la condensación. Esta se califica de la A hasta la G, y de igual forma, una calificación más alta significa una mayor eficiencia. Dado que algo de humedad se escapa inevitablemente del aparato, este es un aspecto crucial para los cuartos de lavado con una ventilación deficiente. Los modelos de bomba de calor funcionan mejor y suelen puntuar A o B. Las secadoras por condensación tienden a emitir más humedad y pueden tener una menor eficiencia de condensación; por otra parte, en áreas bien ventiladas, ninguna debería representar un problema.

Características que no puedes omitir

Por ahora, hemos cubierto el rango de funciones de tu próxima secadora. Si bien los fabricantes tienden a atraer a los compradores con bastantes funciones adicionales cada vez más sofisticadas, si deseas obtener la mejor secadora que se adapte a tu presupuesto, hemos enumerado las características esenciales.

Sensores de control

Todas las secadoras cuentan con programas cronometrados que permiten al usuario establecer la duración del ciclo manualmente. El problema viene al seleccionar un número demasiado bajo, que dará lugar a prendas demasiado húmedas; mientras que un número demasiado alto podría sobrecalentar e incluso encoger algunas de tus prendas favoritas. Afortunadamente, son cada vez más habituales las secadoras con sensores de humedad, y esta característica a menudo se puede encontrar incluso en secadoras económicas. La mayoría de los modelos también permiten seleccionar entre varios niveles de humedad dependiendo de si deseas que la ropa esté ligeramente húmeda para un planchado más fácil, seca para guardarla en el armario o extra seca para colocarla en una bolsa de plástico para un almacenamiento prolongado. Los sensores integrados están programados para estimar la cantidad de humedad que queda en la ropa y, una vez que se alcanza el nivel de secado seleccionado, el ciclo se detiene.

Los modelos más avanzados también cuentan con sensores de temperatura que pueden controlar el calor en el tambor. Estas secadoras permitirán programas de baja temperatura, que pueden manejar artículos delicados, y de alta temperatura, como ciclos de secado rápido o programas antialérgicos para personas con pieles sensibles.

Finalmente, algunas de las secadoras de gama alta tendrán sensores avanzados que consideran criterios adicionales como la dureza del agua para estimar con mayor precisión la duración del ciclo.

Alerta al culminar el ciclo

Si una vez finalizado el ciclo dejas las prendas demasiado tiempo en la secadora, es probable que se formen pliegues y arrugas. Por eso, en ese caso te recomendamos una secadora que emita un sonido armónico o que incluso reproduzca un popurrí musical una vez que haya terminado su trabajo. La mayoría de los modelos permiten activar o desactivar la alarma, e incluso algunos ajustarles el volumen.

Prevención de arrugas

Sin importar lo cuidadosamente que intentes programar tus días de lavado, a veces no es posible descargar la secadora inmediatamente una vez que ha terminado. La solución es una secadora con función antiarrugas. Esto significa que el tambor, durante un tiempo o hasta que lo vacíes, continuará girando suavemente a intervalos regulares para evitar que se formen arrugas.

Características adicionales

Si cuentas con un presupuesto amplio, quizás pueda valer la pena escoger una secadora con más características. Las funciones que cubrimos en esta sección no garantizan un mejor secado ni son esenciales para todos los compradores. Pero, dado que para algunas personas podrían ser útiles, echemos un vistazo a lo que puedes obtener.

Operación silenciosa

Si tu secadora se encuentra en el sótano, incluso el modelo más ruidoso no será una molestia. Pero si está ubicada en un piso pequeño, que el aparato sea ruidoso puede perturbar el sueño o las actividades diarias. Algunos modelos tienen un diseño antivibración que minimiza los niveles de ruido. Sin embargo, no te dejes engañar por las tentadoras frases de la publicidad. Si tu prioridad es una secadora silenciosa , consulta la etiqueta energética. En el lado derecho verás el nivel de potencia acústica en decibelios (dB), medido durante la fase de secado del programa de prendas de algodón.

¿Cómo saber cuándo es demasiado ruidoso? una conversación promedio entre dos personas es de aproximadamente 60 dB. Sin embargo, un aumento de tan solo 3 dB corresponde a una duplicación del nivel de sonido. Por eso, si eres sensible al ruido, un decibelio más o menos marcará una diferencia considerable.

Programas para prendas delicadas

secadora functiones

Si planeas introducir en la secadora prendas de seda, lana u otros tejidos delicados, te recomendamos invertir en un modelo que tenga programas específicos para manejarlas. El secado a temperaturas más bajas y un secado más suave evitarán que la ropa se encoja y se dañe. Algunos modelos vienen con rejillas de secado que permiten colocar en la secadora no solo prendas, sino también zapatos, sombreros, juguetes y otros artículos que no deseas agitar. Si cuentas con mucha ropa de lana, es posible que desees un modelo que haya sido aprobado y certificado por Woolmark Apparel Care. Sin embargo, revisa siempre la etiqueta de la ropa para obtener instrucciones. Si advierte contra el uso de secadora, incluso el programa más suave puede ser demasiado fuerte.

Modo de desinfección

Si tiene alergias, piel sensible o el sistema inmunológico comprometido, es posible que desees un modelo que cuente con un programa de alta temperatura que elimine los ácaros del polvo y las bacterias. Este programa también es útil para secar y desinfectar la ropa de bebé.

Seguro para niños

Hablando de niños pequeños, es fundamental evitar la posibilidad de que interfieran con los controles o, peor aún, que se encierren dentro de la secadora. Muchos modelos ofrecen la opción de bloquear el dispositivo a menos que se presione una combinación de botones. Esto puede resultarles útil a padres primerizos.

Inicio retardado

Si bien esto puede no ser esencial, tener la ropa lista para cuando regrese del trabajo o por la mañana al levantarte de la cama puede ser atractivo y útil para algunas personas. Muchas secadoras cuentan con un temporizador, o con función de inicio retardado, que permite retrasar durante varias horas el inicio del ciclo.

Aire fresco

Este programa, a veces también llamado refrescamiento, permite refrescar rápidamente la ropa que lleva un tiempo colgada en el armario. Aunque no es esencial, se encuentra en la mayoría de las secadoras.

Controles inteligentes

Hoy en día los modelos de gama alta se pueden controlar cómodamente de forma remota a través de una aplicación móvil o mediante asistente de voz. Las características típicas incluyen iniciar o detener un ciclo, ajustar la configuración, recibir información sobre el tiempo restante y conocer cuándo está la ropa lista para recolectarse. Algunos modelos inteligentes también permiten el diagnóstico remoto o pueden programar automáticamente el secado a la hora en la que los costes de la electricidad son los más bajos. Aun así, deberás cargar y descargar la secadora manualmente; por lo tanto, encontramos estas características agradables, pero no indispensables. Además, si tu secadora se estropea, es probable que un modelo más tecnológico sea más caro de reparar.

Alisado al vapor

Otra función que se encuentra en algunas secadoras de gama alta es el ciclo de vapor. Se dice que elimina las arrugas y los olores no deseados. Sin embargo, también aumenta considerablemente los costes iniciales y de funcionamiento y, de todos modos, no puede reemplazar el efecto de las prendas recién lavadas y cuidadosamente planchadas.

Cómo cuidar tu secadora

Si la cuidas correctamente, la secadora debería durar bastantes años. La negligencia no solo puede dar lugar a ciclos más largos y a mayor consumo, sino que también puede implicar peligro de incendio. Aquí te damos algunos consejos esenciales para alargar la duración de la secadora y evitar ese peligro.

  • Lee el manual y sigue las recomendaciones. No excedas la capacidad que indicada para el tipo de carga que deseas secar.
  • Centrifuga la ropa en la lavadora en el ajuste más alto disponible antes de ponerla en la secadora.
  • Si cuentas con un modelo con ventilación, es necesario limpiar el respiradero al menos una vez al año. Si tu modelo no cuenta con ventilación, revisa cada cuánto debes limpiar el termocambiador.
  • Evita introducir ropa que se haya ensuciado con gas, aceite de cocina, agentes de limpieza u otras sustancias inflamables. Si debes usar secadora con ellos, utiliza la temperatura más baja y un ciclo de secado que concluya con un período de enfriamiento.
  • Limpia el filtro de pelusas antes o después de cada ciclo; esto evitará el sobrecalentamiento y mejorará su eficiencia.
  • Vacía el contenedor de agua y deja la puerta entreabierta después de cada uso.
  • Aspira la ventilación y las grietas con polvo al menos una vez al año.

Conclusión

Una buena secadora no solo ahorra tiempo y esfuerzo en las tareas del hogar, sino que también le da a tu ropa un aspecto fresco y limpio, y proporciona una higiene adicional. Para este artículo hemos seleccionado diferentes modelos de secadoras que cubren todas las necesidades y presupuestos, y que nos impresionaron no solo por sus especificaciones y relación calidad-precio sino por las reseñas de los consumidores a largo plazo y de los expertos independientes. Nuestra primera elección, la Samsung DV90M6200CW / EF destaca especialmente por combinar eficiencia energética, rápido rendimiento y una excelente variedad de programas, que serán adecuadas para una amplia gama de clientes.

HAGA CLIC PARA CALIFICAR ESTE POST!
[Total: 0 Promedio: 0]
Botón volver arriba
Cerrar