Encontrar el mejor producto de esa categoría no es algo fácil y por eso el equipo de Mejoresdispositivos ha hecho tanto pruebas de productos como investigaciones para ayudarte a elegir la mejor opción. Si compras algo tras los enlaces de nuestro contenido, recibimos un comisión.

Mejores Robots Cortacésped 2020

Algunas personas disfrutan de verdad cuidando su césped. Sin embargo, si estás leyendo este artículo, se podría apostar a que probablemente no eres uno de ellos. De hecho, la gran mayoría preferiríamos pasar nuestros esperados y valiosos fines de semana realizando tareas bastante más placenteras que empujar durante horas una máquina pesada, ruidosa y maloliente bajo el sol abrasador del verano. O, lo que es lo mismo, un cortacésped de gasolina. No estás solo, hay incluso investigaciones que demuestran que las personas que emplean menos tiempo haciendo estas tareas son más felices. Buenas noticias, tus plegarias han sido escuchadas… en forma de robot cortacésped.

Aunque la tecnología del robot cortacésped pueda parecer intimidante y los precios no son precisamente bajos, estos peculiares dispositivos tienen numerosas ventajas. Te ahorran tiempo, son silenciosos, no contaminan y hasta mantienen tu césped más vigoroso y saludable. Pero antes de comprarlo es esencial tener en cuenta la superficie máxima de corte, el gradiente de inclinación, los posibles obstáculos de tu jardín e incluso las condiciones meteorológicas bajo las cuales tendrá que funcionar el robot. Hemos seleccionado los cinco mejores robots cortacésped y hemos escrito reseñas exhaustivas de cada uno de ellos. Estos roombas del jardín son unos dispositivos bastante sofisticados, así que también recomendamos leer la guía de compra, que contiene valiosos consejos sobre la configuración y cuidados de tu robot.

Imagen
Nombre
Calificación
Revisar precio

1. WORX Landroid M1000 WR143E – El mejor en las pruebas

El WORX WR143E es capaz de equilibrar perfectamente todas las cualidades esenciales que se esperan de un cortacésped automático. No solo siega bien, sino que también puede presumir de una IA (inteligencia artificial) excelente, fácil configuración y precio asequible. Puede cuidar extensiones de césped de hasta 1.000 m2, e incluso tiene una función de programación multizona. La altura de corte se puede ajustar desde 30 a 60 mm, con pasos de 10 mm, mientras que el ancho de corte es 18 cm. El Worx Landroid supera a todos sus rivales a la hora de apurar los bordes del jardín. Gracias a esta función de corte de bordes, el resultado es sorprendentemente limpio. Algunos usuarios incluso comentan que, después de posicionar cuidadosamente el cable perimetral, casi nunca tienen que sacar el recortador.

También la instalación es más sencilla que en la mayoría de los robots cortacésped. Hay que colocar la base de carga y el cable perimetral (por encima o ligeramente por debajo del terreno). No hay cable guía, ya que el Landroid vuelve a la base siguiendo el perímetro. Esto reduce el tiempo de instalación. La base de carga es muy discreta. Mientras que la mayor parte de los modelos tienen bases de carga voluminosas que hacen que queden parches de hierba sin cortar a su alrededor, la base del Worx tiene una cuadrícula de rejilla que se puede ocultar en el terreno. La hierba crece rápidamente a su alrededor y solo queda visible el enchufe de carga. Además, este sistema lateral garantiza que el robot pueda cortar limpiamente la hierba de alrededor cada vez que regresa para cargarse.

El Worx se puede controlar a través de su pantalla o mediante la app de Landroid. Esta última opción funciona bastante decentemente. Sin embargo, varios usuarios cuentan que no la usan mucho. Puedes cargar detalles como la variedad de césped, el tipo de suelo y el riego. El dispositivo tiene en cuenta esta información (junto con otros datos como la predicción meteorológica) a la hora de generar el horario de segado automático. La app también es muy cómoda para comprobar cuánto trabajo ha realizado tu robot a lo largo del día.

El Landroid WR143E tiene una batería extraíble intercambiable con otros dispositivos WORX. El tiempo de carga es de aproximadamente una hora y media. Después de recargarse, el robot rueda alegremente por el jardín durante dos horas. Aunque su ruta inicialmente pueda parecer caótica, el dispositivo aprende a medida que realiza la tarea y, con el tiempo, creará el mapa óptimo para mantener perfectamente cuidado tu césped. Es recomendable caminar por todo el perímetro con el teléfono antes de liberar el robot Landroid por primera vez, para que la app recoja algunos datos iniciales. El WR143E tiene tres cuchillas pivotantes de doble filo unidas a un disco. Rotan en ambas direcciones, garantizando así un corte más igualado y conservando el filo durante más tiempo. En cuanto el robot se topa con algo que no sea hierba, las cuchillas se pliegan inmediatamente. Lo mismo sucede si el robot se ladea o se levanta.

Para mantener un precio asequible, Worx ha decidido dejar el Landroid dentro de una gama relativamente básica. Lo tiene todo para cortar tu césped, pero si quieres más, puedes comprar cinco accesorios que se venden por separado. El inconveniente es que, si decides comprarlos todos, el coste excederá al del robot mismo. El primer accesorio opcional es el Sistema Anticolisión (ACS) que permite detectar los obstáculos con la ayuda de un sensor por ultrasonidos en lugar de chocar contra ellos. En teoría también es posible evitar los objetos rodeándolos con el cable perimetral, pero es una solución engorrosa que puede llevar mucho tiempo. A no ser que tu jardín carezca casi totalmente de obstáculos, nosotros recomendamos invertir en el ACS, ya que los ataques continuados del robot a los árboles y al mobiliario del jardín podrían dañarlos. Lamentablemente, algunos usuarios se quejan de que el ACS tiene problemas para detectar obstáculos relativamente bajos, como los areneros. Una alternativa es adquirir la función “Fuera de los Límites”. Viene con un sensor y un carrete de cable digital que se puede utilizar para rodear las áreas prohibidas a las que no entrará el robot Landroid. El vallado de cable digital es magnético, es decir, no necesita conectarse al cable perimetral y puede reajustarse rápida y fácilmente cuando se necesite (por ejemplo, si tienes una cama elástica y decides cambiarla de sitio).

El siguiente accesorio opcional es la opción para controlar tu Landroid mediante RadioLink. Esta opción es muy útil en caso de que tu conexión wifi no cubra todo el jardín, ya que el radiocontrol alcanza hasta 1 km. Finalmente, los últimos dos extras son el control por voz (que funciona con o sin conectividad a internet) y la función “Encuentra mi Landroid”, que permite rastrear el robot usando el GPS. Sin embargo, el Landroid ya cuenta con protección mediante PIN y una alarma en su configuración básica, por lo que el nivel de seguridad ya es adecuado sin esta mejora.

Aunque no hay duda de que el Worx Landroid WR143E es impresionante y ofrece características muy por encima de sus competidores, también tiene algunos defectos. En primer lugar, a pesar tener un funcionamiento rápido y ágil, únicamente es adecuado para pendientes de hasta un 35%, y de vez en cuando las dos ruedas traseras resbalan en terrenos con desnivel. La rueda delantera es relativamente pequeña y tiende a quedarse atascada en los agujeros pequeños. Si tu jardín no está completamente nivelado, podría ser buena idea señalar los agujeros que hayan atrapado previamente al Landroid y rellenarlos con tierra para que después los siegue sin dificultades. Comparado con sus competidores, este modelo también es considerablemente más ruidoso, ya que alcanza los 67 dB cuando está en funcionamiento. Además, el sensor de lluvia funciona de forma extraña. Algunos usuarios se quejan de que, en lugar de retornar a la seguridad de su base, el Landroid se queda bloqueado esperando a que pase el chaparrón. Aun así, y a pesar de estas pocas limitaciones, el Landroid cortó el césped de forma cuidadosa y uniforme cuando fue puesto a prueba por expertos. Al mismo tiempo, los usuarios habituales comentan que sus jardines están más sanos y verdes desde la llegada de este ayudante de jardinero pintado de color naranja.

Pros

  • Asequible
  • Rápida instalación
  • Segado uniforme incluso cerca de los bordes
  • Se abre paso por zonas estrechas
  • Base de carga muy discreta
  • Puede funcionar en varias zonas

Contras

  • Las características opcionales son caras
  • Tiene problemas en terrenos con desnivel
  • Más ruidoso que sus competidores

Especificaciones

  • Superficie máx. de trabajo: 1.000 m2
  • Pendiente máx.: 35 %
  • Tipo de batería: Li-ion
  • Duración de la batería: 120 min.
  • Tiempo de carga: 90 min.
  • Altura de corte: 30 a 60 mm
  • Ancho de corte: 18 cm
  • Volumen en funcionamiento: 67 dB
  • Características de seguridad: Protección mediante PIN, alarma, sensor de elevación, sensor de inclinación, GPS (opcional)
  • Sensor de lluvia: Sí
  • Dimensiones: 55,8 x 40,4 x 20,5 cm
  • Peso: 9,4 kg
  • Accesorios incluidos: Base de carga, 180 m de cable, 250 piquetas de fijación, 9 cuchillas extra
REVISAR PRECIO

 

2. Gardena Sileno + 1600 – El mejor para grandes superficies

Aunque evidentemente no es el robot cortacésped más barato del mercado, el Gardena Sileno + 1600 es robusto y fiable, y se ocupa de superficies grandes de hasta 1.600 m2 sin ayuda. La altura de corte es regulable, desde 20 hasta 60 mm, y el ancho de corte se extiende hasta 22 cm. Además, el funcionamiento del Gardena es sorprendentemente silencioso. Dado que su nivel de ruido nunca supera los 60 dB, ni tú ni tus vecinos oiréis que el robot está funcionando si no os acercáis.

La instalación del Gardena Sileno + lleva un poco más de tiempo si lo comparamos con nuestra primera opción, el Worx Landroid. Esto se debe a que tendrás que tender (o enterrar) no solo el cable perimetral sino también el cable guía. El robot utilizará este último para guiarse por los pasos complicados y encontrar rápidamente el camino a la base cuando le quede poca batería. Si tienes algún objeto en la superficie de césped, tendrás que aislarlo también con el cable perimetral. La base de carga es más voluminosa que la del Worx. Sin embargo, una vez completada la instalación, programar el Sileno es muy sencillo. A pesar de no disponer de app, los controles y la pequeña pantalla situados en la parte superior del dispositivo funcionan muy bien para comunicarse con el robot.

La batería Li-Ion del Gardena dura una hora aproximadamente, y después necesita otra hora para cargarse. El sistema de corte, similar al del Worx Landroid, consiste en tres cuchillas pivotantes. Hay una función SensorControl que permite que el robot ajuste su horario de segado al crecimiento de la hierba. La función Spot Cutting hace que, en las zonas de difícil acceso (por ejemplo, bajo camas elásticas o mobiliario de jardín), el robot se mueva en círculos hasta que están cortadas tan uniformemente como el resto del jardín. El Gardena Sileno + es además lo bastante inteligente como atravesar pasos de tan solo 60 cm de anchura que dejan atascados a la mayoría de los cortacéspedes automáticos.

El Gardena Sileno + gestiona bien las pendientes con una inclinación máxima del 35%. Los usuarios que ya han tenido varios robots cortacésped confirman que este modelo conquista los terrenos desiguales mejor que sus competidores, y que raramente se queda atascado. Posee dos robustas ruedas con tracción trasera para escalar obstáculos y dos ruedas delanteras más pequeñas para una mejor maniobrabilidad. Además, el Gardena Sileno + puede segar bajo la lluvia, mientras que la mayoría de los robots se obstruye rápidamente con la hierba mojada. Si vives en una zona donde llueve a menudo, esta es una opción estupenda.

En cuanto a los inconvenientes, el Gardena es mucho más caro que nuestra primera recomendación, el Worx Landroid. Además, deja áreas más grandes de hierba sin segar cerca de los bordes. Prepárate para sacar el cortabordes de vez en cuando si quieres un césped perfecto. Aparte de esta pequeña molestia, se ocupa del mantenimiento de jardines irregulares y exigentes rápida y silenciosamente. Si no necesitas una app más, el Gardena Silo te permitirá disfrutar de tu tiempo libre en lugar de tener que lidiar con problemas relacionados con el césped.

Pros

  • Siega incluso en terreno desigual y en áreas difíciles de acceder
  • Se abre paso por zonas estrechas
  • Funcionamiento muy silencioso
  • Su funcionamiento se puede coordinar con otros dispositivos Gardena
  • Ajusta el corte automáticamente dependiendo del crecimiento de la hierba

Contras

  • Caro
  • No siega bien cerca de los bordes
  • No tiene control remoto

Especificaciones

  • Superficie máx. de trabajo: 1.600 m2
  • Pendiente máx.: 35 %
  • Tipo de batería: Li-ion
  • Duración de la batería: 65 min.
  • Tiempo de carga: 60 min.
  • Altura de corte: 20 a 60 mm
  • Ancho de corte: 22 cm
  • Volumen en funcionamiento: 60 dB
  • Características de seguridad: Protección mediante PIN, alarma, sensor de elevación, sensor de inclinación
  • Sensor de lluvia: No (funciona cuando llueve)
  • Dimensiones: 62,7 x 50,9 x 25 cm
  • Peso: 9,7 kg
  • Accesorios incluidos: Base de carga, 250 m de cable, 400 piquetas de fijación, 9 cuchillas extra
REVISAR PRECIO

 

3. McCulloch Rob S600 – La mejor relación calidad-precio

Si buscas un robot barato que siegue obedientemente jardines relativamente pequeños y nivelados, los expertos recomiendan unánimemente el McCulloch Rob S600. Es el robot cortacésped más barato que realiza bien sus tareas. No presume de tener mucha parafernalia, pero reúne todas las funciones esenciales, e incluso posee unos cuantos extras de capricho. A pesar de la anchura de corte relativamente pequeña de 16 cm, es lo suficientemente potente para cuidar jardines de hasta 600 m2 y permite que el usuario ajuste la altura de corte entre 20 y 50 mm.

La instalación es bastante similar a la del Gardena Sileno. Tendrás que colocar el cable perimetral y el cable guía, así como encontrar un área llana para la base de carga. El cable guía también se puede usar para ayudar al Rob a atravesar pasos estrechos y complicados. Lamentablemente, no hay otra forma de aislar arriates de flores u otros objetos que no sea colocando el cable perimetral a su alrededor. El McCulloch publicita su Sensor de Colisión, pero no se trata de un dispositivo ultrasónico como el que se puede instalar en el Worx Landroid. El Rob básicamente tiene un sensor de choque: cuando tropieza con un obstáculo, cambia la dirección de corte (y todos los robots cortacésped más o menos decentes hacen lo mismo). Una función extra que sí encontramos útil es el Drive Past Wire, que permite que el robot sobrepase ligeramente el cable perimetral y corte más cerca de los bordes. Esta distancia se puede ajustar de 20 a 40 cm, lo que significa que tendrás mucho menos trabajo con el cortabordes.

Dado que el Rob S600 es un dispositivo básico, su instalación es muy fácil y rápida. Hay una pequeña pantalla LCD bajo la tapa superior, con controles cómodos y casi intuitivos. El Rob necesita cargarse durante 60 minutos y después está listo para trabajar durante el mismo periodo de tiempo aproximadamente. Una de las mejores características de este robot es lo silencioso de su funcionamiento, ya que el nivel de ruido nunca excede los 57 dB. Además, según los usuarios, conquista pendientes de hasta el 35% y muy rara vez se queda atascado. Gracias a sus tres cuchillas pivotantes, el corte es muy igualado y suave. Además, el Rob cuenta con el Lawn Shield, que tiene en cuenta el ritmo de crecimiento de la hierba. Cuando está seca, la hierba crece más lentamente, así que saldrá con menos frecuencia para así proteger tu césped de un estrés innecesario. Y, por el contrario, cuando la hierba crezca más rápido, lo verás salir más a menudo. En cuanto a las características de seguridad, cuenta con protección mediante PIN y alarma, exactamente igual que los modelos más caros. Si el Rob se levanta o se inclina, las cuchillas se detienen casi inmediatamente.

En cuanto a los inconvenientes, el Rob S600 tiene dos. El primero es que no tiene sensor de lluvia. Aunque el fabricante dice que puede continuar funcionando bajo la lluvia, unos cuantos usuarios han observado que sus ruedas carecen de la adherencia de los modelos más caros, por lo que tiende a resbalar. Afortunadamente, este modelo es bastante ligero, y estos percances muy raramente dañan el césped. Sin embargo, recomendamos detener su funcionamiento durante la lluvia. La segunda desventaja es que la app del Rob funciona únicamente por Bluetooth. Si quieres controlar el dispositivo remotamente, tendrá que ser a corta distancia. Y eso es todo. Si puedes arreglártelas sin un control avanzado mediante app y no te importa hacer que tu robot vuelva a casa cuando empieza a llover, el Rob S600 será un compañero perfecto que mantendrá tu césped tan cuidado como los modelos más caros.

Pros

  • Muy asequible
  • Siega incluso por terrenos desiguales y cerca de los bordes
  • Se abre paso por zonas estrechas
  • Funcionamiento muy silencioso
  • Ajusta el corte automáticamente dependiendo del crecimiento de la hierba

Contras

  • No tiene sensor de lluvia
  • Control remoto limitado únicamente a Bluetooth

Especificaciones

  • Superficie máx. de trabajo: 600 m2
  • Pendiente máx.: 35 %
  • Tipo de batería: Li-ion
  • Duración de la batería: 65 min.
  • Tiempo de carga: 60 min.
  • Altura de corte: 20 a 50 mm
  • Ancho de corte: 16 cm
  • Volumen en funcionamiento: 57 dB
  • Características de seguridad: Protección mediante PIN, alarma, sensor de elevación, sensor de inclinación
  • Sensor de lluvia: No (funciona cuando llueve)
  • Dimensiones: 55 x 38 x 23 cm
  • Peso: 7,3 kg
  • Accesorios incluidos: Base de carga, 150 m de cable, 200 piquetas de fijación, 3 cuchillas extra
REVISAR PRECIO

 

4. Husqvarna Automower 420 – El mejor para terrenos en pendiente

No todos tenemos la suerte de disfrutar de jardines perfectamente horizontales. Pero existe un robot que se ocupará sin esfuerzo de los terrenos con una pendiente de hasta el 45% de inclinación y un área de hasta 2.200 m2. Este superhéroe disfrazado de cortacésped automático recibe el nombre de Husqvarna Automower 420. Es rápido, presume de una anchura de corte de unos impresionantes 24 cm y una altura de corte altamente regulable, desde 20 hasta 60 mm. Y hablando de superhéroes, el Husqvarna obtiene puntos extra por su diseño futurista que recuerda a un Batmóvil en miniatura.

La instalación se parece bastante a la de los modelos descritos anteriormente: tendrás que colocar un cable perimetral y un cable guía en el terreno, y crear islas de cable alrededor de cualquier objeto o zona que quieras proteger del segado. También tendrás que colocar la base de carga en una zona llana. Lo realmente espectacular del Automower es que puedes programar hasta 5 posiciones de inicio diferentes. Esto resulta de gran utilidad para cubrir terrenos amplios, ya que la batería es limitada. La parte más molesta es que el kit de instalación no viene incluido con el robot y se debe comprar por separado. Husqvarna lo justifica afirmando que los clientes pueden comprar los materiales de instalación según sus necesidades, o incluso solicitar que el vendedor se lo instale. Somos bastante escépticos en este punto, dado que el robot por sí solo ya es bastante más caro que sus competidores.

Sin embargo, cualquier posible frustración debida a los costes se olvida rápidamente en cuanto el Automower entra en acción. Las tres cuchillas pivotantes de acero al carbono garantizan un corte perfecto, mientras que las grandes ruedas de ancha rodadura exhiben una tracción excelente, independientemente de las condiciones meteorológicas. En las pruebas también se acercó bastante a los bordes, dejando únicamente unas franjas minúsculas para arreglar con el cortabordes. Además, el Husqvarna se ocupa del jardín igual de bien con viento o lluvia que en días soleados. También ajusta automáticamente la frecuencia de segado según la velocidad de crecimiento de la hierba para mantener un césped en perfecto estado. En general, es el cortacésped óptimo para el clima escandinavo. Además, el Automower 420 reúne casi todas las características más glamurosas de sus rivales. Detecta los pasos estrechos y los atraviesa con elegancia. Posee una función de corte en espiral para gestionar mejor las áreas que necesitan un segado extra (bajo el mobiliario de jardín, por ejemplo) hasta que están tan igualadas como el resto del jardín. Su funcionamiento es silencioso y los niveles de ruido nunca superan los 58 dB. Para finalizar, cuenta con una pantalla LED grande y legible que permite disfrutar de verdad al programarlo. Mientras la mayoría de los robots cortacésped tienen pantallas tirando a pequeñas y a veces es complicado leerlas bajo el brillante sol, el Husqvarna sobresale de verdad en este aspecto.

Las características de seguridad son muy decentes, aunque no sobresalientes. Tiene protección mediante PIN y una alarma muy sonora, exactamente igual que en los modelos más baratos. Bueno, y también te proporcionan un adhesivo de advertencia para ahuyentar a los posibles ladrones de robots antes de que cometan el inmenso error de intentar hacerse con tu Automower. Aun así, si quieres un robot que puedas rastrear por GPS, esta característica debe adquirirse por separado.

En cuanto a los aspectos negativos, el más importante es el precio. Además del precio espléndidamente alto de la propia máquina, deberás añadir a la ecuación los costes de los materiales de instalación. Pero los gastos adicionales no acaban aquí. El Husqvarna Automower viene con una app de control remoto limitado a su uso con Bluetooth únicamente. Tienes que estar dentro de un radio de 30 m del robot para comunicarte con él. Para conseguir la conectividad wifi y una app más avanzada, ¡sorpresa!, debes comprarla por separado. Esta función te permitirá localizar tu Automower por GPS. Sumando todos los costes, te podrías permitir comprar varios robots cortacésped más baratos, dividir la superficie a segar y todavía ahorrar algo de dinero. Sin embargo, esta no es una opción para los que tenemos jardines en pendiente y/o vivimos en climas lluviosos. Dejando a un lado su escandaloso precio, no se puede negar que es un cortacésped excelente que supera elegantemente y sin esfuerzo las situaciones más complicadas que se pueden dar en los jardines y que atascan sin remedio a otros robots.

Pros

  • Siega incluso terrenos muy desiguales y cerca de los bordes
  • Se abre paso por zonas estrechas
  • Funcionamiento muy silencioso
  • Ajusta el corte automáticamente dependiendo del crecimiento de la hierba
  • Funciona bien bajo la lluvia

Contras

  • Muy caro
  • El kit de instalación debe comprarse por separado
  • Control remoto limitado únicamente a Bluetooth (el control mediante wifi debe comprarse por separado)

Especificaciones

  • Superficie máx. de trabajo: 2.200 m2
  • Pendiente máx.: 45 %
  • Tipo de batería: Li-ion
  • Duración de la batería: 75 min.
  • Tiempo de carga: 50 min.
  • Altura de corte: 20 a 60 mm
  • Ancho de corte: 24 cm
  • Volumen en funcionamiento: 58 dB
  • Características de seguridad: Protección mediante PIN, alarma, sensor de elevación, sensor de inclinación, GPS (opcional)
  • Sensor de lluvia: No (funciona cuando llueve)
  • Dimensiones: 72 x 56 x 31 cm
  • Peso: 12,2 kg
  • Accesorios incluidos: Base de carga, 9 cuchillas extra
REVISAR PRECIO

 

5. WORX Landroid S300 WR130E – El mejor para superficies pequeñas

Incluso los jardines pequeños precisan un esfuerzo considerable para mantener un aspecto atractivo. Si prefieres invertir tus esfuerzos en cualquier otra cosa, te recomendamos el Worx Landroid WR130E. Se trata del hermano pequeño de nuestra opción favorita y puede presumir de poseer la mayoría de sus puntos fuertes a un precio menor. Dado que ya hemos descrito con gran detalle el Landroid mayor en la primera reseña, trataremos de concentrar nuestra atención en las diferencias que existen entre los dos. El Landroid WR130E pequeño tiene una menor altura de corte, regulable entre 20 y 50 mm, pero la anchura de corte sigue siendo de 18 cm. Presume de contar con la misma inteligencia artificial de excelente calidad que le permite encontrar el camino a través de pasos estrechos, y puede escalar pendientes con un gradiente máximo del 35%.

La instalación es esencialmente igual que en el Landroid más grande. Lo único que tendrás que hacer es colocar el cable perimetral y la base de carga. Sin embargo, el WR130E pequeño tiene un motor menos potente y, como consecuencia, es más proclive a quedarse atascado en agujeros y zonas desiguales. Prepárate para invertir algo de tiempo en reajustar el perímetro y arreglar las trampas para robot de tu jardín. La buena noticia es que el motor del WR130 es también algo más silencioso, con un nivel de ruido máximo que no excede los 65 dB. La programación es bastante sencilla, ya que este modelo viene con la misma app que los Landroid más caros. La pantalla del WR130E es bastante pequeña, por lo que la app resulta de gran ayuda para ajustar el horario.

Aunque este modelo sea barato, viene con algunas funciones avanzadas. Aparte de la app mencionada anteriormente y de ser capaz de maniobrar en los pasos estrechos, también ajusta el horario de corte al crecimiento de la hierba y cuenta con un sensor de lluvia para dejar de segar cuando el tiempo empeora. Además, es compatible con los mismos cinco sensores extra que los Landroid más grandes: fuera de límites, sistema anticolisión, control por voz, radiocontrol RadioLink y “encuentra mi Landroid”. De este modo, con el tiempo podrás convertir tu robot económico en una máquina de alta tecnología. Las tres cuchillas pivotantes garantizan un corte uniforme. Sin embargo, este modelo no tiene la función “cortar hasta el borde” que ha convertido a su hermano mayor, el WR140E, en el ganador de tantas pruebas. Así que tendrás que sacar el cortabordes de vez en cuando.

Otro inconveniente del WR130 es su tiempo de carga relativamente largo, de 240 minutos. Después de recargar durante cuatro, el robot solo tiene autonomía para una hora. A continuación necesitará otra larga carga. Por lo tanto, en realidad solo es adecuado para parcelas pequeñas de césped. Incluso con jardines que no exceden los 300 m2, este robot estará constantemente atareado intentando cargarse y segar más rápidamente de lo que tarda la hierba en volver a crecer. Aun así, y a pesar de no ser perfecto, el Worx Landroid WR130E ofrece una calidad muy sólida por un precio muy económico. El único esfuerzo extra que exige este robot es recortar los bordes de vez en cuando y rellenar agujeros. Del resto se ocupará el solo, recompensándote con un jardín bien cuidado.

Pros

  • Muy asequible
  • Rápida instalación
  • Se abre paso por zonas estrechas
  • Base de carga muy discreta
  • Puede funcionar en varias zonas

Contras

  • Las características opcionales son caras
  • Tiene problemas en terrenos con desnivel
  • No siega bien cerca de los bordes
  • Más ruidoso que sus competidores

Especificaciones

  • Superficie máx. de trabajo: 300 m2
  • Pendiente máx.: 35 %
  • Tipo de batería: Li-ion
  • Duración de la batería: 60 min.
  • Tiempo de carga: 240 min.
  • Altura de corte: 20 a 50 mm
  • Ancho de corte: 18 cm
  • Volumen en funcionamiento: 65 dB
  • Características de seguridad: Protección mediante PIN, alarma, sensor de elevación, sensor de inclinación, GPS (opcional)
  • Sensor de lluvia: Sí
  • Dimensiones: 50,7 x 36,1 x 20,5 cm
  • Peso: 8,0 kg
  • Accesorios incluidos: Base de carga, 100 m de cable, 130 piquetas de fijación, 9 cuchillas extra
REVISAR PRECIO

 

Cómo funcionan los robots cortacésped: la guía definitiva de compra

Todas esas cifras y terminología sobre robots cortacésped pueden parecerte confusas si nunca has tenido uno. En realidad, los robots cortacésped podrían confundirse con una versión para exteriores del robot aspirador, pero el parecido acaba en su apariencia. En esta guía de compra analizamos en profundidad todo lo que debes saber sobre los cortacéspedes eléctricos. Este artículo lo tiene todo, desde explicaciones de las especificaciones a cómo llevar a cabo su instalación, programación e incluso mantenimiento.

Cable perimetral

De acuerdo, el cable realmente no forma parte del cortacésped propiamente dicho. Sin embargo, tiene un papel crucial a la hora de garantizar que tu pequeño robot no se dedique a vagabundear por las calles o se ponga a pastar en los arriates de flores del vecino. Todos los robots enumeran su superficie máxima de segado, no la excedas. Los cortacéspedes diseñados para terrenos más pequeños tienen baterías menos potentes y no serán capaces de abarcar esos metros cuadrados de más. Es preferible elegir un modelo diseñado para jardines más grandes que el tuyo, especialmente si tu jardín tiene una forma compleja y/o muchas pendientes.

Una vez que tengas el cortacésped en casa, una de las primeras cosas que habrá que hacer es instalar el cable perimetral. La idea es simple: tiendes un cable metálico alrededor del área en el que funcionará tu robot y lo clavas o lo entierras unos centímetros bajo el terreno. Si hay alguna zona de exclusión del robot, como parterres o estanques, también deberías rodearlos con el cable. Esta tarea no es complicada, pero llevará algo de tiempo. La mayoría de los fabricantes incluyen instrucciones detalladas en el manual, además de ofrecer vídeos explicativos sobre cómo hacerlo. Aun así, si nunca has realizado esta instalación, recomendamos clavar el cable. De esta forma, podrás reajustarlo rápidamente si hiciera falta. Cuando ya estés completamente satisfecho con cómo has rodeado la zona, puedes enterrar el cable (esto reduce ligeramente el riesgo de que acabe cortado) o limitarte a dejar que la hierba lo oculte a la vista. La mayoría de los modelos vienen con el cable perimetral incluido. Sin embargo, dependiendo del tamaño y complejidad de tu jardín, es posible que necesites comprar un rollo extra.

Base de carga.

Una de las ventajas más significativas de un robot cortacésped eléctrico es que regresará a su casa y se cargará sin apenas requerir ninguna acción por tu parte. La base de carga no solo recargará a tope las baterías de tu cortacésped, sino que también enviará una señal electromagnética de bajo voltaje a lo largo del cable perimetral para ayudar al robot a detectar los límites de su área.

Para situar la base de carga, necesitarás unos metros de superficie llana por delante y en los laterales, de forma que el robot pueda acceder cómodamente a ella. No pongas la base en la cima de tu pendiente más pronunciada: si el robot regresa con la batería baja, tal vez no sea capaz de subir. También será necesario que haya un enchufe cerca de la base de carga. Si no tienes un enchufe de exteriores, tan vez sea buena idea instalar uno. Sin embargo, algunas personas conectan la base a un enchufe interior usando un alargador de cable eléctrico.

Cable guía

Algunos modelos también requieren instalar un cable secundario que ayuda al robot a regresar más rápido a la base o a encontrar el camino en los pasos estrechos. Por lo tanto, los cables guía son útiles en jardines más extensos o con formas extrañas. La instalación de este cableado extra lleva un poco más de tiempo. Si tienes un jardín relativamente pequeño, también puedes comprar un modelo sin cable guía. En ese caso, el robot regresará a la base de carga siguiendo el perímetro.

Programación

¡Buenas noticias, por fin puedes empezar a jugar con el robot! Casi todos los robots cortacésped tienen pantalla LCD y botones de control en la parte superior, cubiertos por una tapa de protección. Aunque programarlo suene complicado, en realidad solo supone introducir los días y las horas a las que quieres que funcione el cortacésped. Algunos modelos también funcionan por la noche, pero no deberías elegir esta opción sin meditarla un poco. Asegúrate de que tu modelo es lo bastante silencioso como para no perturbar tu sueño (ni el de tus vecinos). Además, evita programar el robot cortacésped para que funcione por la noche si vives en un área rural que recibe visitas de pequeños animales como los erizos, que están activos durante la noche y pueden ser demasiado pequeños para ser detectados por los sensores del cortacésped. Si programas tu cortacésped para las horas normales de trabajo, protegerás a esos animales, ya que no están activos durante el día.
Algunos modelos más avanzados ofrecen controles adicionales, como ajustar la sensibilidad a la lluvia, hacer que se concentre más en los bordes o las áreas de más crecimiento, etc. Aunque todos los fabricantes presentan robots con posibilidades de programación adecuadas, los modelos Husqvarna destacan por sus pantallas más grandes y brillantes, así como controles más intuitivos que facilitan su programación. Para los jardineros más hábiles con la tecnología, algunos modelos vienen con apps que garantizan la conectividad por Bluetooth o wifi. Aunque a nosotros no nos parecieron esenciales, pueden resultar útiles para algunos usuarios.

Altura y anchura de corte

La anchura de corte del robot cortacésped no se puede ajustar, por lo que es una de las cosas que deberás tener en cuenta antes de comprar el tuyo. Los modelos con mayor anchura de corte siegan un área más extensa con mayor rapidez. Sin embargo, normalmente son más ruidosos y pueden tener dificultades para atravesar pasos estrechos. Funcionan mejor en jardines grandes. Los modelos con anchuras de corte más pequeñas son más ágiles y silenciosos. Dado que tendrán que recorrer tu jardín más veces para cortar toda la hierba, los verás trabajar con más frecuencia.

Sin embargo, la altura de corte sí se puede modificar según tus preferencias. La mayoría de los modelos son capaces de cortar el césped a una altura que está entre 30 y 50 mm desde el suelo. Sin embargo, algunos pueden bajar más y otros pueden cortarla a una altura considerablemente mayor. Si te gusta el césped muy corto o justo todo lo contrario, comprueba si el robot que has estado mirando puede cortarlo a esa altura. Finalmente, al principio es mejor configurar la altura de corte al máximo posible. Las cuchillas de tu robot tendrán mucho trabajo, especialmente si hace tiempo que no cortas el césped. En cuanto hayas recortado todo el exceso de altura, ya podrás configurar una altura de corte más baja.

Baterías

Antes de que tu cortacésped empiece a explorar el jardín, necesitará una carga completa. Por tanto, es el momento adecuado para hablar de las baterías. Resumiendo: decídete por un modelo que use baterías de ion de litio. Tienen una densidad de energía más alta, una vida útil más larga, mayor rapidez de carga y un peso más ligero. Duran unos 3-6 años antes de que se necesite una de repuesto. Es posible que encuentres modelos antiguos que todavía utilizan baterías de plomo y ácido. Son más baratas, pero tienen menos ciclos de vida útil y necesitan mucho más tiempo de carga. Ahora también hay en el mercado algunos robots cortacésped que funcionan con energía solar. Seguro que ese campo tiene un gran potencial, pero su rendimiento aún no es lo bastante fiable como para recomendarlos.

Segado

Ahora ya estamos listos para empezar a rodar. La mejor práctica es darle un último tratamiento tradicional a tu césped poco antes de comprar un robot. La mayoría de los modelos no están construidos para ocuparse de hierba larga que se ha dejado crecer demasiado. Cuando liberes por primera vez el robot en tu jardín, es posible que te lleves una sorpresa desagradable, ya que vagará al azar de un modo que no tiene ningún sentido para la mente humana. Es más, no será capaz de cortar largas franjas de hierba como el cortacésped tradicional. Mantén la calma y vuelve a disfrutar de tu tiempo libre, que el robot sabe a dónde va. Con el tiempo, el patrón aleatorio de segado cubrirá todo tu césped, creando en pocas semanas una apariencia de alfombra.

Con cada pasada, el robot solo corta una punta diminuta de la hierba para estresar menos a la planta. Además, con esos cortes minúsculos que desaparecen en el césped y se desintegran al cabo del tiempo, estas máquinas abonan el terreno. Esto significa que no tendrás que perder tiempo recogiendo tras el robot, y los nutrientes regresan al suelo. Después de un tiempo, notarás que la hierba no solamente está perfectamente cortada, sino que además está más verde, más saludable y necesita menos fertilizante. Si tu jardín padece la presencia de visitantes ilegales como arañas o caracoles, la patrulla frecuente del cortacésped los animará a mudarse a los jardines vecinos.

Cuchillas

Cuando hablamos de segar, cabe mencionar que los robots cortacésped suelen tener dos tipos de cuchillas. Algunos modelos tienen cuchillas largas y fijas, mientras que otros utilizan pequeñas cuchillas pivotantes montadas sobre un disco rotatorio. Si quieres usar tu cortacésped sobre hierba larga y dura, es innegable que las cuchillas fijas tienen sus ventajas. Sin embargo, esos modelos normalmente son más ruidosos y gastan más energía. También pueden estropear juguetes u otros objetos que se hayan dejado accidentalmente sobre el césped. Por todas estas razones, preferimos y recomendamos los robots cortacésped con cuchillas pivotantes. Son más silenciosos y las cuchillas pivotantes tienen la potencia justa para cortar la hierba. Si tropiezan con algo más duro, retroceden inmediatamente minimizando el riesgo de dañar algún objeto por accidente.

Tareas complicadas

Aunque la mayoría de los modelos son capaces de segar con esmero un jardín regular y bien nivelado, solo los mejores tienen inteligencia suficiente para salir airosos de retos como jardines en pendiente, pasos estrechos y bordes. Estas son nuestras recomendaciones para elegir un robot cortacésped para jardines complicados de segar:

Bordes

Lo más irónico de estos robots es que, aunque es innegable que utilizan tecnología puntera, no logran acertar con los bordes. Si tu césped tiene bordes que lindan con un sendero o un patio, probablemente el robot logre segar los bordes a la perfección. Sin embargo, la mayoría tenemos jardines con tapias o vallas en los bordes, y las cuchillas cortas de un robot cortacésped son incapaces de alcanzar esas zonas. Aunque algunos modelos tienen un mejor desempeño que otros, debes estar preparado para sacar el cortabordes cada 3-4 semanas y emplear 10-15 minutos limpiando las franjas a las que el robot no se pudo acercar lo suficiente. Si quieres minimizar esta tarea, plantéate comprar un Worx Landroid. Durante las pruebas, estos robots obtuvieron mejores resultados en los bordes que los demás.

Pendientes

Si tu jardín tiene una superficie con desnivel, tendrás que buscar un modelo más caro con ruedas más grandes y mejor tracción. Un paso fundamental para hacer esta elección es calcular la pendiente más pronunciada de la zona de césped. De otro modo, es posible que acabes con una zona que el robot será incapaz de segar. La mayoría de los robots son capaces de funcionar en pendientes del 20% al 35% como máximo, y no muchos superan pendientes mayores. Es importante tener en cuenta que normalmente los fabricantes indican la pendiente máxima en forma de porcentaje, no de gradiente. La cifra que dan describe cuántos centímetros puede subir el robot por cada metro horizontal.

Pasos estrechos

La habilidad para encontrar el camino a través de pasos estrechos dependerá enormemente de lo buena que sea la inteligencia artificial del robot. Los mejores modelos son capaces de atravesar pasos estrechos de 60 cm o más, pero la mayoría de los robots simplemente se quedan atascados. Si tu jardín tiene una forma compleja con muchos pasos estrechos, es mejor comprar un modelo con cable guía e instalarlo para guiar al cortacésped robótico a través de esas zonas.

Varias zonas

Actualmente, casi todos los robots cortacésped pueden funcionar en dos zonas diferentes, y los mejores permiten incluso programar más zonas. Sin embargo, en la práctica esto con frecuencia resulta bastante complicado. Si las diversas zonas de tu jardín no están conectadas, tendrás que levantar el cortacésped y transportarlo de una zona a otra, y viceversa. Otra posibilidad es que, en lugar de comprar un cortacésped multizona más caro, compres varios robots más baratos y asignes uno a cada zona independiente. Dado que los robots cortacésped para superficies pequeñas son considerablemente más baratos, es posible que de este modo incluso ahorres dinero.

Condiciones meteorológicas

Bastantes fabricantes afirman que sus robots pueden funcionar bajo la lluvia, pero en la práctica eso solo significa que son resistentes al agua. Segar bajo la lluvia no es lo mejor por varias razones. En primer lugar, porque el terreno se reblandece y los modelos más baratos con frecuencia resbalan o se atascan (en el peor de los casos, incluso pueden dañar el césped). Los recortes de hierba húmeda tienden a quedarse pegados entre sí y pueden obstruir con facilidad los cortacéspedes menos potentes. Un cortacésped con sensor de lluvia para dejar de funcionar o, mejor incluso, regresar a la base tan pronto como empieza a llover es una solución óptima para la mayoría de los propietarios de jardines. Sin embargo, si vives en una zona donde llueve mucho, busca un modelo más robusto (y caro) que soporte bien los retos meteorológicos. Finalmente, parece buena idea comprar o construir un pequeño garaje sobre la base para proteger a tu robot del calor o las precipitaciones mientras está cargando.

Funciones de seguridad

La idea de liberar un dispositivo equipado con cuchillas giratorias puede sonar un poco peligroso. Sin embargo, la verdad es que, aunque los cortacéspedes tradicionales causan lesiones todas las temporadas, los automáticos son muy seguros. Actualmente todos los robots están equipados con sensores de levantamiento e inclinación que detienen las cuchillas automáticamente si el cortacésped se inclina de un modo que pudiera dejar expuestas las cuchillas. Lo mismo sucede si el robot choca inesperadamente contra algo. Como se describe a continuación, las pequeñas cuchillas pivotantes no podrían causar lesiones graves aunque por algún motivo fallaran todos los sensores y, además, hay un botón grande de parada en todos los modelos para apagarlos inmediatamente siempre que sea necesario. Teniendo en cuenta todo esto, los robots cortacésped están entre los dispositivos eléctricos más seguros. De todos modos, no recomendamos dejarlos funcionar sin supervisión cuando hay niños o mascotas… ¡también hay que pensar en la seguridad del pobre robot!

Seguridad frente a robos

Tener un robot cortacésped sin duda atraerá toda la atención hacia tu jardín. Aunque esto probablemente animará a algunos vecinos a comprar uno, también podría haber alguien cerca con intenciones delictivas. Puede parecer tentador llevarse un robot cortacésped para venderlo posteriormente, pero es una idea malísima. Todos estos dispositivos están equipados con protección mediante PIN y alarmas sonoras. Puedes programar con qué frecuencia solicita el PIN y en qué situaciones debería sonar la alarma. Los modelos más avanzados también utilizan tecnología GPS. Esto significa que, aunque alguien logre piratear de algún modo tu cortacésped, podrás localizarlo. Para terminar, algunos cortacéspedes vienen con adhesivos informativos que advierten por adelantado a los amigos de lo ajeno de todas sus características de seguridad antirrobo. Tú mismo puedes hacer una pegatina parecida para tu robot.

Consideraciones medioambientales

El cortacésped tradicional con motor de gasolina tiene emisiones contaminantes equivalentes a las de algunos automóviles. Aparte de los costes adicionales que tendrás, también contamina el medio ambiente. Los cortacéspedes automáticos no solo aumentan tu tiempo libre, sino que también se preocupan por la calidad del aire, porque funcionan con electricidad. Y son económicos, ya que un modelo medio consume menos en una salida que una bombilla convencional.

Si tampoco eres aficionado a la sinfonía de cortacéspedes que suena en tu vecindario todos los fines de semana, ahí tienes otra razón para comprar un robot. La mayoría emite entre 58 y 65 dB en funcionamiento, que es el nivel de ruido equivalente a una conversación entre dos personas. Aunque algunos cortacéspedes eléctricos son ligeramente más ruidosos, ninguno de ellos se acerca a los ensordecedores 80-90 dB emitidos por un cortacésped medio de gasolina.

Conclusión

Un robot cortacésped te ahorrará muchas horas de cuidado de tu jardín. Sí, tendrás que recortar los bordes y cambiar las cuchillas cada 2-3 meses, pero estas tareas no te llevarán más de media hora. El robot también te agradecerá que le hagas un mantenimiento anual (o lo limpies a fondo en casa) cuando acabe la temporada de segado.

A cambio de este pequeño esfuerzo, no solo disfrutarás del césped más verde y sano del vecindario, sino que también ganarás tiempo para pasarlo con tu familia y tus hijos, para descubrir una nueva afición o para terminar un proyecto urgente. O simplemente para relajarte con una bebida y disfrutar de un jardín impecable.

HAGA CLIC PARA CALIFICAR ESTE POST!
Total: 2 Promedio: 5
Botón volver arriba