Mejores Robots de Cocina 2020

Un robot de cocina es uno de los artefactos más potentes y versátiles que puedes adquirir para tu cocina. Un modelo bien escogido te durará décadas, y además se hará cargo de las tareas más antipáticas y trabajosas para ti. Es innegable que los robots de cocina eléctricos son de los electrodomésticos de cocina más costosos, por lo que investigar y pensar con cierto detenimiento antes de comprarlo es crucial para encontrar el modelo ideal que se adapte a tus necesidades específicas y presupuesto. En esta guía de compra explicamos los aspectos fundamentales de un robot de cocina y las características que quizá se te podrían escapar. Además, en nuestra revisión minuciosa de los cinco modelos favoritos abarcamos todos los rangos de precio. Tanto si eres un aprendiz de cocina con un presupuesto limitado o un repostero semiprofesional, en esta lista encontrarás el robot de cocina perfecto para ti.

 
Imagen
Nombre
Calificación
Revisar precio
2 di 5
REVISAR PRECIO en amazon.es
3 di 5
REVISAR PRECIO en amazon.es
4 di 5
REVISAR PRECIO en amazon.es
5 di 5
REVISAR PRECIO en amazon.es

1. KitchenAid KSM175 Artisan: el mejor en las pruebas

Jamás creímos que existiría la posibilidad de afirmar esto, pero en el mundo de los robots de cocina hay un icono. En la actualidad, cuando decimos “robot de cocina”, la mayoría de las personas van a pensar: se refieren al KitchenAid Artisan. Y es que, además de su estupendo aspecto, esta máquina es rápida, fácil de limpiar y se encarga de todo: desde grandes cantidades de masa hasta merengues aireados. Además, hay una gran variedad de colores entre los que escoger, lo cual aportará un toque personal a tu cocina.

El KitchenAid Artisan es un robot de cabezal reclinable con acción rotatoria completa. Su motor de 300 W puede parecer débil respecto a la competencia, pero es absolutamente apto para llevar a cabo la mayoría de las tareas culinarias. Los controles son sencillos e intuitivos: solo hay un interruptor para escoger entre 10 velocidades. Aunque el KitchenAid Artisan no cuenta con modo de inicio lento, muchos consumidores indican que la primera velocidad es perfecta para lograr este cometido. El bol de acero inoxidable de 4,8 l tiene un asa lateral larga para sujetarlo de forma segura. Además, incluye otro bol de acero inoxidable de 3 l para preparar cantidades menores de mezclas. Nos encanta el que este modelo venga con un escudo de vertido largo, muy útil para añadir ingredientes adicionales durante el proceso de mezclado.

El KitchenAid Artisan puede llevar hasta 1 kg de harina (lo que significa que puedes hacer dos panes a la vez) y puede batir hasta 12 claras de huevo, así que resulta suficiente para cocinar para la familia e incluso para algunos invitados. El Artisan ha sobresalido en casi todo durante las pruebas, desde amasar uniformemente una bola densa de masa hasta integrar chispas de chocolate en la masa o batir las claras de huevo. Suele recibir las mejores las mejores calificaciones. Tampoco se tambalea ni se mueve en la encimera. Si bien el bol de 4,8 l es espacioso, este modelo logró batir una sola clara de huevo y la dejó uniforme y rígida, demostrando así que es igual de bueno mezclando cantidades grandes y pequeñas.

Los aditamentos incluidos son el batidor de globo, el batidor plano, el gancho amasador y el batidor de borde flexible. Este último es particularmente impresionante, ya que recoge casi a la perfección el contenido a los lados del bol, lo que evita desperdiciar ingredientes. Todos los aditamentos se pueden insertar y quitar con facilidad. Pero hay que recalcar que las opciones no terminan aquí. El KitchenAid tiene un montón de accesorios entre los que escoger, desde el molinillo o el rodillo para pasta hasta el extractor de jugos, y cuenta con una toma frontal por la que se puede añadir casi todo.

En cuanto a las desventajas, la principal es que el artefacto no cuenta con protección contra la sobrecarga eléctrica. Si se manipula descuidadamente se puede quemar el motor con cierta facilidad. Además, a pesar del alto precio, no se trata de un robot de cocina de alta resistencia. Si preparas masas pesadas de pan o pizza más de una o dos veces por semana, busca un artefacto más resistente. Algunos de los aditamentos están revestidos de nylon y, teóricamente, esto los hace vulnerables a astillarse (aunque la gran mayoría de los consumidores indican que duran muchísimo). No todos los aditamentos se pueden lavar en el lavavajillas; asegúrate de leer el manual detalladamente antes de usarlos. En resumen, el Artisan podría no ser el robot de cocina más duradero del mercado, pero resulta excelente y es lo suficientemente sólido como para ser de gran utilidad en las labores culinarias típicas.

Ventajas

  • Diseño reconocible y clásico
  • Acción rotatoria completa
  • Incluye de serie una buena variedad de accesorios
  • Amplia variedad de accesorios extra disponibles
  • La mayoría de los accesorios son aptos para el lavavajillas

Desventajas

  • Precio alto
  • No cuenta con protección contra sobrecarga eléctrica
  • Robot inadecuado para hacer pan cada día
  • Herramientas revestidas de nylon

Especificaciones

  • Potencia: 300 W
  • Peso: 10,65 kg
  • Capacidad del bol: 4,8 l & 3 l
  • Dimensiones: 36 x 37 x 24 cm
  • Velocidad: 10 opciones
  • Accesorios incluidos: Batidor plano, gancho amasador, batidor de globo, batidor de borde flexible, escudo vertedor

REVISAR PRECIO EN AMAZON.ES

2. Ankarsrum AKM 6230: el mejor amasador

Entre los robots de cocina, el Ankarsrum es como un guerrero legendario de una novela de fantasía, totalmente diferente al resto, ocasionalmente incomprendido por el mundo. Aunque sí que es un verdadero héroe cuando las cosas se ponen difíciles (y no hay cosa más dura que hacer masa para pan en grandes cantidades).

A diferencia de otras marcas, el Ankarsrum no intenta imitar el estilo de KitchenAid. No posee cabezal masivo en la parte superior, sino que emplea un brazo estrecho con resorte, y en lugar de la acción rotatoria completa, es el bol el que rota para amasar de manera uniforme. El bol de acero inoxidable de 7 litros del Ankarsrum puede soportar hasta 5 kg de masa. No cuenta con protección para salpicaduras, pero es que la forma de este mezclador no permitirá que se escape nada. A cambio, obtendrás un cubre bol ajustado para dejar en reposo la masa una vez que esté lista. Las ventajas del diseño del Ankarsrum son muchísimas: el artefacto en sí es más bajo (necesita de espacio adicional arriba), y es muy fácil añadir los ingredientes. Si el contenido comienza a subir por el gancho, puedes bajarlo con una espátula sin tener que apagar y desmontar el mezclador. Ha tenido un desempeño excelente en las pruebas, incluso con masas duras como la de bagel o la de pan trenzado Jalá.

El bol para batir de 3,4 litros del Ankarsrum es de plástico Tritan resistente libre de BPA, y puede batir hasta 18 claras de huevo. Este bol no rota, sino que se fija una herramienta de doble batido en el centro que gira sobre su propio eje, de modo que se produzca una triple acción. No es de extrañar que en las pruebas el Ankarsrum bata las claras de huevo más rápido que cualquier otro mezclador. Si quieres adquirir accesorios adicionales, la máquina se debe colocar de forma lateral para acoplarlos, lo cual puede parecer raro, pero da resultado en la práctica.

La velocidad puede cambiarse de 45 a 130 RPM. Tiene un sensor que regula automáticamente la torsión del motor dependiendo de la carga de trabajo. Todas las piezas están muy bien hechas, el cuerpo es de aluminio fundido y puedes escoger entre varios tonos de colores. La máquina no se mueve ni se tambalea, ni siquiera con los movimientos más intensos. El Ankarsrum incluye también un temporizador que va de 1 a 12 minutos, lo que significa que puedes hacer otras cosas en lugar de estar vigilando (o manteniendo presionado) tu mezclador.

En cuanto a los aspectos negativos, algunos críticos se quejan de que el Ankarsrum es complicado de usar. Pero opinamos que lo que ocurre es que lleva algún tiempo aprender a sacarle el máximo partido; pero usarlo y limpiarlo suele ser fácil. Hay escasas reseñas negativas de las personas que realmente se han dedicado a leer el manual y a ver los videos de usuario. Y es que muchos comentan que cuanto más usan el Ankarsrum, más les gusta. El segundo punto negativo es el precio, aunque teniendo en cuenta que el Ankarsrum está fabricado en Suecia con materiales de alta calidad y tiene una garantía de 7 años, consideramos que el precio está más que justificado. Muchos consumidores indican que siguen utilizando esta máquina después de décadas. El Ankarsrum no solo sacará lo mejor de tus habilidades de repostería caseras, sino que también puede ser ideal para empresas pequeñas.

Ventajas

  • Motor potente
  • Acción de mezclado insuperable
  • Bol de gran capacidad
  • La mayoría de los accesorios son aptos para el lavavajillas
  • Amplia variedad de accesorios adicionales disponibles
  • No necesita espacio extra por encima

Desventajas

  • Costoso
  • Acostumbrarse a él lleva su tiempo

Especificaciones

  • Potencia: 1 500 W
  • Peso: 8,6 kg
  • Capacidad del bol: 7 l & 3,5 l
  • Dimensiones: 36 x 40 x 26,8 cm
  • Velocidad: Variable
  • Accesorios incluidos: Rodillo, gancho amasador, rascador de bol, batidor de globo doble, batidor plano doble, cobertor de bol

REVISAR PRECIO EN AMAZON.ES

3. Kenwood KMX750: el mejor precio

Por lo general cuando se trata de robots de cocina, obtienes lo que pagas. Estos potentes artefactos requieren de motores y accesorios resistentes, fabricados con materiales de calidad que influyen en el precio. Sin embargo, el Kenwood KMX750 cuenta con una excelente relación de uso, diseño y precio. Si bien no podemos catalogar a este robot de cocina como económico, su costo es significativamente más bajo en comparación con los modelos de la competencia. Con su motor de 1000 W y sus 5 litros de capacidad, este dispositivo carga hasta 1,35 kg de masa o hasta 12 claras de huevo a la vez.

En general los mezcladores Kenwood no destacan por su diseño; sin embargo, el KMX750 atrae las miradas de inmediato debido a su acabado de alta calidad y a sus tonos retro. Una vez que lo enciendes empieza a gustarte. La marcación de velocidad de rotación es clara y ofrece suficientes opciones, incluso para preparar recetas avanzadas. Cuenta con una función especial para plegado, velocidad mínima para la mezcla de ingredientes secos, velocidad máxima para batir y seis velocidades enumeradas entre ellas. Además, el KMX750 cuenta con función de inicio lento. Sin importar qué velocidad escojas, el mezclador empezará a rotar lentamente e incrementará la potencia de forma gradual, evitando así accidentes desastrosos. La máquina es pesada y no se tambalea, y también cuenta con pies de goma que le brindan un soporte adicional.

En las pruebas, el Kenwood consiguió amasar una bola firme de masa desperdiciando muy pocos ingredientes. Las mezclas para pasteles se incorporaron de forma rápida y homogénea, y batió 12 claras de huevo, tal como promete el manual. Algunos críticos notaron que el batidor de globo no alcanza a tocar el fondo del bol, lo que afecta al desempeño. No obstante, se puede ajustar la posición, y el manual explica claramente cómo hacerlo. Debe posicionarse lo suficientemente bajo como para tocar el fondo del bol. En algunas pruebas el KMX750 no logró batir una sola clara de huevo. Esto también podría deberse a un posicionamiento incorrecto del accesorio. El manual recomienda usar de 2 a 12 claras de huevo con este modelo, por lo que sí puede manejar cantidades reducidas, pero el resultado podría no ser el mejor con cantidades muy pequeñas.

Los accesorios que incluye son escasos, aunque cubren las tareas culinarias más habituales. Obtienes un gancho amasador, un mezclador k y un batidor de globo, todos fabricados en acero inoxidable de calidad. Cuenta con una conexión extra de baja velocidad para accesorios adicionales que se pueden comprar por separado. Existen bastantes opciones, pero no son muy económicas. Al igual que los accesorios, el bol también es de acero inoxidable. Tiene un mango lateral amplio y cómodo, y todo se puede insertar sin problemas. El escudo para verter cuenta con una tapa con bisagra y es de plástico. Curiosamente, el escudo debe ajustarse antes de insertar los accesorios. A algunos consumidores les resulta incómodo, pero en nuestra opinión es algo de escasa importancia. Todas las piezas extraíbles del KMX se pueden lavar en el lavavajillas, por lo que se puede limpiar de forma fácil y sin esfuerzos.

Respecto de las desventajas, el KMX750 no es muy silencioso cuando está en uso. Al realizar labores arduas, como amasar mezclas densas, aumentan tanto el ruido como la vibración, y el cabezal se mueve ligeramente. Recomendamos mantener las cantidades dentro de los límites del fabricante, y nunca aumentar la velocidad por encima del nivel 1 con masas densas. Si preparas pizzas o pan muy seguido, te puede venir mejor un modelo más resistente; pero para una actividad promedio, el Kenwood KMX750 ofrece una fantástica relación calidad-precio.

Ventajas

  • Acción rotatoria completa
  • Diseño que llama la atención
  • Relativamente asequible
  • Todos los accesorios son aptos para el lavavajillas
  • Amplia variedad de accesorios disponibles

Desventajas

  • Emite ruido y vibra en labores arduas
  • No es apto para preparar pan de forma seguida

Especificaciones

  • Potencia: 1000 W
  • Peso: 9,1 kg
  • Capacidad del bol: 5 l
  • Dimensiones: 38,5 x 35,5 x 24 cm
  • Velocidad: 9 opciones
  • Accesorios incluidos: Batidor plano, gancho amasador, batidor de globo, escudo vertedor

REVISAR PRECIO EN AMAZON.ES

4. Bosch MUM9D33S11: el mejor robot de cocina multifuncional

Dado que los electrodomésticos de cocina ocupan mucho espacio, tiene sentido sacarle provecho a tu poderoso robot de cocina y convertirlo en un “soldado universal” de cocina. El Bosch MUM9D33S11 no solo viene con el trío estándar de accesorios para mezclar, sino también con una unidad procesadora que muele, corta y tritura de forma rápida los distintos alimentos. Con un voraz motor de 1300 W y una carcasa metálica mate muy resistente, este robot se hará cargo sin problemas de cualquier elaboración que necesites.

El Bosch es muy pesado, pero está bien hecho y es resistente, por lo que no es problema que ocupe un espacio permanentemente en tu encimera: merece la pena (siempre que dispongas de sitio, claro). Debajo tiene gomas de succión, por lo que es extremadamente estable, incluso durante las labores más arduas. Se estima que soporta hasta 1,5 kg de harina e ingredientes o hasta 12 claras de huevo. Estas cifras se demostraron en la práctica durante las pruebas. El Bosch logró mezclar de manera rápida y uniforme todos los ingredientes sin dejar restos a los lados del bol, lo cual no sorprende, ya que la acción de mezclado rotatorio total funciona de una forma diferente y original en los Bosch. En lugar de girar solamente en dos direcciones opuestas, el Bosch también cambia el ángulo de la herramienta. Se comportó muy bien Incluso utilizando la máxima cantidad de masa, y el motor no mostró signos de tensión. Batir claras de huevos y crema le llevó unos pocos minutos más que a algunos de sus competidores, pero los resultados fueron excelentes.

El comportamiento del accesorio para procesar alimentos fue adecuado. Por ejemplo, el disco amolador fue capaz de moler muy bien las avellanas. Los discos de corte y trituración trabajaron bien en las pruebas con verduras, pero, desafortunadamente, quedaron algunas piezas largas sin procesar; se trata de un fallo habitual en los procesadores de alimentos. Pero hay que destacar que el cortador y el triturador tienen dos lados, uno para resultados delicados y otro para resultados más bastos, proporcionándote así muchas opciones que pueden adaptarse a las distintas necesidades. El Bosch también cuenta con una amplia variedad de accesorios que se pueden adquirir por separado. En el dispositivo hay dos conectores adicionales, señalados con colores en el interior, para que puedas identificar dónde colocar los accesorios si los adquieres.

Tanto el bol de 5,5 litros del Bosch como los batidores son de acero inoxidable y se pueden lavar en el lavavajillas. El escudo para verter está hecho de plástico transparente, pero es resistente y tiene con un vertedor amplio para agregar los ingredientes mientras el aparato sigue funcionando. Insertar y remover el bol y los batidores resulta un poco extraño, y al principio requiere un poco de fuerza, pero con la práctica termina siendo fácil. La operación en sí es relativamente silenciosa hasta en las velocidades más altas. En general, cuenta con siete opciones a escoger y una función de pulsado.

Aparte de que puede ser un poco complicado insertar los accesorios y limpiar el aparato de los pequeños residuos que genera el procesador de alimentos, no hay mucho de lo que quejarse en cuanto al Bosch MUM9D33S11. Es un robot de cocina de alta calidad, fabricado para que dure mucho tiempo. Si tienes espacio en tu encimera para este cacharro, no te decepcionará.

Ventajas

  • Acción rotatoria completa “3D”
  • Diseño sólido
  • Todos los accesorios son aptos para el lavavajillas
  • Amplia variedad de accesorios disponibles

Desventajas

  • Costoso
  • La inserción retirada de los accesorios es algo complicada
  • El accesorio para procesar alimentos deja algún desperdicio

Especificaciones

  • Potencia: 1300 W
  • Peso: 10,1 kg
  • Capacidad del bol: 5,5 l
  • Dimensiones: 39,5 x 31,7 x 22,2 cm
  • Velocidad: 7 opciones + pulsado
  • Accesorios incluidos: Batidor flexible, gancho amasador, batidor de globo, escudo vertedor

REVISAR PRECIO EN AMAZON.ES

5. KitchenAid 5KSM7591X Heavy Duty: el mejor robot de cocina con bol elevable

Aunque los modelos KitchenAid de cabezal reclinable son desde hace mucho los favoritos de los cocineros ocasionales, desafortunadamente no son lo suficientemente fuertes para los devotos del pan y la pizza. Entérate de lo que hace el KitchenAid Heavy Duty: con la opción de elevar el bol, la capacidad incrementada y el potente motor, este modelo es ideal para las tareas que no puede llevar a cabo el Artisan.

El diseño del Heavy Duty es de los tradicionales de KitchenAid. Este hermoso robot de cocina rojo brillante se sitúa estéticamente entre la elegancia contemporánea y un ligero toque retro. La diferencia más significativa respecto del Artisan es la palanca lateral que se emplea para levantar y bajar el bol. Aunque para algunos esta opción no es demasiado práctica respecto al modelo tradicional de cabezal reclinable, no se puede negar que el cabezal fijo hace que el artefacto sea más estable y que no haya vibración durante las tareas más exigentes. Las pruebas confirman que el KitchenAid Heavy Duty es capaz de preparar hasta 3,8 kg de masa o batir hasta 19 claras de huevo a la vez.

En las pruebas también mostró un desempeño semejante al Artisan, solo que con mayores cantidades. Sin embargo, los usuarios habituales indican que el artefacto funciona de forma óptima con cantidades ligeramente menores a las que muestra el manual, sobre todo al preparar masas densas. Aunque el motor tiene solo 150 W más que el Artisan y las mismas 10 opciones de velocidad, la diferencia es notoria. El Heavy Duty ha solventado la mayoría de las deficiencias de su hermano menor. Incluye un modo de inicio lento, por lo que el arranque será más ligero y habrá menos salpicaduras. El motor cuenta con protección para prevenir que se queme si llegase a saturarse. También cuenta con un sensor electrónico de velocidad, que ajusta automáticamente el torque mientras la masa se va densificando.

Respecto de los accesorios, nos gustaría encontrar más en la caja original, sobre todo teniendo en cuenta el precio. Aun así, lo que obtienes es de alta calidad y se puede lavar en el lavavajillas. El bol de acero inoxidable soporta 6,9 litros y tiene un práctico mango lateral. El gancho sigue estando recubierto de nylon, pero presenta una forma en espiral con la que se consigue mezclar de forma eficiente las masas densas. El batidor de globo tiene 11 varillas con forma elíptica para mezclar ingredientes y conseguir una consistencia espumosa rígida de alta calidad. Es una pena que el batidor plano sea prácticamente igual al del Artisan. Creemos que, en este rango de precio, deberían incluir un batidor flexible para recoger todos los excedentes del bol. No obstante, siempre puedes adquirir accesorios adicionales. Por cierto, el conector frontal del Heavy Duty es compatible con los accesorios comerciales de KitchenAid, por lo que se te abren un montón de opciones a la hora de diseñar tus elaboraciones.

Sin duda, el KitchenAid Heavy Duty es un mezclador muy atractivo, con un excelente rendimiento y estilo; no obstante, creemos que lo menos atractivo es el precio. Teniendo en cuenta que el motor es de 500 W y los pocos accesorios que incluye (dos de ellos con una cubierta que es propensa a astillarse con el paso del tiempo), este modelo parece más adecuado para familias numerosas o para preparar cenas festivas ocasionales en lugar de para cocinas profesionales. Si buscas un robot de cocina confiable, de gran capacidad y adoras el diseño de KitchenAid, este modelo sigue siendo la mejor opción. Pero si solo necesitas un robot de cocina de alto rendimiento para batir grandes cantidades de masa con frecuencia, existen otras máquinas resistentes que suelen costar menos.

Ventajas

  • Diseño representativo
  • Acción rotatoria completa
  • Bol de gran capacidad
  • Todos los accesorios son aptos para el lavavajillas
  • Amplia variedad de accesorios disponibles
  • No requiere de espacio superior adicional

Desventajas

  • Bastante costoso
  • Herramientas recubiertas de nylon
  • Ocupa mucho espacio en la encimera

Especificaciones

  • Potencia: 500 W
  • Peso: 12,2 kg
  • Capacidad del bol: 6,9 l
  • Dimensiones: 41,9 x 37,1 cm x 28,7 cm
  • Velocidad: 10 modos
  • Accesorios incluidos: Batidor plano, gancho amasador, batidor de globo, escudo vertidor
REVISAR PRECIO EN AMAZON.ES

 

Guía de compra de robots de cocina

 

Considerando que los robots de cocina son costosos y que ocupan un espacio a tener en cuenta en la encimera, para algunas personas no resultan imprescindibles. De hecho, si necesitas un mezclador solo para batir claras de huevo esporádicamente, para triturar patatas o para preparar mezclas para pasteles, una batidora de mano de buena calidad o incluso una licuadora podrían bastar: son mucho más ligeras y ocupan menos espacio.

Sin embargo, si hornear es una de tus pasiones, un robot de cocina se vuelve irremplazable. Su poderoso motor mezclará los ingredientes de manera más rápida y uniforme, consiguiendo mejores resultados. Además, un robot de cocina les añadirá más aire a las claras de huevo y a las mezclas líquidas que los dispositivos manuales, y logrará masas densas de pan para pizza que ningún otro artefacto puede conseguir. Por último, el beneficio más significativo de adquirir un robot de cocina es que tendrás las manos desocupadas para hacer otras cosas mientras el robot trabaja. Es como tener un ayudante a tiempo completo en tu cocina. Con los accesorios correctos, tu mezclador podrá hacer de todo, desde picar hasta exprimir, lo que lo convierte en un artefacto de cocina extremadamente útil.

Dar el primer paso

La gran mayoría de los robots de cocina se pueden dividir en dos tipos, dependiendo de cómo se inserte el bol. Los más comunes son los robots de cocina de cabezal reclinable. La parte superior se puede elevar (en los mejores modelos esto se consigue mediante un resorte) para insertar o retirar el bol. Los modelos con cabezal reclinable tienden a ser menos voluminosos y más asequibles, y por eso son populares entre cocineros caseros. Sin embargo, requieren mayor espacio vertical, y pueden ser complicados de usar debajo de muebles de cocina. En cuanto a la durabilidad, este diseño tampoco es óptimo.

Los robots de cocina de bol elevable son más grandes, más pesados y más estables. Como indica su nombre, cuentan con una palanca para insertar el bol y elevarlo hasta el accesorio de mezcla, mientras que el cabezal en sí no se mueve. Estos mezcladores suelen encontrarse únicamente en cocinas profesionales; sin embargo, hoy en día también hay algunos modelos asequibles para cocineros del hogar. Los modelos de bol elevable pueden manejar mayores cantidades y con más frecuencia, incluso cuando se trabajan masas densas. Tampoco necesitan espacio adicional en la parte superior. Sin embargo, agregar ingredientes adicionales o recoger el contenido de los lados bol se vuelve más difícil: cada vez que quieras retirar el bol, deberás apagar el mezclador y quitar primero el accesorio.

Mezclar

Una vez que tenemos el bol posicionado, el próximo paso es mezclar bien los ingredientes. Por lo general, todos los robots de cocina usarán una de las dos funciones de mezclado.

Los modelos más comunes son los que usan acción rotatoria completa. El accesorio rota en un sentido mientras que el eje de transmisión se mueve en sentido contrario, tal y como gira la tierra alrededor del sol. Esta doble acción consigue mezclar de forma más eficiente, lo que significa que casi todo se mezcla y que tendrás que raspar el bol con menos frecuencia. La acción rotatoria completa, como la de los planetas, funciona bien sin importar el accesorio que uses.

Los mezcladores orientados a la preparación de pan (algunas veces llamados mezcladores en espiral), suelen emplear un mecanismo diferente. El agitador en sí no se mueve, y es el bol lo que gira. Esto permite mezclar de forma más rápida y con menos fricción; por lo tanto, la masa no aumenta de temperatura y, por ende, fermenta mejor. Los mezcladores en espiral no suelen estar diseñados para otras funciones, como por ejemplo batir; sin embargo, algunos modelos como el Ankarsrum son sorprendentemente versátiles.

¿Cuál es el más potente?

La potencia del motor en vatios es uno de los primeros puntos a favor que ponen de manifiesto los fabricantes. Es fácil pensar en que más simple es mejor; pero la verdad es que la cosa resulta un poco más complicada. La ubicación y la calidad del motor es más importante que la cifra de los vatios. Por ejemplo, los modelos KitchenAid suelen tener menos vatios que sus competidores en el mismo rango de precio; sin embargo, están entre los mejores mezcladores disponibles, con un buen comportamiento sobre todo si se usan de forma continua.

Si solo horneas en ocasiones y en pequeñas cantidades, un robot de cocina de poca potencia te bastará. Aun así, recomendamos no escoger alguno por debajo de los 250 W, ya que es el mínimo valor para preparar galletas y magdalenas, no solo merengues, tortitas y panqueques. Advertencia anticipada: los robots de cocina de trabajo ligero no están diseñados para preparar pan ni masa para pizza. Puede que realicen mal que bien dicha tarea, pero podría sobrecargar el motor y acortar su vida media.

Para cocineros que preparen cantidades más grandes y a los que les guste hacer de vez en cuando panes y pizzas, un robot de cocina de potencia media les vendrá mejor. Con una potencia que empieza desde los 350 W, estos modelos son lo suficientemente versátiles para la mayoría de las necesidades en la cocina y siguen siendo pequeños y relativamente asequibles. El límite máximo para un mezclador de trabajo mediano es amasar masas pesadas una o dos veces por semana.

Si necesitas un modelo que maneje grandes cantidades de masa densa seguido, es mejor invertir en un robot de cocina de alta potencia, con un motor superior a 600W. Estos mezcladores de alta potencia incluyen grandes boles que están hechos de materiales de alta calidad y cuentan con largos períodos de garantía. También suelen ir acompañados en las estanterías con etiquetas que marcan precios elevados; sin embargo, estas máquinas son irremplazables para aquellos que disfrutan del pan casero, las rosquillas y las pizzas.

Ilusión de capacidad

Igual que el número de vatios, el número de litros en las especificaciones tiende a ser engañoso. Para empezar, nunca podrás llenar el bol a su capacidad máxima sin provocar un desastre en tu cocina. Pero aquí hay una guía útil sobre qué se puede esperar de esta medida.

Si cocinas en pequeñas cantidades, normalmente para entre 1 y 3 personas, un robot de cocina con capacidad de 3 litros bastará. Los mezcladores de 4 y 5 litros son óptimos para familias numerosas y preparaciones grandes si recibes invitados. Los mezcladores con capacidades superiores a 6 litros son ideales para cocinar por lotes; sin embargo, los mejores modelos lo harán muy bien también con cantidades pequeñas.

Lo más importante es conocer la cantidad de alimentos que el robot de cocina en particular puede manejar en un mismo ciclo. Diferentes fabricantes ofrecerán varias estimaciones que consideren seguras, como por ejemplo la cantidad máxima de claras de huevo, el número de panes o el peso de la harina, que se calculan teniendo en cuenta la potencia del mezclador, el diseño y la capacidad. Intenta encontrar esta información en reseñas o en la descripción del producto para tener una imagen precisa de, por ejemplo, la cantidad de bocadillos que podrás preparar.

El peso importa

Por lo general, pensamos que los electrodomésticos ligeros son mejores; pero los robots de cocina son la excepción de la regla. Es el peso el que evitará que tu robot de cocina se dé un ruidoso (y a veces memorable en el mal sentido) paseíto por el mostrador mientras mezcla masas densas y abundantes; por esta razón, más pesado significa mejor. A menudo la resistencia también indica que las piezas son de mejor calidad. La verdad es que los robots de cocina no están diseñados para retirarse y colocarse a cada rato, deben reposar en tu encimera. Si esta no es una opción, hay otros modelos más ligeros con pies de gomas de succión que los hacen más estables.

Rápido sí, furioso no

En general tu mezclador solo necesitará tres velocidades: velocidad baja para mezclar suavemente los ingredientes y amasar, velocidad media para mezclar y velocidad alta para batir. Todas las demás son una variación de estas tres, aunque sí que pueden ser útiles para preparar recetas.

Preferimos los modelos con modo de inicio lento, sea automático o manual, en los que la velocidad de mezclado aumenta gradualmente para evitar duchas de harina. Otras opciones adicionales como el modo de pulsación o pausa pueden ser útiles en algunas recetas, pero no son esenciales.

Eligiendo los accesorios

Casi todos los modelos en el mercado de hoy en día incluyen al menos tres accesorios esenciales para un robot de cocina, que son:

  • Batidor plano: algunas veces también llamado aditamento de pala. Esta herramienta es excelente para batir cremas, mezclas para pasteles e incluso para triturar patatas. Tiene la punta con forma de flecha para remover mejor los ingredientes y cuenta con una o dos barras transversales de apoyo. En los mezcladores Kenwood, la barra transversal forma una letra K; por eso se llama herramienta K. Sea cual sea su nombre, es uno de los accesorios de robot de cocina más utilizados.
  • Gancho amasador: típicamente con forma de letra J o en espiral, esta herramienta se utiliza casi exclusivamente para preparar masas pesadas, como la de pan, pasta o pizza. El gancho presiona la masa contra los lados y el fondo del bol para conseguir un amasado eficiente y uniforme.
  • Batidor de globo: formado por bucles de alambre, se utiliza para batir. Su distintiva forma permite incorporar más aire a la mezcla; pero no es lo suficientemente fuerte como para preparar cremas espesas, y suele necesitar limpieza manual.

Para una mejor experiencia de mezclado, recomendamos vivamente los siguientes accesorios adicionales:

  • Escudo vertedor: también llamado protector contra salpicaduras. Es la mejor forma de minimizar los desastres del mezclado en tu cocina. Por lo general está hecho de plástico transparente, y sella con firmeza el bol alrededor del accesorio, para que nada escape. Algunos escudos vertedores cuentan con una ventanilla para añadir ingredientes durante el proceso de mezclado.
  • Batidor de extremo flexible: esta herramienta es similar al aditamento de pala; sin embargo, cuenta con uno o dos lados cubiertos de silicona o goma para raspar el bol más a fondo. El batidor de extremo flexible es muy útil en recetas que requieren ingredientes como cremas, mantequilla o miel, que terminan adhiriéndose a las paredes del bol.
  • Boles adicionales: son bastante útiles, ya que así podrás preparar dos mezclas, una detrás de otra. También es una buena idea tener boles de diferentes capacidades para preparar diferentes cantidades de mezclas, si es que tu modelo lo permite. La mayoría de los boles están hechos de acero inoxidable, pero también hay disponibles algunas opciones en vidrio y cerámica. Con independencia del material, preferimos boles que tengan asas, ya que así se pueden transportar y vaciar con facilidad.

Por último, la mayoría de las marcas te permitirán adquirir un amplio rango de accesorios adicionales, como procesadores de alimentos, molinos, extractores de jugos, cortadores de pasta y fabricadores de helado. Si se adquieren por separado, estos accesorios tienden a ser costosos. Obtienes un mejor precio en modelos que incluyen más accesorios, siempre que sepas que los vas a usar todos. Por otro lado, los accesorios adicionales ocuparán espacio en tu cocina (considerablemente menos que los artefactos por separado, es verdad, pero aún así seguirán requiriendo espacio). Por tanto, no inviertas en muchos accesorios si realmente no los necesitas.

Consejos de limpieza

Para que tu robot de cocina tenga una larga vida es esencial que lo cuides. Te damos algunos consejos que te garantizarán un excelente desempeño y resultados deliciosos.

  • Ante todo, lee cuidadosamente el manual, sin importar lo aburrido que parezca; contiene información crucial acerca de la cantidad máxima de ingredientes y los modos de velocidad recomendados para las distintas tareas. Auinque algunos modelos cuentan con protección de sobrecarga, que apagará el dispositivo antes de que el motor pueda dañarse, nunca debes exceder la cantidad recomendada, porque el motor sufre, se apague o no, y su vida útil se acorta.
  • El manual también explicará cómo cuidar de los accesorios. Mientras que muchos de ellos son aptos para el lavavajillas, algunos más complejos solo se pueden lavar a mano o limpiarse con un paño. Y aunque puedas meterlo en el lavavajillas, revisa qué programas se pueden usar.
  • Al igual que con todos los dispositivos eléctricos, la carcasa se debe limpiar muy habitualmente con un paño suave o con papel de cocina. El acabado de metal pulido mostrara más huellas dactilares que aquellos de metal teñido o plástico. Ten esto en consideración si no quieres perder mucho tiempo con la limpieza.
  • Revisa la distancia entre el batidor y el bol. El borde del batidor tiene que estar bastante cerca del fondo para poder mezclar todos los ingredientes, pero sin reposar sobre él, ya que esto produciría raspado y/o astillado. Si la brecha parece demasiado pequeña o demasiado amplia, revisa el manual para ajustarlo.
  • Si tu modelo no cuenta con función de inicio lento, comienza siempre con la velocidad más baja y después ve aumentándola. Esto ayudará a prevenir salpicaduras y nubes de polvo.
  • Si necesitas eliminar restos de ingredientes de los lados del bol, primero apaga o pon en pausa siempre el mezclador para no dañar el accesorio por accidente.

Conclusión

Un robot de cocina es una inversión, es cierto; pero te ahorrará muchísimo tiempo y esfuerzo en la cocina. Con esta útil y versátil máquina haciéndose cargo de las tareas más difíciles y pesadas de la cocina, tendrás las manos desocupadas para poder engrasar los moldes para pasteles, decorar postres o, simplemente, sentarte a la mesa. Y con el rango de herramientas y accesorios disponibles, serás capaz de preparar comidas en casa que antes te estaban vetadas.

Para esta guía de compra seleccionamos los mejores modelos de todas las categorías de precios, adaptables a diferentes cargas de trabajo. Para la mayoría de los cocineros del hogar creemos que el KitchenAid Artisan es la mejor elección; sin embargo, a aquellos que trabajan con masas abundantes y densas les vendrá mejor la potencia del Ankarsrum 6230.

HAGA CLIC PARA CALIFICAR ESTE POST!
[Total: 0 Promedio: 0]
Botón volver arriba
Cerrar