Sacaleche eléctrico o manual

Como madre primeriza que ha tomado la sabia decisión de alimentar a su pequeño bebé con todas las bondades de la leche materna, te vas a enfrentar a un sin fin de dudas y retos, pero el primero de todos es elegir el equipo correcto que te va a ayudar a extraer la leche para poder almacenarla.

Entonces, te vas a hacer una pregunta que nos hemos hecho todas: ¿extractor de leche manual o eléctrico? cada uno de ellos tiene sus ventajas y desventajas y decidirse no siempre es tan fácil.

Por ese motivo hemos decidido escribir este artículo, para ayudarte a descifrar cuál de los dos es mejor, extractor leche manual o eléctrico.

Para lograrlo vamos a hablarte de cada uno de los dos a fondo, cómo usarlo correctamente y cuáles son sus ventajas y desventajas a la hora de extraer la leche materna del seno.

Comprar un sacaleches adecuado es muy importante para ti y tu bebé

Es importante que tomes en cuenta lo siguiente, contar con un buen sacaleches es esencial para hacer tu vida más fácil y ayudarte a tener una buena reserva de leche materna almacenada para cuando tengas que reincorporarte a la oficina o simplemente para cuando estés muy cansada y ocupada.

Sin embargo, esto no quiere decir que el contacto que tienes con tu bebé durante el tiempo del amamantado debas dejarlo a un lado, por el contrario, ese tiempo que pasas con tu bebé, alimentándose, va a crear un lazo afectivo que durará de por vida.

¿Qué es mejor, sacaleches manual o eléctrico?

Vamos a analizar, por separado cada una de las opciones para estudiar sus ventajas y desventajas, y así resultará más fácil para ti poder decidir entre comprar un sacaleches eléctrico o manual.

Para decidir correctamente y poder hacer una compra acertada, antes tienes que saber un par de cosas sobre ti y tu rutina diaria de extracción de leche materna:

  • En qué lugares harás la extracción de la leche con mayor frecuencia
  • Qué cantidad de leche estás produciendo
  • Con cuánta frecuencia das pecho a tu hijo directamente

Por ejemplo, si tienes mucho tiempo libre para estar siempre con tu bebé recién nacido y puedes estar segura que estarás para casi todas sus tomas, entonces es probable que te resulte mejor comprar un sacaleches manual, ya que lo usarás poco y la inversión que tendrás que hacer será bastante más baja comparada con el sacaleches eléctrico.

Sacaleches manual

Estos son una gran alternativa hasta o saber con cuánta frecuencia podrás darle pecho directamente a tu bebé ya que son muy económicos, se pueden conseguir algunos modelso desde solo 10 o 15 Euros.

Los sacaleches manuales son aparatos sencillos, compuestos por una copa de silicón, una perilla para bombear manualmente y un recipiente que con como cambiar la tapa, ya funciona directamente como un biberón.

Son pequeños, ligeros y resultan fáciles de llevar dentro de tu bolso o de la pañalera a cualquier lugar, en caso de que tengas que salir con tu pequeño a la calle y aproveches para bombear un poco de leche mientras el come.

La desventaja principal de estos sacaleches manuales es el trabajo que toma bombear la leche al recipiente, ya que demanda bastante fuerza del brazo, especialmente si lo haces muchas veces al día (caso en el cual, tal vez lo mejor para ti sea comprar un sacaleches eléctrico)

Sacaleches eléctrico

Los sacaleches eléctricos son la alternativa adecuada para las madres que producen mucha leche y tienen que estar bombeando muchas veces al día. Con este equipo el proceso de bombear leche para almacenarla resulta mucho más sencillo.

El sacaleches eléctrico es capaz de bombear mucha más leche sin tener que hacer ningún esfuerzo físico y lo hacen mucho más rápido que el manual, por lo que seguramente siempre tendrás tus reservas de leche materna al máximo.

Al principio, la desventaja principal de estos equipos radicaba en que eran sumamente aparatosos y pesados, así que llevarlos fuera de casa resultaba todo un problema, pero ya eso es cosa del pasado.

Hoy en día los mejores sacaleches eléctricos son casi tan pequeños y ligeros como uno manual, así que no es un problema llevarlos contigo. Tampoco vas a tener otro problema del pasado: buscar un enchufe para conectarlo, porque los modelos nuevos, desde hace unos años funcionan con baterías internas recargables.

A muchas mamás les da miedo utilizarlo pero realmente no hay motivo, una vez que te acostumbras. El proceso de succión de la boquilla está diseñada para ser suave, exactamente imitando la forma en cómo tu bebé recién nacido lo tomaría directamente del seno, así que te resultará bastante natural.

También resulta un alivio poder deshacerse del exceso de producción de leche que causa tanto dolor en los pechos.

Algunos nuevos modelos han avanzado bastante para hacerse más eficientes, por ejemplo los nuevos sacaleches dobles te ayudan a multiplicar tu producción de leche instantáneamente, ya que, como te lo puedes imaginar, tienen dos boquillas para extraer leche de los dos pechos de manera simultánea.

Precio de un sacaleches eléctrico

Siendo completamente honestos, esta parece ser la única desventaja real que tienen hoy en día los sacaleches eléctricos frente a los manuales, ya que equipos que requieren de una mayor inversión, especialmente si compras un modelo de gama alta.

De lo que sí estamos seguros es que tu compra se va a ver recompensada en mucho descanso, tiempo libre y la satisfacción de saber que tu bebé siempre tendrá leche materna disponible en el refri.

A pesar de todo, la alta competencia y el aumento sustancial en la oferta de sacaleches eléctrico, ha logrado que los precios bajen de más de 200 Euros, hasta poder conseguir buenos modelos de marcas reconocidas por precios de menos de 80 Euros.

Botón volver arriba
Cerrar